Remando a los cuartos

Esta mañana, en el Estadio de Lagoa, compitieron los dos remeros argentinos clasificados a Río. Brian Rosso se metió en cuartos de final, mientras que Lucía Palermo competirá en el Repechaje.

Remando a los cuartos
Foto: Cinco Anillos.

Tras la apertura de los Juegos Olímpicos, en una impresionante fiesta en el Maracaná, con una delegación histórica de Argentina (213 ateltas), arrancó la acción. Si bien ya hubo debut albiceleste, en el fútbol masculino el pasado jueves, la competición fuerte dio su puntapié inicial éste sábado. Y quienes abrieron el sábado olímpico fueron los remeros Brian Rosso y Lucía Palermo (junto a la tiradora Fernando Russo). Ambos en la categoría Single Skull (es decir, individual).

El primero en competir fue Rosso, oriundo de Mar del Plata. Esta es su primera participación en JJ.OO., luego de conseguir su boleto en el Preolímpico de Carauma, Chile, en marzo de éste año. En los Juegos Panamerianos Toronto 2015, logró la medalla de bronce, por lo que llegó con pergaminos a su primera cita olímpica. Asimismo, es hermano de Cristian Rosso, remero que compitió junto a Ariel Suárez en Londres 2012 y lograron diploma (en cuarto lugar).

Rosso fue parte de la Tercera Regata masculina, junto a Hannes Obreno (Bélgica), Natan Wegrzycki-Szymczyk (Polonia), Shakhboz Kholmurzaev (Uzbekistán) y Alhussein Ghambour (Libia). Una prueba durísima, ante rivales de jerarquía.

Durante la primera tanda, Rosso llegó a estar segundo, detrás del belga Obreno, en los primeros 500 metros. Cuando remó hasta los 1000, fue superado por el polaco Wegrzycki-Szymczyk; tercero, detrás de pero muy cómodo, en puestos de clasificación.  Al llegar 1.500, seguía en el podio, superando por más de ocho segundos al cuarto, al uzbeco Kholmurzaev, y mantuvo el tercer lugar al llegar a la meta, a los 2.000 metros, pero con un margen menor. Poco importó, porque el marplatense cumplió su objetivo. Su tiempo fue de 7 minutos, 22 segundos y 69 centésimas, a 13,63 segundos del líder. A cuartos, y va por la semi el martes desde las 8.30.

Foto: Google.
Foto: Google.

Luego, llegó la hora de Lucía Palermo. Más experimentada, ya que compitió en Atenas 2004 (17°) y Londres 2012 (21°). Al igual que Rosso, obtuvo su pasaportre olímpico en el Preolímpico de Chile y ganó bronce en los últimos Panamericanos en la capital de Canadá.

A Lucía se le hizo cuesta arriba. Fue parte de la Eliminatoria 2 del Single Skull femenino. Sus rivales fueron Gevvie Stone (Estados Unidos), Dewi Yuliawati (Indonesia), Lina Šaltytė (Lituania), Mahsa Javar (Irán) y Fie Udby Erichsen (Dinamarca).

En el primer tramo, Palermo fue cuarta, a dos segundos de la lituana que venía tercera. Sin embargo, a los 1.000 metros, la argentina llegó al tercer puesto junto a Saltyte, logrando la misma marca, con un tiempo de 10.90. Venía encaminada, pero llegando al tercer tramo, se complicó, se cambió de carril debido al oleaje intenso, y perdió muchísimo terreno. Finalmente, terminó en quinto lugar de seis remeras, con un tiempo de 8:47:01. Competirá en el Repechaje el domingo, desde las 9. 

Foto: Google.
Foto: Google.

El Remo argentino está en una grave crisis, a nivel deportivo e institucional. Tanto Lucía como Brian llegaron a Río sin botes para practicar, perdiendo varios días de entrenamiento y con un serio conflicto con el Enard. Así y todo, dieron todo en cada remada, y Rosso sueña en grande.