Celtics-Heat: juego decisivo para la eliminatoria
Celtics y Heat en el primer encuentro de la serie. Fuente: NBA

Tras llevarse la victoria en el Juego 1 de la serie, los dirigidos por Erik Spoelstra buscarán colocar el 2-0 que les aclare el camino hacia las Finales de la NBA. Pero los Celtics no le harán nada fácil esta tarea al equipo del sur de la Florida. En la primera batalla tuvieron varias oportunidades para alejarse en el marcador y llevarse la victoria, pero los errores propios les negaron esta posibilidad.

Un segundo triunfo consecutivo de Miami pondría contra las cuerdas a los muchachos de Brad Stevens, mientras que una conquista de Boston volvería a igualar una serie que promete ser muy larga.

Ajustes necesarios

A pesar de que el primer encuentro entre ambos conjuntos fue muy entretenido para los ojos de cualquier espectador, no fue perfecto. Hubo momentos de dominio para los dos, tanto Spoelstra como Stevens hicieron algunos ajustes necesarios. Ahora, con tiempo para analizar, uno y otro deben mostrar mejoras en ciertos aspectos.

Durante la primera mitad del compromiso se vio a unos Heat mejores en cuanto a creación de superioridades respecta. Es cierto que los Celtics iniciaron el partido con mucha energía y acierto, lo que les permitió irse arriba rápidamente. De hecho, apalearon a su rival en el 1° cuarto (18-26). Pero su ventaja dependía de la mano de Tatum y Marcus Smart (que tuvieron un comienzo de partido superlativo), por lo que, en el momento en que sus porcentajes de acierto se redujeron y equilibraron con los del contrincante, Miami pudo empatar el juego, debido a esas superioridades que conseguían en la pintura con Jae Crowder y Goran Dragic, y fuera del semicírculo con un gran Kendrick Nunn.

En el otro lado nos encontramos con la necesidad de opacar a los grandes jugadores de Boston, un trabajo realmente complicado, teniendo en cuenta que casi cualquier jugador del quinteto titular está capacitado para hacer daño y cargar un equipo a sus espaldas. Aunque haya algún que otro jugador con mala racha, la orden principal del entrenador debe ser limitar los triples de parte de su rival. Los Celtics terminaron el Juego 1 con 15 triples anotados y un 35,8% de acierto que, si bien no es muy alto, nadie se puede permitir el lujo de recibir 15 tiros de tres puntos efectivos.

Jugadores a tener en cuenta

Jayson Tatum: La estrella de 22 años demostró de lo que está hecho en el 1° Juego de esta grandiosa serie. Su noche no tuvo un buen final, con aquel tapón de Bam Adebayo que quedará en la historia, pero su aporte es innegable. Terminó el juego con 30 puntos, 14 rebotes y 10/24 en tiros de campo. Que logre mantener este nivel (por muy difícil que sea) a lo largo de las Finales de Conferencia es parte crucial para el éxito de su equipo.

Marcus Smart: Ese jugador que todos se mueren por tener en su plantel. Guerrero y rendidor como ninguno. El martes acompañó a Tatum como el jugador clave de Boston. Quedó con 26 puntos, 50% de acierto en tiros de campo y 46, 2% en tiros de tres. No sólo su aporte en la ofensiva es necesario, sino que su defensa es clave para que Boston pueda competir y aspirar a colocar el 1-1 en la serie.

Tyler Herro: Medir el aporte de 'Ty 3' en números es sencillamente inútil. El joven, elegido en la decimotercera posición del Draft de la NBA de 2019, se ha convertido en parte crucial del sistema en muy poco tiempo. La noche del martes tuvo que hacer trabajo extra y jugar 40 minutos, ya que Duncan Robinson se metió en problemas de faltas desde muy temprano, y Herro cumplió con creces. Se quedó a un paso del triple-doble, aportando 12 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias.

Andre Iguodala: Más allá del rol de las estrellas (Jimmy Butler, Goran Dragic, entre otros), para Miami va a jugar un papel muy relevante lo que pueda aportar su banca. Y si vamos a esta sección, es imposible no resaltar a 'Iggy'. Clave y necesario, con basta experiencia en Playoffs. La ayuda que pueda dar en los momentos claves, principalmente desde el costado defensivo, será decisiva para el éxito o fracaso de los 3 veces campeones de la NBA.

¿Hay un favorito?

En una serie tan ajustada y equipos con características tan similares, cuesta encontrar alguna ventaja de uno sobre otro. Pero, teniendo en cuenta únicamente lo visto en el primer juego de la serie, se podría pensar que lo hecho por los Heat de Miami puede llegar a ser más sostenible a través de cada compromiso que el juego expuesto por la franquicia de verde y blanco, sobre todo porque mostraron estar más liberados de la dependencia de uno o dos jugadores y exhibieron más alternativas frente a una respuesta de su rival. Más sin embargo, esto es sólo el comienzo de una serie con dos planteles y entrenadores de élite en la liga, y todo puede pasar. Hoy puede ser un día decisivo para el devenir de la serie, o la confirmación de una gran igualdad entre ambos.

VAVEL Logo