Thierry Henry: la leyenda 'gunner'

Thierry Henry es una de las joyas en activo más veteranas de nuestro fútbol. Con 36 años, este legendario futbolista francés milita ahora en la MLS norteamericana, liga considerada por muchos como lugar de retiro para las grandes estrellas europeas. En 2013, "Tití" superó los 400 goles anotados a lo largo de su carrera, una cifra difícil de alcanzar, más aún habiendo jugado en tres de las cuatro ligas más importantes del mundo.

Desde que empezara su carrera hace casi veinte años en el AS Monaco (1994), Henry no ha hecho más que lograr éxitos a lo largo de su carrera profesional. Se curtió entrenando en Clairefontaine, Les Ulis, Palaiseau, Viry-Chatillon y FC Versalles. En este último club, el jugador conoció a jugadores como Anelka, Trezeguet o Rothen, con los que llevaría a su país a lo más alto años después en una de las edades de oro del fútbol francés.

Siendo infantil, el Mónaco posó sus ojos en este futbolista y años después debutaría con el primer equipo. Su debut fue frente al Niza, con Arsène Wenger como entrenador. Por aquel entonces, ninguno de los dos sabía la bonita etapa que estaba por venir en tierras británicas con ambos como principales valuartes de un equipo de leyenda.

Antes de recalar en el Arsenal, club donde verdaderamente Henry se hizo grande, hubo una parada en Italia. La Juventus de Turín, dado el gran nivel mostrado por el francés en la Ligue 1, decidió invertir en el futbolista. La etapa de Thierry por tierras italianas no fue plácida, ya que el delantero no encontró un hueco entre jugadores de la calidad de Zidane o Del Piero.

El jugador apenas duró una temporada en Italia, pero el crédito del jugador francés no había terminado para según que entrenador. Arsène Wenger, flamante nuevo entrenador del Arsenal, alzó el teléfono para acudir a Henry y acometer su fichaje. El francés, que no contaba con el beneplácito de la directiva y cuerpo técnico de la Juventus, no se lo pensó dos veces y puso rumbo a Londres para iniciar la etapa más gloriosa de su carrera.

Arsenal y Henry, una combinación de leyenda

Aunque él ya había sido jugador profesional durante seis temporadas, la verdadera leyenda de Thierry Henry comenzó a finales del año 1999. En el Arsenal el jugador se convirtió en estrella y a su vez hizo a su equipo campeón en una Liga dominada por aquel entonces por el Manchester United, que desde la 1992-1993 hasta la llegada de Henry había ganado 5 de las 7 ediciones disputadas.

La revolución Henry comenzó nada más llegar a aquel vestuario. Mientras el récord de goles hasta el momento del jugador era de 11, en su primera temporada como gunner subió la cifra a 26 goles en todas las competiciones. Durante esa época, "Tití" acompañó en la delantera a la estrella danesa Bergkamp para crear un dueto tan sinfónico como demoledor. En sus ocho años como gunner, el francés ganó dos Premier League y cuatro subcampeonatos, mostrando al mundo que aquel Arsenal no era una broma.

De las ocho temporadas de Henry en el Arsenal, destacar a nivel colectivo la Premier League que ganaron los gunners de manera invicta (2001-2002). Es el primer y único equipo de la historia de la liga inglesa que ha logrado acabar la temporada invicto. Además, el delantero francés aumentó su cifra goleadora anotando 30 goles.

También es digno de recordar aquella final de la Champions que disputó contra el FC Barcelona de Frank Rijkaard en la temporada 2005-2006, aquella que se llevaron los azulgrana con un gol in extremis de Belleti. Aquel partido supuso para el conjunto londinense la primera final de su historia. Para Henry, también fue la primera que jugó, además como capitán.

Previo a este acontecimiento, el mejor año de Thierry Henry a nivel goleador fue la temporada 2003-2004, cuando anotó 39 goles para llevarse con solvencia la bota de oro. También logró llevársela al año siguiente con 50 puntos, aunque en esta ocasión le tocó compartirla con Diego Forlán.

En la 2005-2006 y en la 2006-2007, aunque Henry mantuvo el nivel su equipo no fue capaz de seguir logrando campeonatos y subcampeonatos como antes. La marcha de jugadores clave como Ashley Cole, Kolo Touré, Gilberto Silva o Ljungberg no fueron suplidas por jugadores de la misma talla, por lo que el Arsenal empezó a decaer en la tabla y Tití comenzó a plantearse su salida del club.

De Inglaterra a España: Henry ficha por el FC Barcelona

En el verano de 2007, el delantero recibió una oferta del FC Barcelona difícil de rechazar. Tras 174 goles con la camiseta gunner, que le hicieron máximo goleador de la historia del club, puso rumbo a la ciudad condal para formar parte de una delantera de ensueño. Aquel grupo de jugadores fueron calificados como "Los 4 fantásticos", ya que aparte del genial Henry, en ese equipo jugaba un Ronaldinho en pleno esplendor, un Samuel Eto'o que lograba cifras de récord y el joven extraterrestre Lionel Messi.

A su presentación asistieron 30.000 personas, una cifra récord que superaría años después Zlatan Ibrahimovic. La primera temporada de Henry en Barcelona fue regular en cuanto a números y mediocre en cuanto a sensaciones. El jugador no era el mismo que deslumbró en en Inglaterra. Su jugada típica, la de penetrar desde la banda izquierda y chutar a portería en dirección al segundo palo -recurso también famoso en Kaka'- ya no salía con tanta frecuencia. Pese a ello, el francés sumó 19 goles.

Su segunda temporada como azulgrana tampoco sería destacable a nivel individual, pero sí que lo sería a nivel colectivo. En la 2008-2009, Henry no solo ganó su ansiada Champions League, trofeo por el cual se marchó a la Ciudad Condal según Wenger, sino que también ganó la Liga y la Copa del Rey. El francés fue parte de un equipo histórico en el mundo, ya que ese FC Barcelona fue el primer equipo de la historia en ganar un triplete, que sería redondeando en forma de sexteto durante la 2009-2010 con las Supercopas de España y Europa junto al Mundial de Clubes. Aunque el triplete de aquel Barcelona ha sido igualado por Inter de Milán y Bayern, los seís títulos de aquel Barcelona pertenecen en exclusiva al club catalán.

Como dato curioso, Henry es un jugador bastante recordado por la hinchada culé porque en el famoso 2-6 del que aún se regocijan muchos barcelonistas, Henry fue uno de los jugadores clave con dos goles en su casillero.

El retiro en la MLS

Tras varias temporadas en el Barcelona, el bajón físico de Henry le llevó a la MLS, donde fichó por los New York Red Bulls, equipo en el que milita actualmente. En su estancia en el club norteamericano también ha cosechado éxitos, siendo dos veces campeón de conferencia y una de la MLS Supporters' Shield. Allí, además, se ha convertido en el segundo jugador en activo con más goles en su haber, solo superado por Raúl González. Además, en Estados Unidos, Henry logró marcar su gol número 400, una cifra realmente especial para él.

Como curiosidad, Henry volvió a jugar con el Arsenal en las etapas de descanso en la MLS. El jugador volvió al Arsenal para jugar en el estadio que era inédito para él: el Emirates Stadium. Con la elástica gunner, el jugador marcó dos goles en cuatro partidos, haciendo recordar aquellos tiempos dorados a la hinchada del Arsenal.

Henry con su selección

El delantero es, actualmente, historia viva de una de las etapas más gloriosas de la selección francesa. Desde la retirada de Platini, Francia no había logrado una remesa de jugadores con tanto nivel como los de la generación del 98 y del 2000. Zidane, Dugarry, Trezeguet, Thuram, Barthez, Lizarazu, Deschamps, Vieira, Pirès,... Una selección repleta de jugadores estratosféricos que se llevaron el mundial en el que jugaron como locales. En aquel Mundial, Henry anotó 3 goles.

El dominio francés se extendió hasta el inicio del nuevo milenio, cuando en la Eurocopa 2000 celebrada en Bélgica y Países Bajos los bleus volvieron a salir campeones. Tras eliminar a España y Portugal, los galos se enfrentaron a Italia en la final y la derrotaron por 2-1.

En el año 2006, los italianos se vengaron de los franceses en el Mundial 2006, cuando los transalpinos se llevaron el campeonato derrotando a los galos en la tanda de penaltis. Aquel partido estuvo marcado por el cabezazo de Zinedine Zidane sobre Materazzi que supuso la expulsión del mediapunta. En aquel campeonato Henry fue indiscutible y anotó 3 goles.

En 2009, la imagen de Henry volvió a dar la vuelta al mundo. En esta ocasión, un gol ilegal de William Gallas en la repesca subió al marcador y clasificó a Francia para el Mundial de Sudáfrica, dejando a Irlanda eliminada. La ilegalidad del gol fue que 'Tití' controló el balón con el que asistió a Gallas con la mano.

La clasificación no sirvió para demasiado, ya que Francia hizo un ridículo absoluto en Sudáfrica. Los galos solo consiguieron un punto en su casillero cuando eran el "coco" del grupo junto a Uruguay. Aquella fue la despedida de Thierry Henry de los mundiales de fútbol, una despedida completamente inmerecida tras haber logrado en dos de los tres anteriores un campeonato y un subcampeonato.

Por lo tanto, Henry es un fútbolista que allá donde ha estado el éxito ha sido total. Siempre ha estado en equipos campeones con papeles destacados en cada uno de ellos. 414 goles y 176 asistencias después, VAVEL quiere hacer un homenaje en su día del reportaje a la leyenda de este jugador que alegró las tardes a millones de futboleros con sus goles y sus jugadas. Para muchos, Henry es uno de los 10 mejores delanteros de la historia del fútbol.

Foto 1: L'Equipe // Foto 2: Reuters // Fotos 3,4 y 5: Fotografías oficiales del Arsenal // Foto 6: Reuters // Fotos 7 y 8: EFE // Foto 9: MLSsoccer.com // Foto10: Mirrorfootball.co.uk // Foto 11: hispavista.com // Foto 12: football-shirts.co.uk

VAVEL Logo