El binomio Wiggins-Towns marca la diferencia contra los Raptors
Andrew Wiggins ha sido el máximo anotador del partido con 31 puntos | Foto: Zimbio

Una temporada regular de 82 partidos es tan larga y compleja, que independientemente de tu posición en la tabla, los altibajos y las rachas tanto positivas como negativas acabarán llegando. Ya seas el cuarto del Este como los Toronto Raptors o el decimotercero del Oeste como los Minnesota Timberwolves, es prácticamente imposible librarse de las rachas durante toda una temporada. Los Raptors, están sumidos en un profundo bache desde la vuelta de Jared Sullinger al equipo sin ser este la principal causa de ello. Han pasado de pelearle el liderato del Este a los Cleveland Cavaliers, a vagar por la cuarta plaza de la conferencia y con el temor a seguir bajando. Los Timberwolves en cambio han terminado el mes de enero con un balance positivo de victorias y se han acercado a Playoffs como nunca antes esta temporada. Sin embargo, el inicio de febrero ha sido especialmente duro, comenzando con cuatro derrotas consecutivas y la lesión de Zach Lavine para lo que resta de temporada. Pese a que sus respectivos objetivos son distintos, ambos equipos pasan a día de hoy por un momento complicado y cualquier victoria puede suponer un punto de inflexión para retomar el buen rumbo. 

Claves del partido

Fuera del ámbito estadístico, el equipo dirigido por Tom Thibodeau no le ha perdido nunca la cara al partido. Pese a llegar a ir diez puntos abajo al descanso, los de Minneapolis no se han venido abajo como muchas veces esta temporada sino que han transmitido un lenguaje corporal tremendamente enérgico y positivo que ha indicado su fuerte deseo por ganar el partido. Hay que remarcar esto puesto que no está siendo una temporada fácil para los Timberwolves y son victorias como la de hoy, las que harán de un equipo tan joven y talentoso mejorar hasta encontrar su techo.

Minnesota no se ha dejado ir y ha dado la cara todo el partido

Analizando el partido desde el punto de vista de la estadística, la igualdad se establece como tónica dominante. Si bien los Raptors han tenido un porcentaje superior de acierto en el tiro (53'2%) y en el triple (39'3%), han tenido un flojo rendimiento desde la línea de tiros libres (14 anotados de 20 intentados). Los locales, no han estado muy lejos de las cifras de acierto en el tiro de los canadienses (48'8% en tiros y 36'8% en triples). En los tiros libres eso sí, han anotado 27 de sus 30 intentos, un 90% de acierto que a la postre ha resultado decisivo. La otra batalla que ganaron los Raptors ha sido la del rebote y la pintura. Han superado por 45 a 42 a los Timberwolves a la hora de capturar rebotes y por 48 a 40 en puntos anotados en la pintura. En cambio, Minnesota ha sido mejor en asistencias (22 a 19), en robos (8 a 6) y evitando pérdidas de balón (8 a 13). 

Nombres propios

Uno siempre encuentra una motivación especial cuando se enfrenta al equipo del lugar donde proviene. Algo así le ha sucedido hoy a un Andrew Wiggins que ha estado muy inspirado. Si por algo destaca Wiggins es por ser un buen anotador, cosa que reflejan sus 31 puntos con un 11 de 19 en tiros. Además, su hoja estadística refleja un partido completo en el que ha ayudado con cinco rebotes, seis asistencias y dos robos. El canadiense, no se ha visto sólo y como de costumbre ha encontrado su mejor socio en el dominicano Karl-Anthony Towns, que ha vuelto a ser amo y señor de la pintura. Sus 29 puntos con un 13 de 13 en tiros libres, unidos a sus 14 rebotes (6 ofensivos), le han convertido en uno de los hombres más destacados del partido. Ricky Rubio, en su versión habitual, mal en el tiro ( 5 puntos con dos aciertos en siete tiros intentados) y genial en el pase (7 asistencias). En el banquillo de los locales también ha habido varios jugadores destacados.

Andrew Wiggins, especialmente motivado, ha hecho un partido completísimo

Shabazz Muhammad, ha igualado con 22 puntos su mejor anotación de la temporada. El ex de UCLA está mostrando grandes progresos con el avance de la temporada y cada vez tiene más peso saliendo desde el banquillo. Lance Stephenson, ha realizado un sólido debut con los Timberwolves en el que ha aportado 6 puntos y 4 rebotes en 20 minutos. Por último, Tyus Jones, ha sido decisivo al final del partido con un triple que ha resultado casi decisivo en la victoria local. Además, parece que comienza a establecerse en la rotación, ya que Kris Dunn, habitual base suplente, no ha jugado por decisión técnica.

En los Raptors, actuaciones muy diferentes de su dúo de All-Stars. DeMar DeRozan ha sido el mejor del equipo canadiense en su segundo partido después de volver de la lesión que sufrió el 24 de enero. Con casi un 50% de acierto en el tiro (12 de 25), el escolta californiano, ha conseguido 30 puntos a los que ha añadido cuatro rebotes y dos asistencias. Si los Raptors quieren volver a su mejor versión, es importante que el mejor DeRozan mantenga este nivel. El otro All-Star de los canadienses, Kyle Lowry, ha jugado por debajo del nivel que nos tiene acostumbrados. Sus 20 puntos y 5 asistencias contrastan con su 6 de 19 en tiros y un paupérrimo 4 de 13 en triples. Precisamente en el triple es donde ha brillado DeMarre Carroll que ha conseguido un acierto del 100% en los cinco triples que ha intentado.

DeMar DeRozan es vital para que los Raptors vuelvan a su mejor nivel

El mejor porcentaje en triples de su carrera es de un 39'5%, así que si consigue acercarse a estos números (promedia 35'4%), los Raptors ganarán otra potente arma para su ataque. Jonas Valanciunas también ha estado impoluto en el acierto en el tiro (7 de 7) y ha sido el único de los titulares que ha conseguido un +/- positivo en pista. En el banquillo, vale la pena destacar la siempre inteligente dirección del equipo de Cory Joseph y los once puntos de Terrence Ross

Próximas citas

Minnesota podría intentar ganar su segundo partido consecutivo en casa el sábado a las dos de la madrugada hora española frente a los New Orleans Pelicans. Sin lugar a dudas, es un duelo decisivo en el intento por acercarse a la octava plaza del Oeste que da acceso a Playoffs. Los Raptors por su parte, regresan a Canadá para disputar un partido contra los Detroit Pistons a las 12 hora española con el deseo de volver a ser el equipo que eran a comienzos de temporada. 

VAVEL Logo