Una noticia que ha impactado al mundo del ciclismo internacional. El ciclista esloveno ha decidido abandonar su equipo actual después de ocho temporadas para dar inicio a una nueva etapa como profesional. En todos esos ocho años ha logrado crecer como persona y corredor.

Para muchos, supone un cambio de aires para un ciclista al que la longevidad no le está afectando para seguir pensando en importantes triunfos en las carreras más importantes del calendario del World-Tour al igual que sus posibilidades de optar a ganar una carrera de tres semanas.

La decisión

Después de una gran temporada al lograr triunfos en clásicas, conseguir etapas en el Giro de Italia y finalizar con la Vuelta a España ha sido un gran triunfo para mantenerse en un alto estatus. A pesar de ello, no pudo cumplir su gran objetivo de pelear por el Tour de Francia.

La juventud le hizo ser relegado a un puesto secundario y servir a sus compañeros tras lo ocurrido en la Vuelta. Ahora visto su nuevo papel y la transparencia del Jumbo-Visma en los planes de futuro ha recibido una recompensa por todo su trabajo.

Su salida se hizo oficial y recibió la carta de libertad para aprovechar sus últimas balas en los próximos dos Tours y así poder soñar en ganar las tres grandes. Cada año aumenta la competencia y es consciente que necesita un equipo hecho a su imagen y semejanza.

Ahora, tiene la oportunidad de brillar y tener total libertad en las grandes carreras de la próxima temporada. Su victoira en Emilia Romana supone una victoria más en su longeva trayectoria profesional que se encuentra en su momento final.

La confianza de Bora-Hansgrohe

El equipo antes de su firma por Jumbo-Visma estaba pendiente de contar en sus filas con el ciclista esloveno. Su decisión de firmar por su ex equipo le hizo triunfar y conseguir un total de cuatro Vueltas a España y un Giro de Italia al igual que carreras de cinco o seis etapas y clásicas.

Un curriculum envidiable para un cicislista que mantiene la ambición del primer día. Firma un contrato de tres año y cinco millones de euros netos por temporada. Hay que sumar la confianza y las decisiones de equipo podrán recaer en su figura.

Un equipo competitivo que se configuraba en torno a Peter Sagan y que ha tenido apariciones fugaces en vueltas como el Giro y la Vuelta a España. Ahora deben confeccionar un equipo competitivo para carreras de tres semanas y proteger a su nuevo líder.

Su llegada cambia todo el paradigma del ciclismo y mueve los cimientos provisionales dejando más tocado al Jumbo-Visma. Su líder más experimentado se pasa a la competencia y se sumará a una larga lista de rivales para tumbar sus intereses.

VAVEL Logo
Sobre el autor