En una de las últimas carreras de la temporada 2022-2023 en el ciclismo internacional, los mejores ciclistas del pelotón internacional se dieron cita en el Giro de Emilia que había logrado conseguir Enric Mas hace justo un año.

El ciclista mallorquín portaba el dorsal número 1 y buscaba la defensa de una de las carreras más prestigiosas que ha ganado durante su etapa de profesional. Ante el reto había gente de mucho nivel, Primoz Roglic, Tadej Pogacar, Richard Carapaz...

Roglic se despide del Jumbo con victoria

No ha terminado la temporada pero los rumores cada vez eran más fuertes. Tras la victoria en la Vuelta a España del gregario Sepp Kuss, el propio Primoz Roglic se vio traicionado por parte de su equipo. La planificación un par de meses antes colocaban al esloveno como la pieza clave de la carrera.

La incorporación del ganador del Tour, Jonas Vingegaard, y la situación con su compañero de equipo lo han obligado a tomar una decisión traumática para el equipo. El ciclista sabe que cada año sigue perdiendo oportunidades de ganar la ronda gala.

Tras conseguir el Giro de Italia se veía con la fuerza suficiente para aspirar al Tour de Francia. Su equipo había planificado la temporada en su nueva estrella, Jonas Vingegaard. No ayudaba tampoco su segunda victoria consecutia y comprendía que su camino debe finalizar con la escuadra amarilla.

Su decisión estaba tomada. La salida del Jumbo-Visma eclipsaba al mundo del ciclismo. Un talento generacional que se encuentra libre para firmar con otro equipo Worl Tour. Tanto Ineos Grenadiers como Lidl-Trek están muy atentos de su contratación.

Despedida a lo grande

En el foco de la noticia oficializada por su equipo afrontaba la carrera en Italia. El Giro de Emilia, una ruta de más de 200 kilómetros que finalizaba en un puerto de gran exigencia. El grupo de favoritos no se había roto y se vivía un auténtico duelo entre los cabezas de serie.

Un gregario de Tadej Pogacar ponía un ritmo exigente previo a su ataque que ponía en jaque a los mejores del grupo. La respuesta de Richard Carapaz encendía el avispero y de ahí surgía la figura de Primoz Roglic que en las últimas curvas luchaba por la posición.

Un sprint agónico con su compatriota al que conseguía distanciar por cinco segundos en la llegada a meta. El foco mediático durante todo el día sumado a las imágenes al subirse a lo más alto. Sigue teniendo la confianza de sus compañeros y quiere abandonar al equipo en lo más alto.

Por su parte, Enric Mas, terminaba en cuarta posición sin tener ninguna opción de completar el podium. Una victoria que sabe a gloria para el esloveno que cierra la temporada en un estado de forma pletórico y seguirá preparando con gran motivación su participación en otro equipo el Tour de Francia, que nunca ha logrado.

VAVEL Logo
Sobre el autor