Ya en el instituto empezó a destacar y a ganarse un nombre a nivel nacional a través de los vídeos con sus mejores jugadas que se viralizaron por aquel entonces. Durante esa etapa logró varios premios a nivel individual que se tradujeron en numerosas ofertas de distintas universidades como Clemson, North Carolina, South Carolina, Florida, etc. Incluso recibió una oferta para jugar a fútbol americano en LSU, la Universidad Estatal de Louisiana. Finalmente, se comprometió con los “blue devils” de la Universidad de Duke. 

Etapa universitaria

En su única temporada en la universidad promedió 22,6 puntos, 8.9 rebotes, 2,1 asistencias, 2,1 robos, y 1,8 tapones, en 33 partidos disputados. 

El 20 de febrero de 2019 sufrió un esguince de grado 1 en la rodilla después de que su pie atravesara la zapatilla con la que estaba jugando. Nike, marca de zapatillas que vestía Williamson en ese momento, vio como su valor en la bolsa bajaba 1.100 millones el día después del suceso. 

El pie izquierdo de Zion atraviesa la zapatilla produciéndole una lesión en la rodilla. Fuente: Getty Images
El pie izquierdo de Zion atraviesa la zapatilla causándole una lesión en la rodilla. Fuente: Getty Images

Zion no jugó ninguno de los seis partidos de temporada regular que restaban y su etapa universitaria terminó el 31 de marzo cuando perdieron en la final regional ante Michigan State, en un partido en el que logró anotar 24 puntos; capturar 14 rebotes, 7 de ellos ofensivos; robar 3 balones; y taponar otros 3. 

Williamson fue nombrado jugador del año de la ACC y mejor novato de la conferencia. Además, fue incluido en el mejor quinteto defensivo y en el mejor quinteto de novatos de la ACC. Por último, Sporting News le nombró jugador del año y mejor novato. El siguiente paso sería el draft de la NBA.

Fuente: Getty Images
Fuente: Getty Images

Llegada a la NBA

Los New Orleans Pelicans fueron los encargados de seleccionarlo en la primera posición del draft. Desde el principio, las expectativas y las ganas que había por ver a este jugador en las pistas de la NBA eran mayúsculas. 

Fuente: Getty Images
Fuente: Getty Images

Lo primero que sorprendió en su llegada fue su peso y su altura. Con 1,98 metros, su peso era de 129 kilogramos. Esto encendió las alarmas de muchos, que avisaban de los problemas que podría sufrir, especialmente a nivel de las articulaciones del tren inferior, debido al exceso de peso y a su estilo de juego, que destacaba por una gran potencia de salto y explosividad hacia el aro. Y no se equivocaron.

El 13 de octubre de 2019, justo antes del inicio de la temporada, se sometió a una cirugía a causa de un desgarro en el menisco. Esta lesión no se produjo por un mal movimiento o una mala caída, sino que fue fruto del exceso de peso, que fue desgastando progresivamente su cartílago.

El 22 de enero de 2020, Zion debutó en la NBA en un partido que perdieron ante los San Antonio Spurs. Sus números esa noche fueron: 22 PTS, 7 REB, 3 AST, y 4 de 4 en triples, en 18 minutos. 

Al final de esa temporada fue incluído en el mejor quinteto de novatos, promediando 22,5 puntos, 6,3 rebotes, y 2,1 asistencias.

Primeras temporadas marcadas por las lesiones

La temporada siguiente, la 20/21, fue la mejor a nivel numérico y a nivel de partidos hasta el momento. En 61 partidos disputados sus promedios fueron de 27,0 puntos, 7,2 rebotes, y 3,7 asistencias, además de ser elegido por primera vez para disputar el “All-Star game”. Sin embargo, la mala suerte volvió a manifestarse contra Zion. Debido a una fractura en uno de sus dedos, el 8 de mayo los Pelicans anunciaron que no disputaría ninguno de los partidos restantes. 

Fuente: Getty Images
Fuente: Getty Images

Durante el verano de 2021, sufrió una fractura en el pie por la que tuvo que ser operado en septiembre, con la mirada puesta en el inicio de la temporada. Nada más lejos de la realidad. El joven ala-pívot no pudo disputar un solo partido en la 21/22.

El 1 de julio de 2022, firmó su renovación con la franquicia de New Orleans por 5 años y un total de 231 millones de dólares. 

La 2022/23 parecía ser la temporada en la que por fin podría redimirse de su pasado. Jugó 29 de los primeros 37 partidos, promediando 26,0 puntos, 7,0 rebotes, 4,6 asistencias, y 1,1 robos, y siendo elegido para disputar el partido de las estrellas por segunda vez en su carrera, un partido que nunca llegó a jugar. El 2 de enero del 2023, sufrió una lesión en los isquiotibiales que le mantuvo alejado de las pistas el resto de la temporada. 

Llegamos a la temporada 2023/24, la quinta de Zion en la NBA. Tras 4 años complicados, Zion ha disputado 54 de los 65 partidos que han jugado los Pelicans hasta ahora, promediando 22,3 puntos, 5,7 rebotes, y 5,1 asistencias. Su equipo se encuentra quinto en la clasificación del oeste, y su conexión con Brandon Ingram, el segundo mejor jugador del equipo, está en su mejor momento. Es por eso que hay grandes esperanzas en este equipo de cara a los “play-off” y, en especial, de cara a los próximos años. 

Que Zion esté jugando a un gran nivel y que haya encontrado la regularidad y la constancia, es una gran notícia para los Pelicans, para la liga, y para los aficionados, pero sobre todo para el propio Zion, un jugador que estaba destinado a marcar un antes y un después en la liga y que, debido a las lesiones, todavía no ha podido demostrar todo su potencial.