Río 2016: el 11vo vino a caballo

El jinete Matías Albarracín, en salto individual, terminó en la octava posición y ganó el primer diploma olímpico en equitación luego de 48 años. A su vez, la delegación argentina sumó su 11vo diploma en estos Juegos.

Río 2016: el 11vo vino a caballo
Foto: Getty Images

Los atletas argentinos siguen acumulando enormes actuaciones en estos Juegos Olímpicos. Esta vez fue el turno de Matías Albarracín, en la prueba de salto individual de equitación. Montando a Cannavaro 9, su equino, el jinete de 36 años acumuló solamente dos puntos de penalización en sus dos recorridos, para finalizar octavo y sumar un nuevo diploma olímpico para la Argentina.

Luego de las eliminaciones de Bruno Passaro (68°), José María Larocca (46°) y Ramiro Quintana (40°), Albarracín era el único jinete argentino clasificado a la final en salto individual. En el Centro Olímpico Ecuestre, el ganador de la medalla de plata en los Panamericanos de Toronto terminó el primer recorrido con apenas un solo punto de penalización, a raíz de no haber terminado el mismo a tiempo. Posicionado 14°, el jinete se subió a su caballo para tener una buena actuación que le permitiera escalar puestos para poder pelear por uno de los cuatro diplomas en juego.

Similar a su primer performance, Albarracín nuevamente sumo un solo punto en los 68 segundos reglamentarios y, gracias a que sus inmediatos rivales acumulaban más penalidades, el argentino logró finalizar en el octavo lugar y obtener el último diploma olímpico.

Así, la delegación argentina obtuvo su 11vo diploma, tras los obtenidos por Patricia Bermúdez (Lucha), Yamil Peralta y Alberto Melián (Boxeo), los hermanos Yago y Klaus Lange (Vela), Emiliano Grillo (Golf), Melisa Gil (Tiro Deportivo), Las Leonas y las selecciones masculinas de voleibol, básquet y rugby seven.

A su vez, Albarracín obtuvo el mejor resultado en este deporte desde el conseguido por Argentino Molinuevo en los Juegos de México 1968 (7°).