Aviso a navegantes
Chris Froome celebrando su triunfo | Foto: Critérium du Dauphiné

Después de imponerse en la cronoescalada inicial Alberto Contador, rematar la llegada masiva Nacer Bouhanni en la primera etapa, triunfar Jesús Herrada en la segunda, salir vencedor Fabio Aru de un atrevido ataque en la tercera etapa y llevarse Edvald Boasson Hagen el sprint de la cuarta etapa, el Critérium du Dauphiné continuaba este viernes con la disputa de la cuarta etapa, en la que los corredores debían recorrer los 140 kilómetros entre La Ravoire y Vaujany, una jornada con un duro inicio con seis cotas puntuables en sus primeros 80 kilómetros, incluyendo una cota de primera categoría y otra de segunda, para que ya a 25 kilómetros de meta, los ciclistas afronten un falso llano camino de Vaujany (2ª categoría), donde se disputará la victoria de etapa.

Tras cuatro etapas de calma tensa, primeras conclusiones del estado físico de los favoritos a llevarse la clasificación general, la jornada de este viernes ponía las cartas sobre la mesa del estado final de muchos de ellos. Con la aparición de las etapas de montaña, cuatro eran los corredores que decidían no tomar la salida de la etapa, siendo estos Alexis Gougeard (AG2R), Christophe Laporte (Cofidis), Niccolo Bonifazio (Trek) y Chad Haga (Giant).

Fuga de nivel que pone en jaque al pelotón

La posibilidad de que una escapada consiguiera llegar hasta la línea de meta era muy alta, lo cual hacía que ni más ni menos que veinticinco corredores saltaran del pelotón abriendo hueco, formando un grupo de nivel Wout Poels (Sky), Greg van Avermaet (BMC), Robert Kiserlovski y Roman Kreuziger (Tinkoff), Steve Morabito y Sebastien Reichenbach (FDJ), Paolo Tiralongo y Andrei Grivko (Astana), Jan Bakelants, Cyril Gautier y Alexis Vuillermoz (AG2R), Jens Keukeleire (Orica), Tomasz Marczynski (Lotto-Soudal), Edvald Boasson Hagen, Stephen Cummings y Daniel Teklehaimanot (Dimension Data), Ryder Hesjedal (Trek), Antonio Pedrero (Movistar), Thomas Voeckler (Direct Energie), Tom-Jelte Slagter (Cannondale), Jérôme Coppel (IAM), Bjorn Thurau (Wanty), Paul Voss (Bora-Argon 18), Tsgabu Grmay y Luka Pibernik (Lampre). Muchos equipos representados con intereses claros, obtener el triunfo de etapa.

Parte de los fugados del día | Foto: Criterium du Dauphiné

Ante la formación de una escapada con tantos corredores, el pelotón ni mucho menos estaba por la labor de permitir que el hueco se disparara, al mismo tiempo que la escuada española, Movistar Team, confirmaba el abandono de Rubén Fernández al sufrir una caída en los kilómetros neutralizados de la etapa. Habiendo tantos ciclistas en la fuga del día propiciaba que el entendimiento entre ellos fuera cuanto menos escaso, propiciando que a setenta kilómetros de meta Andrei Grivko solo en cabeza con 1'50'' sobre el pelotón. Por detrás del corredor ucraniano del Astana Team se formaba un cuartero en el que se encontraban Gautier, Huzarski, Gasparotto y Dayer Quintana, cazando a Grivko kilómetros después para crear un quinteto con dos minutos y medio de adelanto sobre el pelotón, donde tiraba Tinkoff Team.

BMC cambia el escenario de la carrera en los kilómetros finales al no reducir Tinkoff la diferencia

Los kilómetros iban pasando sin que nada cambiara en la carrera, que tenía una calma tensa antes de la batalla final. Con menos de diez kilómetros para la meta y, la diferencia de los fugados rondando los dos minutos de adelanto, el trabajo del Tinkoff Team desaparecía para coger las riendas del grupo mayoritario el BMC Racing Team, uniéndose a ellos el Team Sky y la FDJ, dejando la renta en un minuto a seis kilómetros de meta, comenzando la ascensión final a Vaujany un kilómetro después. Las hostilidades en la escapada se desataban con las primeras rampas, siendo Enrico Gasparotto el primero en atacar, yéndose en solitario a pesar del intento de Dayer Quintana de seguir su rueda.

Chris Froome probando a Alberto Contador y Richie Porte | Foto: Critérium du Dauphiné
Chris Froome probando a Alberto Contador y Richie Porte | Foto: Critérium du Dauphiné

Si bien los ataques se sucedían en cabeza de carrera, lo mismo ocurría en el pelotón, siendo Mikel Landa (Team Sky) el primero en probar el estado de los demás favoritos, quedando Roman Kreuziguer como único gregario al servicio de Alberto Contador, manteniendo al español a unos pocos metros. Con tres kilómetros para la conclusión tanto Landa como Gasparotto se juntaban en cabeza de carrera, yéndose el de Sky en solitario metros después, saltando desde el pelotón Daniel Martin antes de llegar el primer hachazo de Chris Froome a 2,5 de meta, siendo capaz de seguirle Richie Porte, quedando metros después Alberto Contador. En el sprint final Froome batía a Porte con un segundo de adelanto, quedando a diecinueve Adam Yates y Daniel Martin, a veintiuno Alberto Contador. El jefe de filas del Team Sky se alza con el liderato del Critérium du Dauphiné, con siete segundos sobre Porte y 27 con respecto a Contador.

Y mañana...

Han tenido un serio simulacreo este viernes con la disputa de la quinta etapa, pero la jornada reina hará acto de presencia el sábado. pese a tener apenas 141 kilómetros entre La Rochette y Méribel, contiene cinco duros puertos, incluyendo el siempre duro Col de la Madeleine (Hors catègorie). La etapa finalizará con la ascensión a Méribel (1ª categoría) quien, pese a unos últimos 10 kilómetros sin excesiva dureza, presenta cinco kilómetros con una media superior al 8% y una rampa al 17% en su inicio.

Clasificación tras la etapa

VAVEL Logo