La décima liga tendrá que esperar: datos de un nuevo subtítulo de Santa Fe
Foto: @DatosSantaFe

Para Independiente Santa Fe, este año 2020 se cierra con una desazón y un sentimiento profundo de tristeza al no haber terminado de rubricar una campaña que fue digna de enmarcar, pues paradójicamente, y bajo la contradictoria lógica del sistema en el que se juega al fútbol en Colombia, puso a la escuadra capitalina como la mejor de todas si se tuviera en cuenta la sumatoria total de puntos conseguidos en el año calendario (50 en total en la reclasificación), pero que no terminó con el trofeo de campeón bajo el brazo.

Queda una honda herida al no poder terminar de ensamblar una campaña que hasta aquel olvidable partido en la ciudad de Cali era  recorrida con el andamiaje de una maquinaria casi que perfectamente aceitada, y que se encaminaba con paso orondo hacia una meta que era totalmente palpable: la décima estrella en el palmarés, para ser el cuarto equipo en romper la barrera del único dígito en títulos ligueros en Colombia y así demostrar estar de 'tú a tú' con los tres equipos con más títulos a nivel nacional. 

Desde luego, y como aliciente para la innegable decepción que deja la derrota, el 2-3 en el marcador global que dejó al Expreso como el subcampeón de la primera edición de la Liga BetPlay, no desconoce el más que meritorio trasegar del equipo y la buena imagen dejada a toda la opinión pública del país, y tampoco ignora la ratificación del enorme trabajo realizado por Harold Rivera y su grupo de trabajo, conformando una plantilla laboriosa y que con sus virtudes y limitantes siguió dejando al primer club de la capital como uno de los mejores exponentes del balompié nacional.

No en vano, este año deja la mejor cosecha de puntos de todos los 20 equipos de la Liga, la mejor que el equipo haya conseguido en un torneo liguero, y un cupo a la Copa Conmebol Libertadores 2021 en su fase de grupos luego de tres años de su última presencia allí. Pero ya es hora de dejar los análisis y conclusiones de lo que dejó la final del pasado domingo; ahora, es momento de repasar los datos más importantes que dejó el encuentro final de 2020.

Los datos más relevantes de la final y del subtítulo

1. Era la octava final en condición de ida y vuelta que jugaba Santa Fe, pues además de las ya conocidas siete oportunidades en las que el equipo era protagonista del encuentro definitivo (2012-I, 2013-I, 2014-II, 2016-II, 2017-II, y 2020), hubo una primera vez en el año 1971 en la que se disputó un torneo con una modalidad similar a la que conocemos hoy en día.

En aquella ocasión se jugaron dos fases en la que los dos primeros de cada semestre disputaron un cuadrangular final. Atlético Nacional, Deportivo Cali, Millonarios Santa Fe fueron los dos primeros de cada semestre respectivamente y jugaron seis partidos entre ellos, en los que el elenco antioqueño y el primer campeón se debatieron en el encuentro final. Después de dos finales a ida y vuelta en las que el marcador quedó 0-0, un tercer y último encuentro en Cali le dio en definitiva la victoria y el quinto título de su historia a Santa Fe por un marcador de 3-2. 

2. En la final de ida, Santa Fe ajustó su peor derrota desde que está bajo las órdenes de Harold Rivera. Antes de la abultada derrota por 3-0 en la ciudad de Cali que terminó por costar el título, era la primera vez que el equipo perdía por una diferencia de tres goles en un partido, y la segunda en la que encajaba esa cantidad, luego de su derrota en Palmira por 3-2 ante el Deportivo Cali también en la recién terminada edición de la Liga. 

3. Tras la caída en Cali, esta fue la cuarta vez que Santa Fe perdió una serie de ida y vuelta en el partido de ida por tres o más goles de diferencia. La primera vez sucedió en Copa Colombia en 1952 ante Deportivo Cali (6-2); luego, en Copa Libertadores de 2006, cayó 3-0 en la ida de los Octavos de Final ante Chivas de Guadalajara; y la más reciente, fue en la Copa Colombia 2019 ante Atlético Nacional, también por 3-0. 

Como si se tratara de una tendencia o un aviso de lo que vendría, esta cuarta serie en la que se registró una derrota por tres goles o más en una serie, ahora ante América de Cali en la ida de la final de la Liga BetPlay (3-0), como las tres anteriores, tampoco se pudo revertir.

4. Para tratar de impregnar de fe y optimismo los ánimos de los hinchas cardenales se trató de recapitular las últimas victorias de Santa Fe por tres o más goles de diferencia tanto en condición de local, como victorias ante el rival de la final en general. En el coloso de la 57, Santa Fe supo ganar seis veces por tres goles o más en los últimos dos años, cuatro de ellas por 3-0, y una de ellas ante América de Cali. 

En marzo de 2018 Santa Fe se impuso ante América por 3-0. Imagen: Independiente Santa Fe
En marzo de 2018 Santa Fe se impuso ante América por 3-0. Imagen: Independiente Santa Fe

Ante ese mismo rival, solamente se registraron dos victorias en lo que va de esta década. La primera de ellas el 2 de julio del año 2000 (4-1), y la más reciente, el 21 de agosto de 2018 (3-0), precisamente con el marcador que se necesitaba para por lo menos forzar a la instancia de cobros desde el punto penal. 

5. Desafortunadamente fue una victoria pírrica, pero el 2-0 en condición de local en el partido definitivo significó el partido oficial 3.575, de los cuales 3.261 (91,22%) han sido por Liga. Esta fue la octava final por torneo local. 

6. Como no sucedía hace casi medio siglo (49 años)Santa Fe no disputaba un partido oficial en la última semana de un año calendario. La última vez que esto había sucedido, fue en el partido que lo instaló en la final del torneo de aquel año; en esta ocasión, se impuso 1-0 a Millonarios en el cuadrangular final que lo puso a pelear su quinta estrella ante Nacional. 

7. Durante el partido de vuelta, hubo un momento esperanzador que llenó de ilusión a todo Santa Fe, y es que desde que se anotó el primer gol faltando cinco minutos para el cierre del primer tiempo, se comenzaba a visualizar un posible regreso a la pelea. Y es que hubo un hecho anecdótico con la acrobática anotación de Jeisson Palacios que decretaba el 1-0 parcial: en las tres finales por torneos cortos en las que Santa Fe se coronó campeón, un defensor central anotó. 

En 2012, Julián Quiñones marcó el empate 1-1 ante Deportivo Pasto en la final de ida; por su parte, Francisco Meza anotaba el primer gol de la serie en la que el león se impuso ante Independiente Medellín en 2014; Héctor Urrego marcaba de cabeza el gol que le dió el título liguero más reciente al equipo en 2016. Sin embargo, el gol anotado por Palacios el domingo anterior no iba a ser buen presagio en esta oportunidad. 

8. La victoria 2-0 no fue suficiente, y con esto, Santa Fe llegó a seis subtítulos en toda su historia. Cuatro de estos subtítulos arrivaron en los últimos siete años, y es el primero de ellos que se debe afrontar en un año par (1963, 1979, 2005, 2013, 2017). 

9. Y aunque lo más importante era conseguir una victoria que significara un título más, esto no impide que Santa Fe siga aumentando su registro de invicto como local. La victoria por 2-0 ante América, hace que los cardenales ajusten 23 partidos sin perder como local jugando por el rentado nacional. Aún le restaría jugar casi que un torneo más para que pueda alcanzar la suma de 30 partidos invicto como local, que es el registro más alto en este ítem y que se consiguió en 1998; esto, entendiendo que habría un mínimo de nueve partidos que Santa Fe jugaría en Bogotá en el primer semestre de 2021.

10. Mención especial para la barra popular de Santa Fe. En una enésima muestra de apoyo incondicional y de compañía en los momentos difíciles, y además, con motivo de engalanar de la mejor forma una final y como solo este grupo lo sabe hacer, La Guardia Albirroja Sur convocó mediante la plataforma virtual de donaciones Vaki, una 'donatón' en la que la meta era recaudar 15 millones de pesos para reunir material necesario y así decorar tres cuartas partes del estadio 'El Campín', recibir al equipo, y demostrar que pese a la caída en el primer partido de la final, la presencia de su hinchada no iba a claudicar. 

Con toda clase de trapos, mosaicos, y mensajes de aliento, la hinchada y la barra lograron demostrarle al equipo que nunca estuvo, está ni estará solo, ni en sus peores momentos. Todo esto lo resumió a la perfección un profundo mensaje que decía: "te vi caer muchas veces...te vi luchar muchas más. 

El resultado: una recaudación que superó la meta estipulada de 15 millones de pesos, y unas imágenes que quedarán para la posteridad, para sentenciar que si bien muchas hinchadas reciben de forma espectacular a sus equipos, la de Santa Fe tiene algo especial por sobre todas, y es permanecer al lado del equipo y hacer un recibimiento de tal factura, aún cuando con un 3-0 en contra, muchas otras hubiesen hecho algo más mesurado, o como el caso del equipo campeón, donde solo se presenciaron las vallas de las marcas patrocinadoras en su partido final. Con esto queda claro que Santa Fe puede enorgullecerse por tener una hinchada única en Colombia.

Y además de esto, destacar el acompañamiento constante y masivo en caravanas que escoltaban por kilómetros el recorrido del equipo desde el hotel de concentración hasta el estadio, y la presencia en el mismo escenario con toda clase de ornamentos para retratar con fe mesiánica el amor incondicional.

La barra popular de Santa Fe lideró una campaña de donación que sobrepasó los 15 millones de pesos. Imagen: @lgars_oficial.
La barra popular de Santa Fe lideró una campaña de donación que sobrepasó los 15 millones de pesos. Imagen: @lgars_oficial.

Así las cosas, se cierra el telón de un 2020 cargado de todas las emociones posibles, y que como nunca antes, las generadas por el fútbol tuvieron que represarse en los corazones de millones de hinchas en todo el país por cuenta de un enemigo tan pequeño pero tan poderoso que lo detuvo todo en el mundo.

Seis meses sin poder ver un balón rodar fue lo que el público futbolero de Colombia tuvo que soportar con esperanza para saber que en definitiva este año no iba a terminar sin poder disfrutar de uno de los pocos escaparates que existen ante las complejidades de un mundo que si en la cotidianidad lo necesita para poder superar por 90 minutos la realidad, esta vez sí que se hacía imperioso poder tenerlo de vuelta.

Al final se pudo salir adelante, y aunque solo uno puede gritar campeón, y no fue Santa Fe, este fue un año muy especial para la hinchada cardenal, pues una vez más dejó ver de qué está hecha, y que no cabe la menor duda de que es la más fiel, leal, devota y  del país. Y en cuanto al equipo, lo espera afirmar el gran trabajo del profesor Rivera, mejorar y potenciar su proyecto, armar un equipo más competitivo para estar a la altura de los mejores del continente en el torneo internacional, y pelear nuevamente por el décimo título liguero, la nueva deuda pendiente. 

¡Gracias Independiente Santa Fe!, y un demandante 2021 nos espera. 

Datos provistos por: @DatosSantaFe

VAVEL Logo