Guía Playoffs NBA 2018: Cleveland Cavaliers vs Indiana Pacers, conocidos con nuevas caras

Los Cleveland Cavaliers son muy favoritos para su cruce en primera ronda frente a unos sorprendentes Indiana Pacers que han sorprendido a toda la liga.

Los actuales subcampeones terminaban la pasada temporada con la sensación de no haber podido hacer nada por disputar el título de los Warriors. Tras tres años con LeBron en sus filas y un solo título, se encontraban en el punto más bajo de esta generación.

Fue ahí cuando comenzaron los rumores que terminaron con la salida de Kyrie y la completa reestructuración del equipo. Una reestructuración que  no funcionó lo más mínimo y terminó con los Cavs volviendo a sacudir el equipo en medio de la temporada.

Los altibajos de Cleveland, capaz de perder contra algunos de los peores equipos de la liga y de tener rachas increíbles en cuestión de semanas dejaba muchas dudas sobre el equipo. Las lesiones, además, no ayudaban lo más mínimo. Y es que parecía que los Cavs nunca podían entrar en ritmo de equipo.

LeBron tuvo que ponerse a tope y echarse al equipo a la espalda, jugando los 82 partidos de liga regular por primera vez en su carrera. En su decimoquinta temporada. Una verdadera burrada.

Cleveland coqueteaba con las tres primera plazas del Este hasta que apareció Philadelphia y los apartó a un lado, obligándoles a caer hasta la cuarta posición. Pese a haber caído hasta la cuarta plaza, Cleveland ha cumplido objetivos. Llegan a los playoffs con ventaja de campo y en el mejor estado de forma de la temporada.

En frente suyo estarán los Indiana Pacers. Otro equipo visto a revolucionar su plantilla en cuestión de meses tras perder a su estrella. Cuando las intenciones de Paul George de marcharse de Indiana se hicieron públicas, los Pacers se vieron entre la espada y la pared. Viéndose obligados a desprenderse de él, tuvieron que aceptar la oferta de los Thunder, enviando a PG13 a Oklahoma a cambio de Victor Oladipo y Domantas Sabonis.

“Uno de los robos del verano”, gritaban la mayoría de analistas, echándose las manos a la cabeza. La caída de los Pacers parecía asegurada, mientras OKC formaba otro Big Three.

A estas alturas, nueve meses después del traspaso, las tornas han cambiado. Los Thunder han sufrido para encontrar su identidad y han sufrido para entrar en playoffs hasta la última jornada; los Pacers han asombrado a toda la NBA. Oladipo y Sabonis han mostrado la importancia de la libertad y, bajo un rol adecuado, han convertido a los Pacers en el quinto mejor equipo del Este.

Enfrentamiento renovado

Cavaliers y Pacers se encontraron, ya, en la primera ronda de los Playoffs 2017. En una situación totalmente diferente, Cleveland llegaba como el segundo clasificado del Este e Indiana en séptima posición. Cruce de pesadilla para los Pacers.

Como todos esperaban, LeBron impuso su voluntad en la serie y los Cavs se deshicieron de Indiana en cuatro partidos. Por la vía rápida, Cleveland avanzaba a las semifinales de conferencia y, seguramente, decidía el futuro de Paul George.

Pese a lo que pueda parecer, la serie fue mucho más igualada de lo que muestra el resultado final. Los partidos fueron extremadamente competidos y los Pacers pusieron a los Cavs en más de un aprieto. Las victorias de Cleveland fueron por una media de cuatro puntos, con alguna decidiéndose en los últimos segundos.

Pese a haberse cruzado ya la temporada pasada, tanto Cavaliers como Pacers son prácticamente equipos desconocidos. Con la revolución de Indiana en verano y la doble restructuración de Cleveland, la serie del año pasado no sirve de demasiado a la hora de pronosticar el resultado.

Las dos caras de Cleveland

No es necesario analizar con demasiada profundidad la eliminatoria para saber cuál va a ser el punto determinante de la misma. Cuando LeBron juega, el resultado pasa por él. Tras conseguir llegar a las Finales siete temporadas consecutivas, James vuelve a encontrarse con un verdadero reto. En las últimas campañas, estaba prácticamente asegurada su presencia en la final de junio. Este año, la situación del equipo y el renovado Este, le van a complicar las cosas.

LeBron llega, además, más cansado que nunca. Por primera vez en su carrera, ha disputado los 82 partidos de la liga regular y ha cargado a sus espaldas un peso que no notaba desde hacía años.

A su lado estará Kevin Love, que será más importante que nunca para el equipo. Tras la marcha de Kyrie, el ex de los Timberwolves se ha convertido en la segunda espada del equipo, y se le ha visto mucho más cómodo que en las pasadas campañas.

Acompañándoles, estará un grupo más que interesante. Las adquisiciones de Larry Nance Jr, Jordan Clarkson y George Hill le han dado una nueva dimensión al equipo. La fortaleza de Nance, la electricidad de Clarkson y la defensa de Hill serán claves para un equipo que necesitaba estos tres aspectos como agua de mayo.

Lo más interesante será ver la rotación de Tyronn Lue en la pintura. La pobre defensa de Love y la irregularidad de Tristan Thompson abren camino a Nance. Otros jugadores como Cedi Osman pueden ser claves en esta rotación, permitiendo a LeBron jugar más por dentro y ayudar en la pintura.

La defensa de Cleveland es una de las claves de esta eliminatoria. Pese a haber sido siempre uno de sus puntos débiles, la dejadez de esta temporada ha llamado la atención. Han terminado la temporada con el segundo peor defensive rating (109,5 puntos concedidos por cada 100 posesiones) de la NBA. Mientras los Cavs buscan llegar a la final, nunca ningún equipo con un defensive rating tan malo ha llegado, ni siquiera, a playoffs.

Por otro lado, el poderío ofensivo de los Cavs es más que conocido. En ese aspecto, son el quinto mejor ataque de la liga, anotando 110,6 puntos por cada 100 posesiones. Además, juegan a un ritmo tan rápido que puede complicar aún más las cosas a unos Pacers algo más cortos de talento.

Underdog  Pacers

Indiana llega a la serie con mucho menos que perder que la temporada pasada. Teniendo en cuenta que el año pasado entraron en playoffs en séptima posición, parece una locura decir eso al compararlo con la quinta plaza de esta temporada, pero el contexto es muy diferente.

Antes de iniciarse esta temporada, la mayoría de expertos ponían a los Pacers como uno de los peores equipos del Este y parecía que, de una manera u otra, debían protagonizar la mayor caída del año. Nada más lejos de la realidad. Sin embargo, la renovada plantilla y filosofía de sus jugadores ha puesto a Indiana en un lugar que nunca hubieran esperado.

Victor Oladipo es el favorito para llevarse el premio al Jugador Más Mejorado. Con un salto de más de siete puntos y 1,5 asistencias, Dipo se ha convertido en el líder absoluto de unos Pacers que tienen muchas ganas de dar guerra. Junto a él ha explotado Domantas Sabonis, que ha estado muy cerca de doblar su producción de la pasada campaña en Oklahoma.

Junto a ellos estará un gran pívot como Myles Turner y buenos jugadores secundarios como Darren Collison, Thadeus Young o Cory Joseph. Son un equipo muy buen balanceado que puede suplir las carencias de unos y otros con cierta facilidad, pero o han logrado preocupar demasiado a los equipos grandes esta campaña.

Terminan la temporada como el duodécimo mejor ataque y la decimocuarta mejor defensa, buenos números comparado con lo que se esperaba de ellos, pero nada del otro mundo.

El primer paso para los Cavs

Este sea, probablemente, uno de las series entre cuarto y quinto más desequilibradas de los últimos años. Es cierto que Cleveland ha arrastrado muchos problemas durante la temporada, pero el cambio de mentalidad en playoffs debería darles el empujón necesario para librarse de Indiana.

Es cierto que los Pacers se impusieron 3-1 en la serie entre ambos equipos esta campaña, pero todo parece indicar que la eliminatoria debería ser diferente. El "modo playoffs" de LeBron debería ser suficiente para imponerse a los Pacers en cuatro o cinco partidos.