Memphis Grizzlies se desprende de David Fizdale
David Fizdale ha sido despedido. | Foto: Sports Illustrated

Ocho derrotas consecutivas después y una gran rajada de una de las mayores estrellas del equipo como Marc Gasol, han desencadenado el despido del entrenador jefe de Memphis Grizzlies, David Fizdale. A pesar de haber firmado un buen inicio de temporada donde se postularon como una de las grandes sorpresas batiendo incluso a Golden State Warriors, no han conseguido ser regulares. Esa ilusión ha ido desvaneciéndose cuando las derrotas pasaron a convertirse en algo habitual para los de Tennessee.

De esta manera, David Fizdale pone punto y final a una corta pero intensa etapa en los Grizzlies en su primera experiencia como entrenador jefe en la Liga. Había sido uno de los asistentes de Erik Spoelstra durante los gloriosos años de los Heat, pero decidió volar e irse del nido para tomar los mandos de una franquicia sin ilusión tras la marcha de Joerger.

Un proyecto efímero

Fizdale consiguió llevar por séptimo año consecutivo a los Grizzlies a los Playoffs, pero no pasaron de primera ronda. Mostraron su versión más competitiva plantando cara a unos San Antonio Spurs que no conseguían quitarse de la cabeza la imagen de jugadores como Gasol, Zach Randolph, Mike Conley hasta incluso Wayne Selden. El famoso “Take that for data” recorrió todo internet y Memphis daba miedo. Sin embargo, acabaron cayendo con un resultado final de 4-2 en la serie.

Todo cambió cuando este verano comenzaron a perder piezas importantes de su proyecto. Zach Randolph y Tony Allen se marchaban a Sacramento y New Orleans respectivamente diciendo adiós a los santo y seña de la organización en sus años brillantes. Marc Gasol y Mike Conley se quedaban solos ante el peligro y con incorporaciones que no mejoraban el nivel de la plantilla como Ben McLemore o Tyreke Evans. No supieron moverse durante el verano y eso les llevó a la situación en la que se encuentran ahora.

Marc Gasol, soberano en Tennessee

El pívot español protagonizó en la noche de ayer una de las mayores broncas de la temporada. Tras haber sido vapuleados por uno de los equipos más débiles de la competición como Brooklyn Nets y al no haber disputado el último cuarto, decidió desahogarse con la prensa. Fizdale prefirió no meterlo en pista y mantener al quinteto que había conseguido reducir la ventaja de Brooklyn a solo siete puntos. En momentos como ese, es cuando las estrellas deben dar un paso adelante y liderar a los suyos hasta la victoria, pero Marc no tuvo esa opción.

Afirmó que no se sentía valorado mientras que acusaba de egoísmo a algunos compañeros que disputaron esos últimos 15 minutos que él no jugó. Dejaba entrever su voluntad de marcharse de la organización al ver que el camino del equipo se estaba separando demasiado de lo que se le había prometido cuando renovó por una cifra de 113 millones de dólares. La franquicia ha decidido desprenderse de su entrenador para que su gran estrella este feliz, aunque la situación del equipo sigue siendo la misma. Tras su despido, el entrenador interino será J.B. Bickerstaff.

VAVEL Logo