Guía VAVEL NBA 2017/18: Cleveland Cavaliers, la nueva corte del 'Rey'
Los Cavaliers están listos para otro asalto al título. | Fotografía: Montaje de Álvaro García

Tres finales y un anillo en tres años es el bagaje de los Cavaliers. Una increíble racha que comenzó con la vuelta de LeBron a Cleveland pero que, de alguna forma, sabe a poco.

Tras proclamarse campeones y derrotar el equipo con mejor balance en liga regular de la historia en 2016, los Cavs afrontaban la temporada pasada con ilusión pero sabedores de lo difícil que iba a ser el reto al que se enfrentarían. Ahora, con Durant en los Warriors, los de Ohio debían enfrentarse a un equipo aún más temible. Equipo contra el que perecieron en la reedición de las dos anteriores finales.

Tras la derrota en cinco partidos, no quedó duda de que los Cavaliers necesitaban un cambio para recuperar la corona que el Rey acababa de perder. Sin embargo, nada parecía indicar que el equipo que un año atrás había asombrado al mundo se encontraba ante uno de los veranos más complicados e intensos de su historia.

Reconstrucción en las alturas

Por tercer año consecutivo, Cleveland y Golden State se veían las caras en las Finales. Pero algo no parecía igual. Tras una final en 2015 donde los Cavs estuvieron plagados de lesiones pero se defendieron y el legendario duelo de 2016 que llevó a los de Ohio a la gloria, algo había cambiado.

Los Warriors se habían convertido, con la llegada de Kevin Durant, en un Big Four prácticamente intratable. La cantidad de opciones de las que disponían los de la Bahía, además de su incalculable talento, hacía de ellos un equipo inexpugnable en defensa y arrollador en ataque.

Cleveland luchó, sí, pero cayó en el quinto partido de una serie en la que pareció no tener ninguna opción desde el principio. Faltos de ideas, de soluciones, los Cavaliers no tuvieron respuesta alguna a unos Warriors que dieron la mayor imagen de superioridad de los últimos años.

Los Cavaliers chocaron contra un muro en las Finales de 2017. | Fotografía: USA Today Sports / Kyle Terada
Los Cavaliers chocaron contra un muro en las Finales de 2017. | Fotografía: USA Today Sports / Kyle Terada

Tras unas Finales tan desequilibradas, estaba claro que Cleveland debía hacer algo. ¿Pero qué? Por un lado, seguían siendo el mejor equipo del Este sin duda alguna pero, por otro, los Warriors no iban a irse a ninguna parte. Ellos eran su principal problema.

Tratos con el diablo

Los rumores empezaron a surgir. LeBron podía marcharse el siguiente año a, posiblemente, Los Angeles y formar un equipo de ensueño con Dwyane Wade, Chris Paul y Carmelo Anthony. El ansiado Banana Boat Team.

Pero los problemas de Cleveland no acababan ahí, ni mucho menos. Aunque parece ser que, desde la franquicia ya eran sabedores de los problemas, Kyrie Irving sorprendió al mundo pidiendo el traspaso. El héroe de 2016, el que anotó the shot por encima de Stephen Curry, el Robin del Batman LeBron, quería abandonar el barco.

Los Cavaliers debían actuar, y debían hacerlo rápido. Y es que, cuanto más tiempo pasase, más iba a disminuir el valor de Irving en el mercado. Ya es difícil para los equipos gestionar la salida de un jugador cuando este ha dicho que quiere marcharse, pero aún lo es más si es una de tus estrellas.

Es cierto que Cleveland tenía atado a Kyrie dos años más y tampoco debían precipitarse, pero un aspirante al anillo no puede arriesgarse a tener a un jugador descontento. Y eso es lo que hicieron. Esperaron y buscaron el momento adecuado, el trueque más favorable y el interlocutor correcto. Así, encontraron, en su enemigo, su mejor compañero.

Los Celtics llevaban años en una suave reconstrucción orquestada por la mente de Danny Ainge y puesta a prueba en el parqué por Brad Stevens. Estaban, ahora sí, más cerca que nunca de unos Cavs contra los que habían caído en las Finales de Conferencia.

Tras la adquisición de Gordon Hayward, Boston comenzaba a dar miedo. Pero no tenían suficiente, no. Era hora de darlo todo y luchar por el presente. Debían encontrar una superestrella que los elevase. ¿Y quién mejor que Kyrie Irving? ¿Quién mejor que el base de sus mayores rivales?

Isaiah Thomas comienza una nueva aventura e Cleveland. | Fotografía: Ken Blaze / USA Today Sports
Isaiah Thomas comienza una nueva aventura e Cleveland. | Fotografía: Ken Blaze / USA Today Sports

Los Cavaliers vieron una oportunidad, una oportunidad de aprovecharse de las prisas de los Celtics, cansados de esperar. Si tenían que hacer un trato con el diablo, ahora era el mejor momento. Con una liga llena de monstruos, hay que aprender a vivir entre ellos.

Así, Cleveland Cavaliers dejó que Kyrie Irving se marchase, pero no a cualquier precio. A cambio, recibieron a Isaiah Thomas, uno de los mejores jugadores de la pasada campaña y un luchador con un corazón imposible de medir, Jae Crowder, un gran defensor, y Ante Zizic, un joven pívot con mucha proyección. Pero esto no fue todo. Además, se hicieron con la elección de primera ronda de los Nets en 2018 y una segunda ronda de 2020.

Opciones de futuro

Está claro que los Cavaliers salvaron la caída. Perdieron a su segundo mejor jugador, sí, al hombre que se había alzado como un héroe hacía poco más de un año. Pero ese ya no era su héroe. Robin ya no quería estar con Batman. Cleveland supo reaccionar y, al igual que Bruce Wayne hizo en los cómics, encontraron una nueva mano derecha para LeBron.

Pese a los problemas que arrastra Isaiah Thomas en su cadera, es un jugador capaz de revolucionar el juego de los Cavaliers y darles una nueva dimensión Pero no solo él llegó a Cleveland, no. Con él llegaron piezas tan importantes como Crowder, capaz de ser un ancla en defensa y un verdadero problema para los rivales.

Buenos jugadores, sí. Pero mejores piezas son aquellas que aún están por materializarse. Y es que la elección de 2018 de los Nets tiene, hoy por hoy, un valor incalculable para los Cavs. Ya sea para reconstruir si LeBron se marchase, por si no pudiesen retener a Thomas, o para convencer a ambos de que el proyecto está lejos de caducar.

Viejos conocidos

Más allá de realizar uno de los traspasos del verano, Cleveland no se estuvo quieto durante la agencia libre. Desde principios de julio, más de un mes antes de llegar a un acuerdo con los Celtics, los Cavs ya empezaron a moverse.

El primer movimiento fue la adquisición de José Manuel Calderón quien, además de veteranía, puede aportar un gran tiro desde el banquillo. Llegaron, más adelante, Jeff Green, jugador muy polivalente y una gran pieza, así como Cedi Osman, alero joven y con mucha proyección, que ya ha demostrado en el Eurobasket ser un verdadero líder.

Pero no habían hecho más que empezar. Tras estar mareando la perdiz durante gran parte del verano y pidiendo un contrato mucho mayor, Derrick Rose aterrizaba en Cleveland. Una maniobra magistral por parte de Koby Altman, que había aceptado ser el nuevo General Manager de los Cavs dos días antes y que conseguía a un base más que válido por el mínimo.

LeBron y Wade se reunen para volver a intentarlo. | Fotografía: David Liam Kyle / NBAE via Getty Images
LeBron y Wade se reunen para volver a intentarlo. | Fotografía: David Liam Kyle / NBAE via Getty Images

Estuvieron un mes parados, pensando en qué hacer con Kyrie, hasta que lo dejaron ir. Pero aún no habían terminado. Aún tuvieron la perspicacia de reclutar a uno de los más deseados del verano. Dwyane Wade llegó a un acuerdo para rescindir su contrato con los Bulls y comenzó la pelea. Una pelea que ganaron los Cavs y con la que consiguieron reunir a dos miembros de una de las mejores dinastías de los últimos años.

LeBron y Wade volvían a reunirse, tras ganar dos anillos en los Heat, para intentar conseguirlo de nuevo. Conseguir, tras tres años separados, volver a asombrar al mundo. Una pareja que se ha hecho mayor separada pero que sigue ilusionando y sacando una sonrisa a cualquiera que los disfrutase en su momento.

Los Cavs han conseguido sobrevivir al verano e imponerse a todos los problemas que los han rodeado tanto deportiva como institucionalmente. Se han rehecho y se han reinventado a una velocidad de crucero. Han conseguido, una vez más, mantener el barco a flote. Y, tal vez, no solo han hecho eso.

La consistencia del equipo, la mayor potencia de la segunda unidad, la cantidad de piezas y opciones de las que disponen… Ahora son más equipo. Tienen más armas con las que atacar y con las que amedrentar a cualquier rival. Y, por qué no, a los Warriors.

Entrenador

Tyronn Lue (3 de mayo de 1977, Mexico, Misouri) se puso a cargo el equipo en enero de 2016, después de que los Cavaliers decidiesen prescindir de David Blatt en medio de la temporada regular. Nada mal le fue al novato entrenador, que se hizo con el anillo en su primer año. Y de qué manera lo consiguió…

En una segunda temporada en la que pudo conocer mejor a sus jugadores y en la que acabó pereciendo en las Finales frente a los Warriors, Lue ha mostrado más su estilo. Un estilo que ya pudo vislumbrarse en la primera campaña pero que ha acabado consolidándose.

Lue es un entrenador muy cercano con sus jugadores, una de esas personas que sabe realmente llevar el grupo y cuando otorgar o arrebatar responsabilidades. Tiene una gestión impecable de la plantilla y sabe cuándo y a quién dar los mandos. Lo que puede parecer una cualidad secundaria para un entrenador, ha sido básico para su éxito y crecimiento en la liga.

Sin embargo, en el tiempo que lleva entrenando ha mostrado, tal vez, una falta de alternativas a la hora de reaccionar frente a las adversidades. Lue es un entrenador con las ideas muy claras, tal vez demasiado. Con un sistema de juego bien implantado y bien trabajado, ha conseguido llevar al equipo hasta la cima, pero eso no es suficiente.

En las pasadas Finales, se le vio algo falto de alternativas, de la misma forma que le costó generar superioridades o atacar los mínimos puntos débiles de los Warriors. Como uno de los mejores equipos de la historia, Golden State tiene pocas fisuras, pero Cleveland tenía herramientas de atacarlas mejor de lo que lo hicieron.

Ahora, con muchas más piezas a su disposición y jugadores que aportan cosas muy diferentes, Tyronn Lue debe dar un paso adelante y conseguir que sus jugadores encajen de la mejor manera posible. Su gestión de la rotación será vital en una plantilla algo mayor pero que rezuma talento.

Jugador estrella

Sin sorpresas. LeBron James seguirá siendo el gran líder del equipo. Otro año más, James se dispone a arrasar  en una liga que sigue a sus pies. Tras llegar a sus séptimas Finales consecutivas, la estrella de los Cavaliers tiene un objetivo claro. Si algo desea James esta temporada es poder recuperar el anillo de unos Warriors que parecieron imbatibles hace apenas tres meses.

King James vuelve para afrontar una decimoquinta temporada tan complicada como ilusionante. Después de firmar los mejores números de su carrera en rebotes y asistencias la pasada campaña, LeBron quiere volver a demostrar que no tiene ninguna intención de poner el freno. Si alguien pensaba que James se iba a marchar a algún lado, ya puede darse por vencido.

Tras la marcha de Kyrie Irving y la incorporación de tantas nuevas piezas, puede que su rol cambie un poco. La movilidad que puede generarse sin Kyrie en pista puede favorecer mucho a un LeBron que sigue siendo uno de los mejores generadores de juego de la liga.

LeBron no dejará de luchar por el anillo. | Fotografía: Getty Images
LeBron no dejará de luchar por el anillo. | Fotografía: Getty Images

Su visión de pase, al igual que su conexión con Wade y el renovado rol de Kevin Love serán claves para unos Cavaliers que vuelven a aspirar a todo. Su polivalencia tanto en ataque como en defensa ayudarán a que todas las piezas encajen y puedan mostrar más opciones contra, toca asumirlo, los Warriors.

Plantilla

Altas y bajas

Altas: José Manuel Calderón, Jae Crowder, Jeff Green, John Holland, Cedi Osman, Kendrick Perkins, Derrick Rose, Isaiah Thomas, Dwyane Wade, Ante Zizic.

Bajas: Kyrie Irving, Dahntay Jones, James Jones, Deron Williams, Derrick Williams.

Siguen: Channing Frye, LeBron James, , RIchard Jefferson, Kyle Korver, Kevin Love, Iman Shumpert, J.R. Smith, Tristan Thompson, Kay Felder (no garantizado), Walter Tavares (no garantizado).

Jugadores en plantilla

Dorsal Jugador Posición Años de experiencia Universidad
81 José Manuel Calderón Base 12  
99 Jae Crowder Alero 5 Marquette
20 Kay Felder Base 1  
8 Channing Frye Ala-pívot 11 Arizona
32 Jeff Green Alero 9 Georgetown
10 John Holland Escolta 1 Boston University
23 LeBron James Alero 14  
24 Richard Jefferson Alero 16 Arizona
26 Kyle Korver Escolta 14 Creighton
0 Kevin Love Ala-pívot 9 UCLA
16 Cedi Osman Alero Rookie  
21 Kendrick Perkins Pívot 13  
1 Derrick Rose Base 8 Memphis
4 Iman Shumpert Escolta 6 Georgia Tech
5 J.R. Smith Escolta 13  
40 Walter Edy Tavares Pívot 2  
3 Isaiah Thomas Base 6 Washington
13 Tristan Thompson Pívot 6 Texas
9 Dwyane Wade Escolta 14 Marquette
41 Ante Zizic Ala-pívot Rookie  

* plantilla a falta de descartes

Posible quinteto

Se ha hablado mucho en las últimas semanas sobre la posibilidad de un cambio drástico en el quinteto de los Cavaliers. Más allá del obligado cambio en la posición de base, parece ser que Tyronn Lue tiene cosas muy interesantes preparadas.

La supuesta incursión de Kevin Love en la posición de pívot titular implica que, el ahora segunda espada pueda disfrutar de más tiempo en la pintura y no esté forzado a vivir fuera de ella. Con la libertad de salir y entrar en la zona cuando más le convenga, Love recuperará el protagonismo perdido en las últimas campañas y puede ser un ancla ofensiva para el equipo.

Base: Derrick Rose

– Escolta: Dwyane Wade

– Alero: LeBron James

– Ala-pívot: Jae Crowder

– Pívot: Kevin Love

* La alineación proyectada es la supuesta hasta que Isaiah Thomas vuelva de la lesión

Derrick Rose y Jae Crowder ayudarán desde el minuto uno. | Fotografía: David Liam Kyle / NBAE via Getty Images
Derrick Rose y Jae Crowder ayudarán desde el minuto uno. | Fotografía: David Liam Kyle / NBAE via Getty Images

El factor Crowder aparece en la posición de 4, que puede intercambiarse con LeBron a placer. A su vez, ambos estarán obligados a estar muy atentos en defensa, cambiando y ayudando tanto en la pintura como en el exterior.

LeBron, por su parte, contará ahora con Rose y Wade a su lado, jugadores de gran talento capacidad penetradora pero menos tiro que Kyrie Irving. No extrañará nada ver a un LeBron más amasador de balón y canalizador del juego o, incluso, a un Rose que se centre más en tareas generadoras de lo que siempre ha solido hacer.

Equipaciones

Equipación local (Association)

Equipación visitante        (Icon)

Equipación alternativa (Statement)
Via NBA Jersey Database
Via NBA Jersey Database
Via NBA Jersey Database
Via NBA Jersey Database
Via NBA Jersey Database
Via NBA Jersey Database

Últimas 5 temporadas

 Temporada   Victorias   Derrotas  Resultado final Entrenador(es)
2012-2013 24 58

Sin playoffs

(13º en Conferencia Este)

Byron Scott
2013-2014 33 49

Sin playoffs

(10º en Conferencia Este)

Mike Brown
2014-2015 53 29

Finalistas NBA

(Warriors 4-2 Cavaliers)

David Blatt
2015-2016 57 25

Campeones NBA

(Cavaliers 4-3 Warriors)

David Blatt /

Tyronn Lue

2016-2017 51 31

FInalistas NBA

(Warriors 4-1 Cavaliers)

Tyronn Lue
VAVEL Logo