Temporada 2015: intensa transición Giro-Tour
Tejay Van Garderen y Chris Froome protagonizaron un intenso duelo en Dauphiné | Foto: TDW Sport

Atrás quedaron los adoquines y las cotas imposibles. La actividad ciclista cambiaba de formato y se pasaba a las vueltas por etapas con vistas al gran objetivo de la temporada para muchos: el Tour de Francia. Los grandes vueltómanos empezaban a enfrentarse cara a cara y con ello la guerra psicológica comenzaba.

Suiza es propiedad de Katusha

Pero antes de comenzar la preparación específica hacia el Tour de Francia, Suiza albergó el Tour de Romandía como cita previa al Giro. En tierras suizas nació un nuevo 'zar' del ciclismo, Ilnur Zakarin (Katusha). El joven talento ruso, se impuso en la general final no sin sufrimiento ante el acoso de su compañero de equipo Simon Spilak en la crono final.

Las carreteras suizas demostraron el idilio de su compatriota Michael Albasini (Orica) con la ronda helvética. Dos victorias de etapa consecutivas y el liderato hasta la llegada de la etapa reina donde Thibaut Pinot (FDJ) venció y convenció. El galo se impuso a rivales directos como Chris Froome, Vincenzo Nibali o Nairo Quintana. La crono final bajo un intenso frio, ganada por Tony Martin (Etixx-Quick Step), confirmó a Zakarin como vencedor final. Spilak y Froome le acompañaron en el pódium.

Sagan se reencuentra en USA

La juventud y los sprinters tomaron California

Aquellos que evitaron el Giro tuvieron en el Tour de California una oportunidad para mostrarse y así convencer a sus directores para entrar en el roster del Tour de Francia. Las lejanas y cálidas tierras americanas devolvieron a Peter Sagan a la senda de la victoria con un triunfo parcial y la general merced a las bonificaciones del último día. El eslovaco arrebató el maillot amarillo a un Julien Alaphilippe (Etixx-Quick Step) que mostró una vez sus virtudes ciclistas. El joven francés se impuso con claridad en la etapa con final en el Monte Baldy a escaladores experimentados como Sergio Henao (Sky) o Robert Gesink (LottoNL-Jumbo). Los sprints fueron propiedad de Mark Cavendish (Etixx-Quick Step) con tres triunfos.

Greipel avisa en Luxemburgo

La resaca del Giro llevó a los ciclistas a las tres últimas pruebas por etapas. La primera parada fue en el Gran Ducado de Luxemburgo donde Andre Greipel mostró que mantenía su excelente estado de forma tras su victoria en el Giro con dos triunfos, aunque sin grandes rivales a su alrededor. Fue el preludio a su posterior dominio en las llegadas masivas del Tour. La general fue a parar a manos de Linus Gerdemann (Cult Energy) gracias a su triunfo en la etapa mas dura, de perfil de clásica belga con final en Walferdingen.

Un Dauphiné apasionante

Una carrera al ataque con muchas alternativas. Froome volvió a ser el del 2013.

En la prueba gala, Froome mostró su poderío y asustó a sus rivales. El inglés fue de menos a más en la carrera para llevársela en la última etapa a pesar de la férrea oposición de Tejay Van Garderen (BMC).

Sky comenzó dominando merced a la victoria de Peter Kennaugh en la etapa inaugural, gracias a un ataque lleno de potencia en los últimos kilómetros. La CRE mostró el porqué BMC dominan la especialidad y alzaron a Rohan Dennis al liderato.

La prueba albergaba toda su dureza en las cuatro últimas jornadas alpinas. En la primera etapa de montaña el 'aussie' cedió el liderato a su compañero Tejay Van Garderen. La etapa con final en Pra Loup fue un gran espectáculo ciclista gracias al ataque en el descenso del Coll d' Allos de Romain Bardet que le dio el triunfo. Hombres como Valverde y Nibali se dejaron mucho tiempo.

Al día siguiente heridos en su orgullo, Vincenzo Nibali, Rui Costa, Alejandro Valverde y Tony Gallopin se lanzaron en un ataque suicida a muchos kilómetros de meta que el pelotón no pudo controlar. Sky y BMC se vieron desbordados y solo minimizaron pérdidas. Nibali se vestía de líder en una jornada para el recuerdo.

Pero Sky, devolvió el golpe y de qué manera. En las dos últimas etapas la escuadra británica puso su maquinaria a funcionar y Froome se llevo las dos etapas y el liderato final de la prueba a pesar de que Van Garderen se lo puso muy difícil. Sky y Froome metían el miedo a sus rivales de cara al Tour..como luego así sucedió.

Spilak y su idilio con Suiza

El Tour de Suiza, con menor caché que el Dauphiné, mostró ser una prueba muy animada que se decidió en el último suspiro. Tom Dumoulin (Giant-Alpecin) se impuso en el prologo inaugural, manteniendo el jersey de líder hasta al etapa de montaña. Entre tanto Durasek, Sagan y Matthews se llevaron las etapas de enlace con la etapa reina. Tal como ocurrió en Romandía, Pinot se impuso en la cima austriaca de Solden arrebatando el liderato al holandés. Solo quedaba la crono final y cuatro aspirantes a la general: Pinot, Spilak, Thomas y Dumoulin. La crono certificó a Dumoulin como el gran croner actual, pero la victoria se la llevó Spilak tras el segundo puesto en la crono. El esloveno refrendó su idilio en Suiza tras ganar Romandía en 2010.

Movistar domina los campeonatos nacionales

La última cita previa al Tour fueron los campeonatos nacionales. En España, Movistar se llevó la crono con Jonathan Castroviejo y la ruta fue para Valverde.

En el resto de países, Bob Jungles hizo doblete en Luxemburgo, Nibali repitió éxito en la ruta, Rui Costa ganó en Portugal, Peter Sagan, Peter Kennaugh, Edvald Boasson-Hagen y Steven Tronet se alzaron con el triunfo en Eslovaquia, Inglaterra, Noruega y Francia respectivamente, como los más destacados.

VAVEL Logo