Serial Finales NBA: 2007, demasiado Spurs para LeBron

Las Finales de la NBA de 2007 serán recordadas como las primeras que disputó un jugador que pasará a la historia como es LeBron James. Eran los segundos Playoffs de la carrera del alero de Ohio y los Cavaliers fueron capaces de alcanzar las finales. Pero ese fue su techo, ya que la veteranía y experiencia de los Spurs, fueron demasiado para James y sus compañeros.

Los Spurs, por su parte, alcanzaban la cuarta final de su historia. Habían ganado las tres anteriores, pero ahora el rival tenía a una joven superestrella que había llevado a su equipo a metas que parecían inalcanzables para esos Cavaliers. La pareja Duncan - Popovich, sinónimo de éxito, repetía la fórmula del triunfo por la vía rápida, con un incontestable 4 - 0 que llevaba a Texas el cuarto título de campeón. Parker se convertía en el primer europeo en ganar el MVP de unas finales que habían registrado los peores datos de audiencia de la historia.

Foto: usatoday.com

Primera final para LeBron y los Cavs

Los Cavaliers llegaban a las finales tras unos Playoffs en los que se habían superado todas las expectativas creadas en temporada regular. Los de Mike Brown habían registrado un récord de 50 victorias y 32 derrotas, lo que les permitía hacerse con el segundo puesto en el Este. Sin embargo, lejos quedaban unos Pistons que parecían intratables y que iban camino de su tercera final en cuatro años. El récord de los Cavaliers también distaba mucho de los mejores récords del Oeste; con los 50 triunfos, los de Ohio solo hubiesen sido sextos en la otra conferencia.

Tras caer en la temporada anterior por 4 - 3 en la semifinal del Este ante los propios Pistons, el equipo afrontaba una nueva campaña sin refuerzos para rodear a LeBron. El equipos se plantaba en los Playoffs contra los Wizards en primera ronda como ya sucediera en 2006. Sin embargo, el equipo capitalino llegaba sin los lesionados Arenas y Butler, por lo que los Cavaliers les superaron 4 - 0.

Foto: bleacherreport.com

En semifinales, esperaban unos Nets que habían eliminado a los Raptors de Calderón y Bosh. Pese a que Kidd promedió triple doble, los Cavs pasaban a una Final del Este por primera vez desde 1992 al eliminar a los de New Jersey por un global de 4 - 2.

Estaban en una Final de Conferencia, donde iban a verse las caras otra vez contra los Pistons. Los de Detroit abrieron la serie 2 - 0 en el Palace, pero los Cavaliers igualaron la Final con dos triunfos seguidos en casa. Llegó un quinto partido que sería decisivo y pasaría a la historia del baloncesto. Los de Cleveland ganaban tras dos prorrogas, en las que LeBron se iba hasta los 48 puntos tras anotar los 25 últimos tantos de su equipo. El Quicken Loans sentenció a los Pistons en el sexto partido, y los Cavaliers se plantaban en la final.

Duncan y Spurs, persiguiendo el cuarto anillo

Los Spurs afrontaban la temporada 2006 - 2007 con ganas de volver a ser un grande. El equipo no había rendido a su nivel esperado en la temporada anterior, ya que los Mavericks les superaron en las Semifinales del Oeste pese a haber terminado con el mejor récord en temporada regular. La nueva temporada tampoco fue según lo esperado, y los de Popovich se plantaban en Playoffs con el tercer mejor récord tras Mavericks y Suns.

Los Nuggets de Iverson y Carmelo eran el rival en primera ronda. Pese a perder el primer partido, los de Popovich, con un gran acierto de Finley y Horry desde el triple, ganaban los cuatro siguientes y eliminaban a los de Denver. En semifinales se las verían con los Suns de Nash, Stoudemire y D’Antoni. Con los Mavericks eliminados, parecía claro que esta semifinal era una final anticipada y que de ahí saldría el campeón del Oeste.

bleacherreport.com

La serie entre los de Phoenix y los tejanos pasaría a la historia como una de las más duras y polémicas. En el primer encuentro, disputado en Arizona, los Spurs se hacían con el primer punto en un partido en el que Steve Nash no pudo disputar el último minuto al sangrar por la nariz tras un choque con Parker. La serie avanzó y llegó con 2 - 2 al quinto. En el cuarto partido, una flagrante de Horry a Nash provocaba que los jugadores suplentes saltaran a la pista. Ello acarreó sanciones de un partido para Stoudemire y Diaw. Los Suns jugaban el quinto sin estos dos jugadores y acababan perdiendo. Los Spurs, volvían con el 3 - 2 a casa, donde terminaban sentenciando la eliminatoria.


En la final del Este, los Jazz de Deron Williams y Boozer no eran rival y los de Popovich se plantaban en la cuarta final de su historia.

Los Spurs arrollan a los Cavs

La final comenzaba un 7 de junio de 2007 en el AT&T de San Antonio. Los Spurs le daban la bienvenida a LeBron en una final con una asfixiante defensa de Bruce Bowen. Los Spurs lograban una ventaja de 18 puntos en el tercer cuarto que era definitiva. El “rey” se quedaba con 14 puntos después de haber tardado dos cuartos y medio en anotar su primera canasta en juego. Parker presentaba su candidatura al MVP al acabar con 27 puntos y 7 asistencias, y los de Popovich se adelantaban 1 - 0 tras el 85 - 76 en el marcador.

LeBron despertó en el segundo con 25 puntos, 6 asistencias y 7 rebotes, pero el “Big Three” de los Spurs se fue a 78 puntos. Los Spurs habían vuelto a dar una lección de baloncesto a los Cavaliers, tomando una ventaja de hasta 29 puntos, maquillada en el último cuarto. Los locales ganaban 103 - 92 y la serie viajaba 2 - 0 a Cleveland.

El tercero fue el mejor partido de la serie para los Cavaliers. LeBron lideró y los secundarios le acompañaron. En el segundo partido de menor anotación de la historia de unas Finales, los Spurs tiraron de veteranía y colocaron el 0 - 3 gracias a la aparición de actores secundarios como Bowen y Brent Barry desde el triple.

La eliminatoria estaba sentenciada y en el cuarto, los Spurs certificaron su título. En el partido más igualado, los de San Antonio ganaban por 82 - 83 y se hacían con el anillo de campeón. LeBron acababa el encuentro con otra exhibición de 24 puntos, 10 asistencias y 6 rebotes, insuficiente ante el juego colectivo tejano. Ginóbili, Duncan y Parker volvían a demostrar al mundo que el baloncesto es un deporte de equipo y le daban a los Spurs el cuarto título en su historia. El francés, con 24,5 puntos por partido y 57% de acierto, se hacía con el premio de MVP de las finales.

cbs

Decepción para James

LeBron, con 22 años, degustaba el sabor amargo de la derrota. Los Spurs le hicieron humano con una defensa ante la que no ofreció respuesta. Acabó con buenas cifras anotadoras, pero abusó del lanzamiento exterior tan poco trabajado por aquel entonces.

El alero de Ohio disputaría otras tres temporadas con sus Cavaliers. Pese a los refuerzos, algunos insuficientes e ineficaces, los de Mike Brown fracasarían en su intento de hacerse con el título. En las siguientes participaciones en Playoffs, los Cavaliers serían incapaces de alcanzar otra final. LeBron se iba a los Heat en 2010 y daba por terminada su relación con la franquicia de Ohio.

Los Spurs ganaban su cuarto título en vísperas de varios años de sequía. Hasta la final de este 2013, varios serían los intentos frustrados de llegar a otras finales. Lakers, Grizzlies y Thunder serían algunos de los verdugos de los tejanos antes de una nueva final. Un largo proceso de reconstrucción que pasaba por rodear a Duncan, Parker y Ginóbili de gente joven y preparada como son los Leonard, Green o Splitter y que culmina con con estas dos Finales de 2013 y 2014 contra los Heat y otra vez contra LeBron.

VAVEL Logo