Resumen de la jornada NBA: Simmons tumba a LeBron, Minnesota respira
Jimmy Butler regresó a la disciplina de los Wolves. Foto: NBA.com

Cada día quedan menos encuentros para el comienzo de playoffs, por lo que cada jornada se magnifica la importancia de los partidos en los que hay algo en juego. La pasada madrugada se disputaron diez encuentros, con varias sorpresas y algunos de ellos con importancia capital para las franquicias implicadas.

Dallas Mavericks 106- Detroit Pistons 113

Con los puestos de playoffs totalmente decididos en el este, el único aliciente para los Pistons en este final de campaña es el de dejar las mejores sensaciones posibles. Y lo están consiguiendo. En los últimos diez partidos, los de Detroit han conseguido un récord de 8 victorias y tan sólo dos derrotas, racha que alargaron ayer en la victoria frente a los Dallas Mavericks. Sin embargo, no fue un encuentro fácil para ellos; el marcador estuvo igualado hasta el final, y de hecho se fue a la prórroga gracias a un triple Johnathan Motley. Con los titulares en el banco, los de Van Gundy vencieron en el tiempo extra gracias a una genial actuación de Reggie Jackson, que acabaría con 24 puntos y 7 asistencias. Drummond finalizó con 19 puntos y 16 rebotes.

Por parte de los Mavs, el mejor fue Johnathan Motley que aprovechó perfectamente los minutos que le dio Carlisle con 26 tantos y 12 rebotes.

Charlotte Hornets 137- Orlando Magic 100

Estratosférica anotación para unos Hornets que lograron cortar la racha de cuatro derrotas consecutivas que acumulaban. Los Magic se presentaron al partido con un quinteto completamente sorprendente, y con cuatro jugadores de la liga de desarrollo en la plantilla. Una demostración ofensiva de la franquicia de Carolina del Norte, que ya desde el comienzo dominó con facilidad ante un equipo metido en la tank race y con numerosas bajas. El mejor por parte de los visitantes fue el rookie Malik Monk con 26 puntos y 8 asistencias saliendo desde el banco, que quiere demostrar en este final de campaña que tiene sitio en el esquema de Clifford. Dwight Howard, por su parte, también completó una buena actuación con 16 puntos y 17 rebotes, números que se están convirtiendo en habituales para el pívot americano.

En los Orlando Magic, los jugadores de la G League dieron la cara en el aspecto ofensivo, pero defensivamente se notó que el equipo no estaba lo suficientemente trabajado. DJ Augustin lideró en el aspecto anotador, con 19 tantos.

Cleveland Cavaliers 130- Philadelphia 76ers 132

Plato fuerte de la jornada a priori, y que fue un auténtico partidazo por el desempeño de ambas franquicias y por lo que había en juego. Con la tercera plaza en el aire, los Sixers llegaban al encuentro más importante para la franquicia en los últimos 6 años con una racha de 12 victorias consecutivas. Los dos primeros cuartos fueron un auténtico recital de los de Philadelphia, con 78 puntos anotados y una renta de 30 sobre Cleveland. Sin embargo, un estelar LeBron logró dilapidar la ventaja y el encuentro llegó igualado a los minutos finales. Tres puntos de ventaja para los locales y bola para los Cavs a falta de menos de cinco segundo, que se la dieron a LeBron y consiguió sacar una falta en un tiro de tres puntos que igualaría la contienda. Sin embargo, el segundo tiro se salió de dentro, y el rey falló intencionadamente el tercero. Nance Jr. estuvo apunto de anotar el palmeo y mandar el encuentro a la prórroga, pero no fue así y los Sixers se llevaron un encuentro capital para el devenir del este. Ben Simmons estuvo inconmensurable y terminó con 27 puntos, 15 rebotes y 13 asistencias, confirmándose no sólo como el rookie del año, sino como uno de los mejores de la liga.

En lo referente a los Cleveland Cavaliers, James finalizó con un monstruoso triple doble de 44 puntos, 11 asistencias y 11 rebotes, insuficientes para robar la victoria en Philly.

Atlanta Hawks 103- Washington Wizards 97

Sorpresa mayúscula en la capital con la victoria de unos mermados Hawks, que llegaban a Washington sin su estrella Schröder. Los Wizards esperaban mejorar las sensaciones en este final de campaña, pero nada más lejos de la realidad; la derrota de la pasada madrugada, además de generar tensión en el vestuario, les coloca como octavos de la conferencia este a falta de tan sólo dos partidos para el final de la campaña. Un parcial de 12-0 a favor de los de Atlanta en los cinco minutos finales fue demasiado para los capitalinos, que no contaban con John Wall y en los que Markieff Morris fue expulsado en el primer cuarto por dos técnicas. Taurean Prince sigue dando buenas sensaciones en los Hawks, con una nueva demostración de sus capacidades al anotar 23 puntos y repartir cinco asistencias.

Bradley Beal, con 32 puntos, estuvo demasiado sólo por parte de unos Wizards que no parecen estar en su mejor momento.

Chicago Bulls 104- Boston Celtics 111

Tras el varapalo que sufrieron los Celtics al conocer que Irving se perderá los playoffs, se repusieron con un triunfo ante los Bulls en casa. Stevens decidió dar descanso a Jayson Tatum y Al Horford con el fin de dar a sus piezas clave un respiro, y los reservas respondieron perfectamente. Sin nada en juego y con el único objetivo de conseguir una buena elección el draft, los de Chicago se dejaron llevar en la segunda mitad y acabaron sucumbiendo ante la actuación de un buen Greg Monroe, que finalizó con un triple doble de 19 puntos, once rebotes y diez asistencias desde el banquillo. Por otro lado, Jaylen Brown consiguió la máxima anotación su carrera con 32 puntos.

En lo que concierne a los de Hoiberg, Sean Kilpatrick lideró en la faceta anotadora con 24 puntos, mientras que Markkanen volvió a ser una pieza fundamental con 20 puntos y cinco rebotes.

Miami Heat 98- New York Knicks 122

Otro conjunto que parece que no quiere el sexto puesto del este son los Miami Heat, que cayeron derrotados de manera abultada en el Madison. Los Knicks salieron más motivados desde el comienzo, y establecieron una renta que no disminuyó en ningún momento. Un sorprendente Damyean Dotson desde el banquillo fue el más destacado para los locales con 30 puntos, ayudado de Trey Burke, que está finalizando la temporada de manera espectacular.

Por parte de los de Florida, ninguno de sus baluartes estuvo al nivel esperado, siendo Goran Dragic uno de los pocos salvables con 15 puntos.

Indiana Pacers 73- Toronto Raptors 92

Victoria de prestigio de los Raptors ante un gran equipo como los Pacers, que además les permitió asegurar la primera posición del este por primera vez en la historia de la franquicia. Los canadienses estuvieron en todo momento por delante en el marcador, y un apabullante primer cuarto junto con una defensa espectacular aniquilaron cualquier esperanza de los visitantes. Serge Ibaka tuvo una noche espectacular en el tiro, anotando diez de los 13 tiros que intentó y que le llevaron hasta los 25 puntos. Las estrellas de Toronto no tuvieron su mejor día, con un Lowry que se quedó en nueve puntos y nueve asistencias, y un DeRozan que anotó 12 tantos. Sin embargo, ganaron con una facilidad que asusta y deja entrever el potencial del equipo de cara a playoffs.

En los Pacers, la suma de puntos de todos los titulares fue de 18 puntos, paupérrima cifra y que no les permitió competir en Canadá. Glenn Robinson III anotó 12 tantos desde el banquillo con unos dignos porcentajes, a diferencia de sus compañeros.

Sacramento Kings 94- Memphis Grizzlies 93

Un duelo por la parte baja de la clasificación que terminaron llevándose los Sacramento Kings en los últimos instantes. Los de California llegaron a mandar por una renta de once puntos en los minutos finales, pero los Grizzlies de una gran MarShon Brooks recortaron distancias y se pusieron por delante a falta de 7 segundos. Entonces, Bogdan Bogdanovic tomó los mandos de los Kings y anotó un complicado tiro para dar ventaja a los suyos que significó finalmente la victoria para los visitantes. El mejor, sin embargo, fue Willie Cauley-Stein, que mantuvo a su equipo a flote con 18 puntos y ocho rebotes.

En lo referente a los Grizzlies, un renacido MarShon Brooks volvió a ser el mejor con 23 puntos y ocho rebotes.

New Orleans Pelicans 122- Phoenix Suns 103

Un must win para los Pelicans, que no tuvo emoción en ningún momento. Desde el minuto inicial, los de Alvin Gentry se sintieron superiores a sus rivales y consiguieron una ventaja cómoda que les permitió vencer sin pasar apuros. Con esta victoria, los de New Orleans generan un triple empate con Spurs y Thunder en la quinta posición del oeste, que está al rojo vivo y que se decidirá en los últimos días de competición. La dupla Mirotic-Davis estuvo espectacular, dado que el español terminó con 31 puntos y 16 rebotes, ambos topes de carrera, mientras que 'la ceja' concluyó con unos registros de 33 puntos y once rebotes.

Para los de Arizona, Josh Jackson sigue destapándose como uno de los pilares sobre los que construir, al anotar 22 puntos y capturar once rebotes en la derrota de sus Suns.

Minnesota Timberwolves 113- Los Angeles Lakers 96

Por fin regresaba Jimmy Butler a la disciplina de los Wolves, celebrado con una victoria capital en Los Angeles y que les permite seguir la estela de los playoffs. Sin embargo, el encuentro estuvo decantado hacia los Lakers en la primera mitad, y llegaron a contar con una ventaja de más de diez puntos. Aún así los de Thibodeau fueron conscientes de la importancia del encuentro, y tras el descanso se pusieron las pilas en defensa para acabar llevándose el triunfo. Jeff Teague fue el mejor por parte de los 'lobos' al anotar 25 puntos y repartir ocho asistencias, y junto a una actuación coral de los titulares en el que todos acabaron con más de 14 tantos, fueron suficientes para ganar.

Para los de Luke Walton, Julius Randle sigue demostrando que tiene un hueco en los Lakers al terminar con un nuevo doble-doble de 20 puntos y once rebotes.

VAVEL Logo