Boston tumba a unos Grizzlies que ya juegan con fuego
Vía: Celtics

 

Victoria fácil para Boston Celtics; ese podría ser el titular de un partido que fue un trámite para los Brad Stevens contra la franquicia que peor ritmo de competición (con la excepción de los Washington Wizards) lleva desde la llegada a la “burbuja”.Las claves en este partido fueron las siguientes:

Un inicio imparable de los de Brad Stevens

El partido estuvo controlado desde un primer momento por unos Celtics que querían amarrar la victoria lo antes posible, algo que quedó claro en los parciales de los dos primeros cuartos: 24-17 y 32-23, ambos para los “orgullosos verdes”.

En el primer cuarto, los máximos responsables de esa ventaja fueron Tatum y Walker, quienes pusieron el marcador céltico en marcha hasta colocar el 7-2 inicial; un marcador que solo las canastas de Valanciunas y Ja Morant pudieron empañar, pues redujeron la ventaja hasta los 2 puntos. Desde ese momento, los triples de Hayward y Smart se encargaron de volver a distanciar a los Celtics en el marcador, colocándose así en un +7, a pesar de los constantes intentos de Ja Morant (7 puntos) y Grayson Allen (4 puntos).

El segundo cuarto tuvo un nombre claro: Jayson Tatum. El alero de los Celtics, que está siendo de lo mejor (si no el mejor) de su equipo en esta reanudación en la burbuja de Orlando, empezó a anotar y nadie le podía parar. Con 17 puntos al descanso, revolucionó un partido donde los Celtics fueron muy superiores al rival. Además de Jayson, destaca el nombre de Kemba Walker, que al igual que en el primer cuarto continuó tirando del carro, pues además de conseguir 11 puntos al descanso, aportó serenidad y seguridad al equipo. Mientras, lo más destacado de los Grizzlies fue Ja Morant (10 puntos y 5 asistencias), Valanciunas ( 9 puntos) y Brandon Clarke (8 puntos).

“The Celtics’ three”

Los grandes protagonistas del encuentro fueron tres: Jayson Tatum, Kemba Walker y Gordon Hayward.

Ante el poco acierto con el que Jaylen Brown encaró el partido, fueron otros los que hicieron su papel. El primero fue Tatum, quien lleva ya unos meses (antes y después del paró) con un nivel espectacular y ayer nos lo volvió a demostrar, pues el alero propio de St. Louis consiguió aportar 29 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias, pero lo más impresionante no se queda solo ahí, pues su porcentaje de acierto es magistral: 10/13 TC (76.9 %) y 4/5 en tiros de 3 (80%), lo cual aporta aún más valor a su actuación.

En segundo lugar, aparece el nombre del base titular de los Boston Celtics, hablamos de Kemba Walker, quien una vez ya superada su lesión (dejando atrás las restricciones de minutos), volvió a demostrar su mejor nivel apuntándose en su cuenta particular 19 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias. Así pues, como ya he mencionado previamente, el jugador neoyorquino además de aportar números, aporta liderazgo y seguridad a un equipo con calidad de sobra y en en cual una figura de este estilo es más que necesaria.

Por último, destacar al “renacido” Gordon Hayward, quien desde su llegada a Orlando ha disfrutado de sus mejores momentos como jugador de la franquicia del trébol; y es que el ala-pívot propio de Indiana nos está volviendo a recordar a ese que nos maravilló en su etapa con los Utah Jazz. Ante los Grizzlies, Gordon subió hasta 19 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias. Cabe recordar que el jugador nacido en Indianápolis tiene una player option de 34,1 millones de dólares para la próxima temporada.

Ja Morant, líder de los Grizzlies

A pesar de la imponente derrota que los de Memphis sufrieron ante los chicos de Stevens, hubo jugadores que disputaron un buen encuentro, y que por lo tanto, deben ser “salvados de la quema”. 

El mejor jugador de los Grizzlies fue, sin duda, el “rookie” Ja Morant, que aportó 26 puntos, 4 rebotes y 13 asistencias, además de ser el líder (aún con su juventud e inexperiencia) de un conjunto que sin él estaría perdido. Además de Morant, Brandon Clarke (15 puntos), Valanciunas y Dillon Brooks (ambos con 14 puntos) intentaron sostener al conjunto del oso, pero nada pudieron hacer ante una máquina tan mortífera como la céltica.

“The LordTime”, pide hueco

Robert Williams, también conocido como “The LordTime” (el Hombre del Tiempo) se está ganando en Orlando el respeto y los minutos que hasta hace poco tiempo la NBA no le daba. Ahora, tras varias exhibiciones tanto a nivel ofensivo como defensivo, el pívot de Luisiana pide oportunidades; y parece que Brad Stevens, poco a poco, se las irá dando. Ante los Grizzlies consiguió alcanzar los 10 puntos (4/6 TC), 7 rebotes y 3 tapones; unos números que le servirán para ganarse la confianza del “coach” Stevens.

Finalmente, parece que los Celtics han dado con la tecla de los pívots, pues en los últimos años no se veían por el TD Garden unos  “5” que cumpliesen. En cambio, esta temporada sí que están cumpliendo, pues aunque el partido de Theis ante Memphis fue malo, el de Enes Kanter fue bastante regular (11 puntos, 8 rebotes y 1 tapón).

VAVEL Logo