LeBron James y Anthony Davis con el anillo entre 'la ceja'
LeBron James y Anthony Davis. Vía: Getty Images

La final de la NBA es uno de los eventos deportivos más importantes del mundo. Cientos de millones de personas siguen las luchas de madrugada por el anillo de campeón, aunque este, el de la Burbuja será distinto, pero igual de apasionante.

  • Parcial para uno, parciales para otros

Este primer encuentro tuvo una gran novedad desde el inicio, y es que los Lakers salieron con Howard en el quinteto titular, en el resto, sin sorpresas. Los minutos iniciales fueron erráticos en ambos lados, pero Crowder abrió la veda del triple. Bam Adebayo y Jimmy Butler fueron los pilares ofensivos de Miami en la primera mitad del primer cuarto, sumando 6 puntos y 9 puntos respectivamente, con un parcial de 13-0 a favor. Los Lakers se vieron obligador a pedir dos tiempos muertos en cuestión de un minuto, todo para frenar el vendaval que era Miami. Su reacción fue buena, y logró una serie de lanzamientos con alto porcentaje, lo que giró las tornas, para que los Heat fueran quienes pararan el choque. Caldwell-Pope fue el enchufador de Los Angeles, y es que anotó 10 puntos en el transcurso del primer cuarto, mientras que LeBron James descansaba en el banquillo y estudiaba al rival. El parcial, esta vez, era de los angelinos, un 19-3 que les ponía 38-31 por delante en el marcador global. 

  • Los porcentajes son los padres

El segundo cuarto siguió con color oro y púrpura, con un gran Rondo, pero Miami no se quedó atrás. Butler y Herro seguían a lo suyo, anotando como de costumbre y calentando la muñeca para lo que podía pasar. Anthony Davis, por su parte, ya sumó dobles dígitos antes del descanso (12 puntos), las aportaciones de Caruso y un parcial de 13-0, hizo que Miami se viera obligado a tirar de tiempos muertos para frenar a los Lakers. El porcentaje de los tiros señalaba la principal diferencia, y es que los Lakers poseían un 57,1 %, mientras que Heat estaba en un 46,3 %, a pesar de cargar la pintura, donde suelen ser más fáciles los lanzamientos. Lo que tenían presente los de California era que los tiros libres cuentan, y mucho, y tuvieron un 100 % de acierto (10/10) para llevar el partido 65-48 al descanso.

Encontrando siempre el hueco

LeBron. Lakers. #NBAFinals pic.twitter.com/Gat1k1aSd6

  • Anthony Davis se postula para MVP

La segunda parte debía comenzar con buen pie para Miami si querían mantener sus opciones, sobre todo por el tobillo de Butler, quien se lo torció poco antes del descanso. LeBron James quería castigar los emparejamientos algo desiguales, como el que tuvo en momentos con Tyler Herro, que sustituyó a Dragić al tener problemas físicos. Los Lakers mantenían apretado el acelerador y consiguieron una ventaja de 32 puntos gracias a los puntos en la pintura de Howard y Davis, acusando Miami la falta de interiores con mayor físico. Los de Spoelstra sintieron las bajas de Dragić y Adebayo por dolores, y tuvo que actuar con el plan B. Gastó casi todos sus tiempos muertos antes del último cuarto, mientras que los de Vogel no notaban desgaste alguno y seguían con su ritmo de crucero a por el anillo.

El último cuarto no transmitía ningún tipo de emoción, pero si algo ha demostrado Miami en estos playoffs es su lucha en cancha, y lograron un parcial de 8-0. Sin embargo, este acelerón tardío no evitaría el desastre, y el ‘show time’ de los angelinos continuaría sin descanso, sobre todo por la anotación de Anthony Davis, quien sumó un total de 34 puntos. Los últimos minutos serían para dar rodaje a algunos más secundarios para Miami, pensando en el próximo choque, pero los Lakers querían machacar aún más con varios de sus titulares en pista. De todas formas, Heat lo intentó, llegando a dar un pequeño susto y recortar hasta los 12 puntos, aunque no dieron la sorpresa y Lakers se llevó la primera de las batallas, estando así más cerca del ansiado anillo diez años después.

  • Líderes estadísticos

Puntos: Anthony Davis (34) y Jimmy Butler (23).

Asistencias: LeBron James (9) y Andre Iguodala (6).

Rebotes: LeBron James (13) y Kelly Olynyk, Kendrick Nunn y Andre Iguodala (5).

VAVEL Logo