Los paralelismos del éxito
Fuente: Dani González | VAVEL.com.

Italianos, valientes, completos... y ganadores. Las similitudes entre Fabio Aru, reciente vencedor de la Vuelta a España, y Vincenzo Nibali, uno de los grandes vueltómanos del presente, son numerosas y muy acertadas. Sus primeros éxitos han llegado, más o menos, a la misma edad y sus cualidades son muy similares, lo cual hace pensar que la carrera del corredor corso será tan exitosa o incluso más que la del siciliano.

Aru y Nibali, dos perfiles similares | Fuente: sardegnasport.com.

Un perfil similar

Ciclistas de ataque y muy completos

Como ciclistas, las cualidades de Nibali y Aru son muy parecidas. Pese a que el siciliano, con más experiencia, ha sabido perfeccionar aspectos como la potencia o la crono, ambos son grandes escaladores, hechos para puertos largos pero que también saben dar la cara en subidas más cortas. Además, destacan y mucho por ser grandes bajadores, rápidos y técnicos. Una técnica que también poseen en terreno de repechos y zonas más enrevesadas; esa técnica que les hace ser temibles cuando hay lluvia y el terreno se pone complicado.

Son ciclistas a los que, prácticamente toda dificultad que haya en carrera, les viene bien. Lluvia, recorridos técnicos, repechos, bajadas complicadas... todo ello para saber destacar en cualquier terreno.

Son corredores que se crecen bajo lluvia y diversas adversidades | Fuente: AFP.

La crono puede ser su gran debe. Pese a ello, Nibali lo ha perfeccionado y se ha convertido en uno de los grandes vueltómanos que mejor va en esta modalidad. Pero Aru no se queda atrás. Y sino, no hay más que ver la gran contrarreloj que hizo en Burgos, en donde cimentó su victoria final.

El carácter ganador, santo y seña de Nibali y Aru

Por último, destacar su carácter. Esa naturaleza ganadora, triunfadora, les hace ir siempre a por la victoria, sin especular. Amantes del ciclismo de ataque, en cuanto ven un mínimo resquicio de debilidad lo prueban. Sus resultados serán mejores o peores pero, de lo que no hay duda, es de que siempre lo intentan, sin cesar, en cualquier terreno. Lo ha demostrado Nibali en multitud de ocasiones y lo ha imitado Aru en la Sierra de Madrid, con una gran estrategia de equipo que le ha llevado a su primera victoria en una gran vuelta.

La Vuelta marca su carrera

En cuanto a resultados, los inicios de ambos ciclistas también tienen similitudes. Ambos destacaron en sus primeras grandes vueltas, luchando con los mejores y logrando podios con escasa edad. Eso sí, Nibali optó con más confianza por parte de su equipo, Liquigas, y se convirtió en un buen gregario de Ivan Basso, entre otros. Por su parte, Fabio Aru ha sido llevado con más calma. Aún no ha debutado en el Tour pero ya le han dado los galones de ser el líder de un gran equipo en grandes vueltas. Tras la toma de contacto con el Giro de Italia, en 2013, al año siguiente ya se colocó entre los grandes.

Podio en el Giro de Italia, tras Quintana y Urán, además de una victoria de etapa. En la Vuelta a España de ese mismo año, destacó entre los gallos. Pese a no poder colarse por delante, con hombres como Contador, Froome, Valverde o Purito, acabó quinto con dos triunfos de mucho nivel. Gran toma de contacto con las grandes vueltas en un año para recordar.

Al igual que Nibali, Aru logró su primera gran vuelta en España

Pero si recordará el 2014, el 2015 permanecerá en su retina como, cinco años antes, ocurrió con Nibali. El siciliano logró una victoria de prestigio en la Vuelta a España, inaugurando su palmarés en carreras de este estilo, a sus 26 años. Con un menos, con 25, Fabio Aru ha logrado emular a su compatriota y amigo. Al igual que Nibali, Aru ha tenido que luchar ante un rival inesperado. Si en 2010 fue el bravo Ezequiel Mosquera, este año ha sido el sólido Tom Dumoulin el encargado de poner contra las cuerdas al ganador de la carrera. Solo una magistral en la Sierra de Madrid pudo derrocar al holandés.

Así pues, como ya haría Nibali en 2010, la consecución de la Vuelta a España 2015 puede ser el inicio de un camino de éxito para Fabio Aru. El sardo es un vueltómano en potencia y, salvo sorpresa, peleará las victorias en Giro, Tour y Vuelta con Nairo Quintana, el otro gran corredor de su generación, además de Bardet, Pinot o Landa. ¿Podrá igualar las gestas de Nibali? Solo el tiempo lo dirá. De momento, Aru sigue el camino de su compatriota.

VAVEL Logo