Stephen Curry brilla en una noche para el recuerdo
Foto: NBA

Posiblemente pasará a la historia por ser el All-Star de la pandemia, pero la noche de ayer nos dejó muchos grandes momentos, como ver la noche de sábado y domingo del All-Star condensadas en una sola noche, y varios protagonistas de los que habla todo el mundo en la liga el día de hoy: Domantas Sabonis, Stephen Curry, Anfernee Simons y Giannis Antetokoumpo.

  • Domantas Sabonis

El ala-pívot lituano se alzó con el concurso de habilidades (Taco Bell Skills Challenge), coronándose así como el más "habilidoso" de toda la NBA.

Foto: NBA Spain
Foto: NBA Spain

El concurso se desarrolló en forma de torneo: cuartos de final, semifinales y final, con Luka Doncic y Chris Paul ya clasificados para la semifinal por la falta de competidores (solo participaron seis de ocho jugadores que hacían falta para componer los cuartos de final).

Después de vencer sin mucha dificultad en cuartos a Julius Randle (New York Knicks), el jugador europeo de los Indiana Pacers pasó por encima a Luka Doncic (Dallas Mavericks) en semifinales, y a Vucevic (Orlando Magic) en la final, para alzarse como campeón, después de un interesante duelo de triples con el pívot montenegrino.

  • Stephen Curry

Sin duda el concurso con más "hype" y más disfrutón de toda la noche fue el concurso de triples (MTN DEW 3-Point Contest). En él, "Chef" Curry volvió a demostrar una vez más porque se gana el mote del "Mejor tirador de la historia de la NBA".

Foto: NBA Spain
Foto: NBA Spain

Como cada año, los jugadores fueron pasando uno por uno por los cinco carritos y las dos "Dew Balls" (tiros más lejanos con valor de tres puntos), que la liga les otorga en esta noche de All-Star para demostrar quién es el mejor triplista de la competición. 

Después de la primera ronda, en la que únicamente pasan los tres jugadores con mejor puntuación, Stephen Curry (Golden State Warriors), Mike Conley (Utah Jazz) y Jayson Tatum (Boston Celtics) se vieron las caras en una gran final que dejó el mejor momento de la noche.

Foto: NBA Spain
Foto: NBA Spain

Después de unos discretos 17 puntos de Tatum, Conley ponía el listón en unos difíciles 27, y era el turno de Curry. Llegando al último carrito con 25 puntos y dos pelotas por tirar (una normal y un "money ball" de dos puntos), Curry metía las dos y la última limpia, casi sobre la bocina, para conseguir 28 puntos y alzarse como campeón. Un momento inolvidable en la carrera de este jugador, que con este consigue su segundo título en el concurso de triples (2015 y 2021).

Curry daría después un espéctaculo en el partido de las estrellas, demostrando su infinito rango de tiro al ganar un "pique" con su compañero del Team LeBron Damian Lillard, siendo así, al ganar el concurso de triples y dar semejante espéctaculo en el partido, el gran protagonista de la noche.

  • Anfernee Simons

El concurso de mates (AT&T SlamDunk Contest), no defraudó tanto como se esperaba, pero sí que se quedó algo "descafeinado" con una versión exprés del concurso normal en el descanso del All-Star Game.

Foto: NBA Spain
Foto: NBA Spain

En él participaron tres jugadores prácticamente desconocidos para la mayoría: Anfernee Simons, jugador de tercer año en los Portland Trail Blazers; Cassius Stanley, un ‘rookie’ de los Indiana Pacers; y Obi Toppin, otro ‘rookie’ de los New York Knicks que fue cogido el año pasado en el número 8 del draft.

El concurso se componía de dos fases: una primera ronda en la que cada jugador haría dos mates y pasarían los dos jugadores con mejor puntuación del jurado, y una  ronda "final" en la que cada jugador haría solo un mate, y los jueces decidirían que debería de ganar.

Foto: NBA Spain
Foto: NBA Spain

El base de los Blazers, pasó por encima de Obi Toppin con un derroche de su creatividad y portento físico en cada uno de sus tres mates. Con un homenaje a Tracy McGrady y un fallido "Kiss the Rim" (un mate con el que se intenta besar el aro), los jueces se decantaron por este jugador, que espera tener desde ahora más reconocimiento y minutos en el equipo de Oregon.

  • Giannis Antetokoumpo

Para poner punto final a esta gran fiesta del baloncesto, el All-Star Game nos dejó un extraño partido en el que destacó el ver a "King James" y Stephen Curry de compañeros, el increíble "pique" de triples lejanos del base de los Golden State Warriors y Damian Lillard (Portland Trailblazers), el pasotismo de Luka Doncic, Lebron James o Nikola Jokic, y el insólito sólido y serio partido del ala-pívot griego.

Foto: NBA Spain
Foto: NBA Spain

Sin duda, Giannis no fue el que más espectáculo dio en la exhibición con aires de pachanga que es un All-Star Game. Este partido está hecho para juntar a los mejores jugadores del momento en una misma cancha, y que así den una exhibición de mates, pases, alley-oops y triples lejanos (desde que está Curry en la NBA al menos), durante casi dos horas y media de encuentro. Sin embargo, al "Greak Freak" se le puso entre ceja y ceja llevarse el MVP del partido a casa y se tomó bastante en serio el "partido".

El jugador de los Bucks consiguió anotar un total de 35 puntos en unos históricos 16/16 tiros de campo (100% de efectividad). Con esta espectacular cuenta particular, "Anteto" se convirtió en el primer MVP del partido de las estrellas no estadounidense, y consigue establecer un récord de 16 aciertos para el histórico de más aciertos sin un solo fallo en un encuentro del All Star de la NBA. 

Foto: NBA Spain
Foto: NBA Spain

Es verdad que la mayoría de esos tiros fueron mates y canastas cerca del aro, pero sin ser un jugador que se caracterice por ser un gran tirador, el griego logró hacer un 3/3 en tiros de tres y conseguir siete rebotes y tres asistencias, para llevarse así el trofeo Kobe Bryant al mejor jugador del NBA All-Star Game. Un galardón, que sigue llenando aun más sus vitrinas, que huérfanas esperan ansiosas algún día un anillo de campeón del griego.

 

VAVEL Logo