El Surne Bilbao Basket finaliza una semana de ensueño con una nueva victoria en Miribilla ante un Joventut muy descafeinado durante todo el partido y al que Ante Tomic no ha podido salvar de una derrota que les complica las opciones de “playoffs”.

El partido comenzaba con un Surne Bilbao Basket que conseguía encontrar muchos huecos en la defensa rival, sin embargo no acababa de materializar canastas que “a priori” parecían muy sencillas. Por su parte, el Joventut con mucho menos conseguía anotar tiros que parecían más complicados, aunque poco a poco el equipo local iba cogiendo confianza en ataque pero perdiendo un poco de solidez defensiva (11-13).

Con la llegada de los últimos minutos, el partido se igualaba completamente, dejando jugadas de mucha calidad que hacían que la afición pudiera disfrutar de un gran partido. Sin embargo, un inmenso apretón final del Surne Bilbao Basket, sobre todo desde la línea de tres puntos, hacía que acabaran los primeros 10 minutos con un resultado favorable de 22-20, en un cuarto en el que el Joventut supo aprovechar las oportunidades y los huecos que dejaban los hombres de negro en la pintura y en el que el Surne Bilbao Basket consiguió llevar la batuta del juego y de las ocasiones pero al que los malos porcentajes en el tiro libre y el fallo de algún tiro fácil no le permitieron irse con una mayor renta.

Mucha irregularidad

Fuentes: Radio Marca
Fuentes: Radio Marca

El segundo cuarto empezaba con un equipo local muy enchufado, que en apenas 2 minutos conseguía forzar el primer tiempo muerto del partido gracias a un parcial de 7-0. Tras esto, el equipo local bajaría un poco el ritmo, permitiendo que los visitantes se fueran acercando poco a poco en el marcador (32-26). Aunque con un Keith Hornsby “poseído”, el Joventut se veía obligado a pedir un nuevo tiempo muerto, ya que en escasos 3 minutos había conseguido meter 8 puntos consecutivos que ayudaban a que los hombres de Ponsarnau superaran los 10 puntos de distancia (39-28).

Con la llegada de los últimos 5 minutos de la primera mitad, el equipo visitante conseguía hacer mucho daño debajo del aro, con varios rebotes ofensivos consecutivos que facilitaban la anotación de los catalanes. A esto se sumaba una gran defensa posicional que contribuyó a las 5 pérdidas de los locales en este cuarto (39-35).

Así se alcanzaba el final de los dos primeros cuartos, con un gran Ante Tomic que tiraba del carro del Joventut, y que con sus 12 puntos generaba un gran problema en la defensa vasca, que a pesar de una parte de mucha irregularidad conseguía irse al descanso con una ligera ventaja en el marcador (44-40).
 

El mismo problema de siempre

Fuente: EITB
Fuente: EITB

Tras una primera parte de mucho juego, la segunda comenzaba con un Bilbao Basket que quería apretar para poder acabar de despegarse en el resultado, sin embargo varias faltas personales en los primeros minutos hacían que la igualdad en el marcador fuera cada vez mayor (50-47). A partir de este momento, el ambiente en Miribilla se empezó a caldear, debido a las polémicas decisiones arbitrales que en su mayor parte favorecían a los hombres de Carles Duran. A pesar de esto, el juego y la rapidez de movimiento de los locales hacían mella en una defensa visitante que no era capaz de frenar los continuos ataques dirigidos por un gran Kullamäe (64-55).

Con esto se llegaba al fin del tercer cuarto, con un muy buen Bilbao Basket que conseguía distanciarse en el marcador pero al que los tiros libres les siguen haciendo mucho daño (3 de 11). Por su parte, el Joventut no le perdía la cara al partido con jugadas aisladas en las que conseguía anotar (66-58).

Este Bilbao Basket mola mucho

Fuente: Saski Baskonia
Fuente: Saski Baskonia

Los últimos 10 minutos del partido comenzaban siguiendo la tónica de todo el encuentro, con unos locales mucho mejores en todas las facetas del juego y que poco a poco iban haciéndose dueños del partido (72-60). Por su parte, los catalanes no acababan de mostrar su juego y se encontraban muy incomodos en las transiciones ofensivas de los vascos, que seguían aumentando su renta provocando la locura en Miribilla y un nuevo tiempo muerto de Duran (76-60).

Tras esto se afrontaban unos últimos 5 minutos en los que nada cambiaría, un Joventut desesperado completamente intentaba la épica, mientras que el equipo local seguía anotando en posesiones muy cortas que hacían que la distancia entre ambos conjuntos se fuese hasta los 20 puntos (85-65).

Así finalizaba este encuentro, con un Surne Bilbao Basket muy superior en todos los aspectos del juego, que ha sabido aprovechar los defectos rivales, pero que sin embargo le sigue quedando pendiente la faceta de los tiros libres. Por el otro lado, el Joventut no ha podido encontrar su juego y se ha visto sobrepasado por el alto ritmo de los locales, dejando una imagen que no ha convencido a su afición (92-71).

 

Ficha Técnica 

Quintetos iniciales: 

Surne Bilbao Basket: A.Renfroe (B), K.Kullamäe (E), A.Reyes (A),  D. Andersson (AP), S.Killeya-Jones (P) .

Joventut: S.Evans (B), A.Feliz (B), P. Busquets (E), V. Brodziansky (AP), T.Cook (AP).

Entrenadores:

Surne Bilbao Basket: Jaume Ponsarnau

Joventut: Carles Duran

Árbitros: Jordi Aliaga, Sergio Manuel y Carlos Merino.

Estadio: Bilbao Arena (Miribilla)