Entrevista. Carlos Sastre: "Los potenciómetros impiden que te levantes del sillón viendo una etapa"
Entrevista. Carlos Sastre: "Los potenciómetros impiden que te levantes del sillón viendo una etapa"

Carlos Sastre Candil (El Barraco, Ávila, 22/04/1975) tiene su nombre escrito en letras doradas en el Tour de Francia. En 2008, con una escalada legendaria al Alpe D'Huez, conquistó el maillot amarillo y logró la ventaja necesaria para mantenerlo hasta París. Ahora, el abulense ha hablado con VAVEL.com para dar su particular visión sobre el Tour, el ciclismo actual, su nueva aventura como comentarista en TVE y, cómo no, el Alpe D'Huez

P: Este mes de mayo debutó como comentarista en TVE durante el Giro. ¿Cómo vivió estar desde el otro lado en una carrera tan importante?

R: Ha sido una experiencia bonita y en la que, sobre todo, he intentado pasármelo bien. Afortunadamente, la carrera ha sido muy entretenida, en la que todos los días ocurrían cosas y eso me ha ayudado a que los comentarios hayan sido más sencillos. He podido disfrutar de la carrera desde un punto de vista diferente al que solía tener.

P: ¿Qué conclusiones saca del Giro?

R: No hace falta hacer muchos resúmenes: ha habido un corredor más inteligente, que ha estado por encima de todos, como es Alberto Contador, y ha habido otros corredores que lo han hecho muy bien, pero a los que la situación de carrera y la inexperiencia les ha permitido brillar pero no ganar.

P: Contador, como dice, viene de ganar el Giro y aspira al Tour. ¿Ve posible el doblete de Alberto?

R: Yo creo que es difícil, pero también lo era ganar el Giro de Italia tal y como se le puso y al final lo consiguió. Creo que no hay nada imposible. En el Tour de Francia se presentan unas circunstancias diferentes, pero al mismo tiempo muy parecidas. Habrá corredores distintos pero muy fuertes. El Tour va a estar mucho más controlado pero, en ocasiones, habrá más descontrol, ya que unos dejarán la responsabilidad a otros. Esto va a hacer la carrera mucho más bonita y que entren en escena otros corredores con los que, a priori, no se cuenta.

"Creo que Contador será más conservador. Tiene la tranquilidad de haber ganado ya una grande"

P: ¿Qué estrategia cree que debe seguir Contador? ¿Cree que debe ser más ofensivo o más conservador?

R: Creo que va a ser más conservador, él ya ha ganado la primera grande del año y en ese sentido, tiene la tranquilidad que otros quizá no tenga. Aunque sea un corredor combativo y valiente, tienen que ser otros los que hagan el trabajo duro y de desgaste, sobre todo en la parte inicial de la carrera.

P: En 2009 y 2010 corrió el Giro con buenos resultados, 2º y 8º, y a continuación participó en el Tour con resultados más discretos. ¿Puede notar este desgaste también Contador?

R: Esta es una circunstancia diferente. El año que gané el Tour fui a la Vuelta y terminé tercero. Si Alberto ha descansado bien, como creo que lo ha hecho, y ha podido entrenar, estará en plenas condiciones. De hecho, ha llegado a la Route du Sud y la ha ganado. Este es un dato muy importante. No creo que haber corrido el Giro sea un condicionante. Además, este año ha estado más tranquilo y se ponía en entredicho si su condición física era buena y ha demostrado que era muy buena.

Sastre celebra la victoria en la 19ª etapa del Giro 2009, en la cima del Vesubio. Foto: EFE

"No me olvido de Purito y Valverde como candidatos al Tour"

P: ¿A cuál de los cuatro grandes favoritos para el Tour ve con más posibilidades de ganarlo?

R: Nunca he sido de dar favoritos pero no me puedo olvidar ahora de Purito y de Alejandro Valverde. Se les ha sacado de esa lista de favoritos pero son corredores que lo han hecho muy bien, que han hecho muy buena temporada y que han pasado algo más desapercibidos en este tramo central del año en el que se han centrado en recuperarse y en preparar el Tour. Son dos corredores muy buenos, de gran calidad, y no me atrevo a descartarlos, ya que en una carrera de este tipo pueden dar la campanada a estos cuatro nombres.

P: A estos dos ciclistas que menciona les puede favorecer el hecho de que no haya la habitual contrarreloj larga del Tour. ¿A quién beneficia más esto?

R: No sé si hay alguno al que le beneficie más, pero sin duda hay un corredor al que le favorece menos, Chris Froome, por su condición de gran contrarrelojista. Tanto Nibali como Contador son grandes contrarrelojistas, Nairo Quintana se defiende bien, y tanto Joaquim como Alejandro también se defienden bastante bien.

Carlos Sastre durante la contrarreloj final del Tour 2008. Foto: RTVE

P: Esta ausencia de la contrarreloj larga, ¿favorece o perjudica al espectáculo?

R: Yo creo que favorece. Las contrarrelojes sentenciaban y limitaban la carrera ya que cuando había un dominador nato de este aspecto sacaba unas referencias y unas ventajas que a los escaladores les cuesta mucho recortar. Que todo se vaya a jugar en las etapas de montaña es algo realmente atractivo, porque hace que, por ejemplo, Nairo Quintana, corra más relajado pensando en esas etapas para sacar esa calidad. Otros corredores como Purito pueden ver la carrera con mucho más optimismo. No es un recorrido que beneficie a los corredores potentes pero sí al espectáculo.

P: ¿Se puede decir que el recorrido de este Tour es mejor que el de otros años?

R: No es ni mejor ni peor que el de otros años, pero si miramos lo que nos gusta a los amantes de este deporte tiene más atractivo que los recorridos de ediciones anteriores.

"Estuve esperando el Alpe D'Huez como un cazador a su presa"

P: En la penúltima etapa se sube el Alpe D'Huez, un puerto que le trae buenas vibraciones. ¿Qué recuerda de su victoria allí en 2008?

R: Tenía el día marcado. Estuve esperando como un cazador a su presa durante toda la carrera, intentando mantener intactas mis opciones. Cuando llegó aquel momento, aparte de contar con un grandísimo equipo que hizo un trabajo sensacional, tenía claro que mis opciones pasaban por arrancar desde abajo y es lo que hice. Me la jugué. Fue realmente duro, pero muy motivador a la vez. Gracias a estos dos aspectos conseguí sacar aquel tiempo tan bueno y hacer una subida sensacional, que fue imprescindible para poder mantener el liderato hasta París. Fue realmente bonito y luego poder compartirlo con gente como Michael Douglas fue un momento inolvidable.

P: Si tuviera que dar un consejo a los corredores que van a tener que subir el Alpe D'Huez en este Tour, ¿cuál sería?

R: Que ataquen desde abajo sin pensárselo dos veces (risas). Lo que queremos todos los espectadores: a tope desde abajo, con batalla y que llegue arriba el más fuerte. No es un consejo, es un deseo.

Carlos Sastre en su ascensión a Alpe D'Huez en 2008. Foto: Bas Czerwinski | AP

P: ¿Qué tiene este puerto para ser tan diferente de los demás?

R: No creo que sea diferente a los demás. Es un puerto especial y que se ha hecho muchísimas veces en el Tour de Francia, que ha llegado casi siempre en la parte final de la carrera y donde los corredores más fuertes han tenido la oportunidad de brillar. El estar tan cerca de París permite que el corredor que vista allí el maillot amarillo haya conseguido ganar el Tour, algo que ha hecho a este puerto aun más especial y más fácil de recordar para todo el mundo.

P: ¿Cree que es el puerto más legendario del Tour o colocaría por delante al Tourmalet, Galibier u otros del estilo?

R: Todos tienen sus características y en todos hemos visto grandes batallas. Todos los corredores que han logrado brillar en estos puertos han conseguido coronarse en el Tour y hacer grande tanto a la carrera como a estas montañas. Todos tienen algo especial, pero no soy partidario de minimizar las cosas a una sola subida. Las montañas están ahí y la cuestión es que los corredores quieran o queramos plantar batallas para hacerlas míticas.

P: Dice que el ciclismo depende de los corredores para que sea más o menos espectacular. ¿Cree que el ciclismo actual es diferente al de su época?

R: Es diferente, en cada época va cambiando, no difiere mucho el de mis tiempos. El mayor cambio que he visto es que ahora los corredores se limitan mucho a los medidores de potencia. Es todo mucho más sofisticado. Por un lado es bueno, porque los corredores eliminan el riesgo de ganar o perder al 50%, pero se pierde el atractivo de aquellas pájaras que les daban a los ciclistas que daban la épica a este deporte. Quizá esto sí se eche de menos en el ciclismo actual, pero después de ver el Giro hemos vuelto a vivir todas estas circunstancias y esto ha hecho que todos volvamos a ver en este deporte algo especial y que nos llama la atención. Ojalá en el Tour sea parecido

P: Mencionaba los medidores de potencia. ¿Cree que han perjudicado, en cierta medida, para que se haya perdido un poco el espectáculo?

R: Está claro que todo aquello que se controla al 100% impide que haya sorpresas, impide que te levantes del sillón. Está todo muy premeditado. Todo eso no son los mejores ingredientes para que el caldo sea bueno, pero es lo que hay. La tecnología en el ciclismo es importante porque ayuda muchísimo al corredor y a los entrenadores para entender muchas cosas que de otra manera son muy difíciles de entender pero, por otro lado, también es una situación que, cuando se utiliza mucho y está todo tan sumamente controlado, ocasiona que se pierda ese "qué pasara". Todo es necesario usado en su justa medida.

"El ciclismo no ha sido tan malo como querían vender ni ahora es tan maravilloso como lo quieren pintar"

P: Otro tema recurrente en el ciclismo es el dopaje. Hace tiempo que no hay grandes escándalos en este aspecto. ¿Cree que está más limpio el ciclismo actual que el de hace años?

R: No creo que esté mejor ni que esté peor que otros años, está como está. El ciclismo es un reflejo de la sociedad, y si en la sociedad actual hay menos corrupción, el ciclismo tendrá menos problemas de tipo. ¿En la sociedad hay menos corrupción? El ciclismo no ha sido tan malo como nos lo querían vender ni ahora es tan maravilloso como lo quieren pintar. Todo tiene unos límites y lo importante es que las medidas que se tomen para coger a los que hacen trampas sean las adecuadas, esa es la reflexión con la que me quedo.

P: En el ciclismo actual hay muchos corredores jóvenes como Quintana, Sagan, Kwiatkowski... que logran estar delante casi siempre, algo que no era tan habitual verlo antes. ¿Hay algún motivo o, simplemente, es que es una generación muy buena?

R: Bueno, Contador era tan joven como Sagan cuando ganó su primer Tour, también estaba Andy Schleck... Estas generaciones han existido siempre, y en los últimos diez años más todavía. Antes los corredores y la sociedad en general, antes de ser capitán pasabas por ser el que fregaba la borda, luego marinero, luego ya pasabas a la cocina y, por fin, si ascendías, llegabas a capitán. En la sociedad actual hemos visto marineros vestido de capitanes, y en el ciclismo actual se sigue viendo. No es una crítica, porque quien tiene esa calidad y puede explotarla con 21 años, tiene una virtud, pero no es algo normal. Creo que lo normal es que te vayas haciendo poco a poco y que, cuando tengas una madurez y estés preparado para asumir esos esfuerzos y para poder triunfar de alguna manera. En el ciclismo, como el deporte en general, hemos visto a gente muy joven aguantando al máximo nivel durante muchos años. Esta es una prueba de que las cosas están muy medidas y controladas.

Carlos Sastre dio sus primeros pasos como profesionnal en ONCE. Foto: EFE

P: Hablando de las nuevas generaciones del ciclismo, se dice que no hay un relevo generacional para los Contador, Purito, Valverde... ¿Cree que es cierto?

R: Alguien cogerá el testigo, pero igualar lo que estos corredores han hecho no es sencillo. Llevan muchos años al máximo nivel.

P: ¿Y cuál es su opinión del ciclismo español actual? ¿Echa más en falta equipos o base?

R: Lo primero que se necesita es una base sólida, que no la hay. Y luego, por supuesto, faltan equipos. Aun así, hay una serie de corredores que lo están haciendo muy bien, acumulando kilómetros y experiencia. Quizá son ciclistas de unas características diferentes y que tal vez necesitan más tiempo para hacerse, algo que yo valoro muy positivamente, pero no pienso que haya una generación que pueda sustituir a la actual, porque es muy difícil. Aun así, vemos a un Mikel Landa que se ha destapado en el Giro, a corredores de Movistar que han ido creciendo poco a poco... Eso también tiene que ser esperanzador.

P: Su padre, Víctor Sastre, es uno de los que está poniendo su granito de arena para mejorar la base con su proyecto. ¿Cómo está funcionando?

R: En realidad son tres proyectos. El primero es 'Soy Bici', que es un proyecto social en los centros educativos y está siendo de muchísimo éxito. La Delegación Provincial de Educación admira mucho el proyecto y lo valora muy positivamente, algo que nos anima a seguir con él. Es una iniciativa necesaria, porque ayuda a saber cómo actuar cuando ves a una persona que va en bicicleta y permite que las ciudades sean más limpias porque propugnamos que se use la bici y no el coche en trayectos cortos. Estamos promocionando muchas cosas que son muy importantes. Tenemos también la Escuela de Ciclismo para enseñar usar la bicicleta a los niños de forma responsable, para competir y a saber utilizar el tiempo. Por último, tenemos la Academia Júnior, donde tenemos a siete chicos que siguen estudiando a la par que se forman deportivamente, algo que es muy bueno y que permite educar en valores, la filosofía íntegra de la Fundación.

P: Por último, pese a que no le gusta dar favoritos, ¿quién cree que va a ganar el Tour?

R: El que menos tiempo invierta (risas). Creo que mojarse es complicado, cuando ves tanta calidad junta. Espero que cualquiera de los tres españoles que tenemos en el Tour con el cartel de favorito puedan estar en lo más alto o cerca de lo más alto. Los tres tienen calidad como para hacerlo. Eso sería para mí un gran resultado a nivel de nuestro ciclismo.

Carlos Sastre celebra su victoria en el Tour por los Campos Elíseos. Foto: Joel Saget | Getty Images
VAVEL Logo