El trabajo es muy importante en un equipo que rueda en el Pelotón. De hecho, se ha visto como todos buscan cumplir un objetivo que eleve a todos a un estatus superior que pueda ser fuente de moral para próximos retos.

Esto es lo que le ha pasado al australiano Kaden Groves en las dos etapas al sprint. Su capacidad física no ha sido superado ni por Filippo Ganna y confirma que viene en gran condición física para seguir pensando en dar triunfos a su equipo.

Fin al caos

Las malas condiciones climatológicas han sido causa de caídas y tensiones en un Pelotón que prosigue los recorridos con normalidad para seguir sumando kilómetros a las piernas por el caso de cada pueblo y ciudad.

Un susto de Primoz Roglic en una de las etapas con su caída fortuita obligaba al equipo a paralizar por completo a todo un grupo de sendos ataques por neutralizar la fuga. Era necesaria esa acción para dar más seguridad, podría ser. Pero no tienen derecho a para así una carrera.

Maillot verde para rato...

Sus dos victorias encumbran su figura dentro de la carrera y hace algo que muy pocos han logrado. Tener dos victorias de etapa en una grande dos días seguidos. A pesar del frío, el cambio de temperatura, y las subidas de categoría especial pudo rematar en un final de infarto.

Lo próximo para los corredores será subir a Javalambre donde se pueden hacer verdaderas diferencias pensando en la clasificación general.

VAVEL Logo
Sobre el autor