Puntos claves en la segunda semana en la Vuelta a España 2017
Puntos claves: La segunda semana | Fotomontaje: Enric Garcia - VAVEL

En el día de hoy el pelotón afrontará una nueva etapa de casi 165km que transcurrirá entre Caravaca de la Cruz y Alhama de Murcia, en la que se ascenderá el puerto  de tercera categoría  “Alto del Morron de Totana” y el “Collado Bermejo” (1a), con rampas del hasta el 8,5% y con una media del 6,5%. No destaca por su longitud (menos de 8km), pero el estar situado a 20km de meta le puede convertir en una trampa para algún hombre de la clasificación general. La etapa de hoy se presenta como una oportunidad para grandes escapadas mientras los favoritos intentaran gastar la menor cantidad de energía posible, esto en ocasiones genera grandes minutadas a favor de los escapados, habrá que tener cuidado con corredores a priori descartados para la general que podrían colocarse cerca y dar batalla.

Mañana, el trazado partirá de Lorca para concluir en el Observatorio de Calar Alto, un puerto de primera categoría donde seguro probaran suerte los hombres más fuertes de la general. Con un desnivel de 3434 metros y dos puertos de primera categoría estamos sin duda ante una jornada clave, donde posiblemente no conozcamos quien va a ganar esta Vuelta pero si podamos descartar a más de un favorito.

A 40km de finalizar la etapa, el durísimo “Alto de Velefique” de 13,2 km al 8,6% con una última rampa al 15% se presenta como un lugar inmejorable para poner contra las cuerdas a Chris Froome o intentar recuperar tiempo perdido, ¿Atacará Alberto Contador en busca de esos tres minutos perdidos en Andorra? Coronado este puerto los corredores bajaran a toda velocidad para afrontar la subida a Calar Alto. El último puerto de la jornada tiene 15,5 km con una pendiente media al 5,9%, comienza con un duro 12% para concluir con un 3%, aunque no es tan duro como Velefique, en cuanto a sus rampas, seguro hará estragos entre los favoritos. Posiblemente, los grandes equipos intenten meter a sus mejores gregarios en la escapada del día para ayudar a sus jefes de filas a recortarle tiempo al británico o a alzarse con la victoria en tierras almerienses. ¿Quien subirá los brazos en Calar Alto, después de que en 2004 lo hiciese Roberto Heras y en 2006 Igor Anton?

El jueves, día 31, Motril dará salida a la duodécima etapa, un recorrido de 160 kilómetros con más de 2000 metros de desnivel que concluirá en la ciudad de Antequera. Estamos ante un recorrido de media montaña ideal para escapadas en busca de la victoria. A 60 kilómetros del final se sitúa el “Alto de León” de primera categoría, de  17,4 km. al 4,9% con rampas del 10% y del 8%, pese a no ser un puerto muy duro su recorrido podría causar estragos si se impone un ritmo fuerte. Descendiendo este, nos encontramos con el “Puerto del Torcal" el cual esta catalogado como segunda categoría a pesar de contar con una pendiente media del 7% tiene varias rampas al 11% y 12% que seguro se le atragantará a más de uno. Tras la bajada de este puerto a unos 20 kilómetros del final, pondrán fin a esta etapa en la bella ciudad de Antequera. 

El viernes es tiempo para los sprinters. Este año la Vuelta ha apostado por un recorrido más de montaña, es por esto, que sin duda esta etapa debe estar marcada en rojo para los velocistas. Comenzarán en Coín los 198 kilómetros que finalizarán en Tomares. Un recorrido llano y previsiblemente con mucho calor y tramos de viento que podrían formar los temidos abanicos. Los favoritos deberán evitar verse involucrados en posibles caídas o enganchones que suelen darse en trazados como este y más cuando los equipos con los corredores más rápidos querrán asegurarse la victoria. 

Con el fin de semana llega la montaña, un nuevo punto para que la general se pueda empezar a decantar. El sábado, día 2, la etapa partirá de Écija para finalizar en la “Sierra de la Pandera”, 175 kilómetros que transcurrirán entre cotas de tercera y segunda categoría para concluir en un categoría especial.

El primer puerto que nos encontraremos será “Puerto el Mojón” a 85 kilómetros de la salida, cuya cima se alcanzará tras los 8,8 kilómetros de subida al 3,7%, parece más que probable que sea coronado por un grupo de escapados en busca de los puntos de la montaña. El segundo puerto de la jornada es el “Alto Valdepeñas de Jaén” con 8,5 kilómetros de subida al 4,8% el cual nos llevará tras su descenso a la “Sierra de la Pandera”, un puerto de categoría especial con 12 kilómetros de subida al 7,3% con rampas de hasta el 13% donde los favoritos entrarán en batalla para aumentar sus opciones de ganar o entrar en el cajón de Madrid. Recordemos que el martes siguiente (5 de septiembre) tendremos una contrarreloj larga y llana, por lo que muchas opciones de los grandes escaladores están puestas en sacar ventaja en etapas como la del sábado. Habrá que tener en cuenta que la “Sierra de la Pandera” se encuentra a 1830 metros y que previsiblemente vendremos de un día fuertemente caluroso, lo cuál podría suponer una “pájara” inesperada para los hombres de la general.  

El domingo, día 3,  tenemos una de las etapas reinas de esta Vuelta España. Alcalá la Real marcará el inicio de los 130 kilómetros que nos llevarán hasta “Sierra Nevada, Alto Hoya de la Mora. Monachil”. Es uno de los trazados más cortos de esta Vuelta, pero podríamos decir que en el se concentra una gran dureza. Hasta llegar a “Sierra Nevada” encontrarán el “Alto de Hazallanas”, un larguísimo puerto de primera categoría con 16,3 kilómetros al 5,5% con rampas que alcanzan el 19% y el 22%, situado a 74 kilómetros de la salida y a 54km de la meta. Esta cota puede romper la carrera totalmente. Tras bajar el “Alto de Hazallanas” los corredores subirán el “Alto del Purche" el cuál a pesar de solo tener 8,5 kilómetros de distancia cuenta con una pendiente media del 8% cuyas rampas finales son al 12%. Sin dejar de subir, el pelotón pondrá rumbo a la última cota del día, “Sierra Nevada, Alto Hoya de la Mora. Monachil”, con sus 19,3 kilómetros que recuerda a los puertos más miticos del Giro y del Tour, este alto es de categoría especial y tiene una pendiente media del 5,6% con rampas máximas del 10%, aunque pueda parecer menos duro a los anteriores, no podemos olvidar que estamos ante una etapa rompe piernas y que por tanto los corredores llegarán bajo mínimos a este último puerto de la jornada. No debemos olvidar tampoco que se corona a 2510 metros de altitud, por lo cual más de uno ademas del sufrimiento en sus piernas podría sufrir un mal de altura. Por último, recordar que debido precisamente a la altura de “Sierra Nevada” será una etapa con grandes cambios de temperatura lo cual sumado a la fatiga de los días anteriores y la extrema dureza de este recorrido podría llevar al traste las opciones de alguno de los favoritos. 

Por suerte para los ciclistas, el lunes día 4 gozaran de la segunda jornada de descanso, para recuperarse de la gran dureza de esta segunda semana. 

VAVEL Logo