Entrevista. Miguel Ayesa: "En la NCAA el ritmo de viajes y partidos es brutal"
Fotomontaje: Ana Alonso - VAVEL España

Miguel Ayesa (2000), es un jugador de baloncesto español (aunque también cuenta con la nacionalidad estadounidense) que milita en las filas de William & Mary Tribe de la División I de la NCAA. En pleno confinamiento, el baloncestista formado en Doral Academy atiende a VAVEL España para hablar sobre su etapa High School, sobre su primer curso en la NCAA, así como sobre las principales diferencias entre el baloncesto europeo y americano. 

Siguiendo los pasos de jugadores españoles como Sebas Saiz, Aitor Zubizarreta, Jorge Bilbao o Francis Alonso que emprendieron nuevas aventuras en las diferentes divisiones de la NCAA, Miguel Ayesa se encuentra inmerso en su primera campaña (freshman) en una National Collegiate Athletic Association que en la actualidad está suspendida de forma temporal debido al COVID-19.

Ayesa, que en 2018 fue convocado por vez primera por la selección española U18, ha emergido como una de las promesas más trascendentes de su generación. Asimismo, se ha consolidado como un jugador con unos porcentajes sensacionales desde el perímetro y como un tirador puro al que no le quema nunca el balón en las manos. Con la temporada finalizada y atravesando un parón inesperado, el jugador español de 196 centímetros atiende a VAVEL España para hablar sobre su vida personal, su trayectoria profesional y sus experiencias a lo largo de los más de diez años que lleva viviendo en Estados Unidos junto a su familia.  

Pregunta: ¿Quién es Miguel Ayesa y cómo se definiría para aquellos que no le conocen o que no saben de usted?

Respuesta: El baloncesto me ocupa la mayoría del día, pero en mi tiempo libre me considero un tío muy normal. Soy un forofo de las zapatillas de baloncesto, juego a la XBOX y paso el tiempo con mis amigos.

Miguel Ayesa durante un encuentro de la 19/20 | Foto: @miguelayesa (Instagram)
Miguel Ayesa durante un encuentro de la 19/20 | Foto: @miguelayesa (Instagram)

P: Su caso es un tanto atípico porque se fue en 2009 a EEUU con toda su familia y posee la doble-nacionalidad (España y Estados Unidos). ¿Cómo afrontó ese cambio? ¿Le costó adaptarse o considera que fue un proceso sencillo?

R: El cambio fue drástico porque dejaba a mucha familia y amigos en España, pero al llegar a Estados Unidos me adapté bastante rápido, aprendiendo inglés sin ningún tipo de problema.

P: Tras varios años de experiencia en el mundo del baloncesto americano, ¿en qué cree que se diferencia del europeo o, en concreto, del español? Tal y como relatan un sinnúmero de jugadores que pasan por la NCAA, e incluso por la NBA, ¿es el físico más importante allí, en Estados Unidos, que aquí, en España?

R: Yo diría que el baloncesto europeo es menos atlético pero más táctico. Además, todos los jugadores saben hacer de todo. En Estados Unidos la capacidad defensiva y la velocidad me parecen algo superior que hace que se juegue más por libre. La diferencia básica entre los dos sería la velocidad de ejecución tanto en defensa como en ataque. 

P: Sabemos que lo del baloncesto viene de familia. ¿Tiene en su padre a un referente? De los consejos que a buen seguro le ha dado, ¿cuál cree que es el mejor y más útil en su caso?

R: Yo aprendí a jugar gracias a él. Además, tuve la suerte de que también fue mi entrenador durante siete años. Los consejos que más me han ayudado han sido que trabajo duro y repetición son la clave. Y a nivel colectivo, hacer todo cuanto el equipo necesite de ti y dar todo en defensa.

Foto: @miguelayesa (Instagram)
Foto: @miguelayesa (Instagram)

P: Su etapa High School estuvo repleta de éxitos y aprendizajes. Logró unos promedios y unos porcentajes superlativos, ¿qué destacaría de ella y por qué? 

R: Mi etapa en High School fue una experiencia increíble de la que siempre estaremos orgullosos porque allí no había mucha tradición de baloncesto pero conseguimos ganar el campeonato estatal en mi último año.

P: Por el contrario, ¿pasó por algún mal momento en esa época, por ejemplo, alguna lesión

R: En mi penúltimo año fuimos eliminados en la semifinal del campeonato regional, pero creo que esa mala experiencia nos ayudó a ganar todo el siguiente año. 

P: En lo que a la selección nacional respecta, todos los focos apuntan a jugadores que sobresalen en las diferentes canteras de la ACB. Sin embargo, usted fue convocado por la U18 en Semana Santa de 2018. ¿Cómo vivió ese momento y qué sintió?

R: Cuando me dijeron que estaba convocado, sentí orgullo al tener la oportunidad de cumplir uno de mis sueños que era representar a la selección de baloncesto de España.

Foto: @miguelayesa (Instagram)
Foto: @miguelayesa (Instagram)

P: Tras esa primera llamada de la selección, usted pasó a ser un fijo y disputó una competición sub-18 en Melilla en la que dejó muy buenas sensaciones. ¿Qué le pareció y qué tal fue el entendimiento y comunicación con sus compañeros de selección teniendo en cuenta que la gran mayoría se encuentran en las diferentes canteras de la competición doméstica y usted en EEUU? ¿La adaptación fue rápida? 

R: Cuando llegué tenía cero experiencia de baloncesto FIBA; las reglas, la línea de tres, el reloj de posesión, los contactos, etc. Yo diría que esas son las cosas que más me costaron asimilar, pero el trato de todos los jugadores y entrenadores fue espectacular, desde el principio hasta el final. Me sentí como uno más.

Foto: @miguelayesa (Instagram)
Foto: @miguelayesa (Instagram)

P: Numerosos portales americanos destacan sus buenos porcentajes de tiro y su capacidad de anotación. ¿Tiene algún referente en ese sentido? ¿Cuál considera que es su mayor y mejor arma? 

R: Trabajé mucho la mecánica de tiro y a partir de ahí, todo fue repetición. Creo que mi mejor arma es, claramente, el tiro de tres. Mi mejor cualidad, por otro lado, es la confianza en que voy a meter cada tiro, aunque no pase siempre (risas). 

P: Inmerso en su primer año como freshman, ¿cómo vivió su incorporación a William & Mary Tribe (Williamsburg, Virginia)? ¿Es la NCCA División I una competición exigente? 

R: Al entrar en William & Mary los entrenadores y los compañeros me acogieron muy bien y ya les considero como mi segunda familia. Es muy exigente mental y físicamente, sobre todo porque los equipos funcionan como equipos profesionales, los entrenamientos, las sesiones de vídeo, la preparación física, los servicios médicos y también los viajes. La temporada se condensa en cinco meses y el ritmo de partidos y de viajes es brutal.

Foto: @miguelayesa (Instagram)
Foto: @miguelayesa (Instagram)

P: ¿Qué le diría a los jóvenes jugadores españoles que valoran la posibilidad de emprender nuevos retos en la NCAA o en el baloncesto estadounidense?

R: El nivel de baloncesto en España es lo suficientemente bueno como para que vengan y triunfen. Hay varios niveles para cada competición, pero les aconsejaría que preparen bien el inglés y los exámenes de acceso con bastante antelación para que así tengan más opciones.

P: La actualidad siempre prima. Por ello, ¿cómo ha afectado la crisis del COVID-19 a la competición y al mundo del baloncesto, y cómo lo está llevando usted? ¿Entrena en casa o ha decidido tomarse unos días de descanso (risas)? 

R: El mundo del baloncesto americano se ha quedado en shock al suspender el March Madness. Me da lástima que los jugadores de último año acaben sus carreras de esta manera. Yo estoy siguiendo un programa físico que nos mandó el equipo, pero tengo muchísimas ganas de volver a jugar a baloncesto.

Foto: @miguelayesa (Instagram)
Foto: @miguelayesa (Instagram)

P: Por último y en unas circunstancias un tanto excepcionales por la pandemia provocada por el coronavirus, ¿con qué mentalidad afronta lo que resta de curso y qué objetivos se ha fijado a corto, medio y largo plazo? 

R: A nivel de baloncesto no me ha afectado porque nuestra temporada acabó antes del cierre. A nivel académico estoy con clases online. A corto plazo sería mejorar aspectos del juego que no domino. A medio plazo, ser convocado por la selección española U20 y, a largo plazo, aportar en mayor medida a mi equipo el año que viene. 

Muchas gracias, Miguel, por haber atendido a VAVEL España. Te deseamos la mejor de las suertes en tu aventura y siempre, mucho baloncesto, aunque sea al otro lado del charco.

VAVEL Logo