We're going up: Leyton Orient, el sueño de la minoría capitalina
Foto: The Washbag

Londres es la ciudad más cosmopolita, extensa y poblada del Reino Unido. Con más de siete millones de habitantes -casi ocho veces más que la siguiente ciudad en ese rango- y catorce equipos profesionales registrados repartidos en varias categorías, la capital donde la Reina Isabel II sale a pasear a diario acompañada de sus guardias respira fútbol por todos los rincones. Es habitual encontrar los 'pubs' del centro abarrotados de aficionados ataviados con la camiseta del Arsenal, del Tottenham o del Chelsea en días de partido, e igualmente frecuentes son las comidas familiares en las que suegro y yerno debaten sobre qué equipo predomina en la urbe. Pero más allá de las grandes masas y las enormes cantidades de dinero que manejan los equipos de mayor renombre, existen aficionados de los otros clubes que no son tan conocidos y que acuden cada fin de semana a animar a su equipo, ya sea como local o como visitante. Y ahí, en el centro-norte de la ciudad del Támesis, es donde encontramos al Leyton Orient.

Una historia que viene de lejos

El Leyton Orient se fundó en 1881 de la mano de los miembros del Club de Cricket de Glyn, pero no adquirió la denominación que mantiene hoy en día hasta 1945. Pese a que se perdió durante más de cuatro décadas, se volvió a recuperar en 1987 cuando el por aquel entonces presidente de la entidad hizo caso a la masa de aficionados que lo pedían.

Cuando finalizó la Primera Guerra Mundial, el príncipe -posteriormente rey- Eduardo VIII acudió a un partido del Orient, siendo la primera vez que un miembro de la realeza se dejaba ver en un partido de fútbol profesional. Lo hizo en agradecimiento a los miembros del club que defendieron a la patria en la guerra, donde incluso tres fallecieron, y desde entonces hay una placa en el estadio the 'The O's' recordando tal acontecimiento.

Foto: E7 Now & Then.

Desde la segunda mitad del siglo XX, el Leyton no ha tenido tanta relevancia dentro del fútbol inglés. Pasaron veintidós años en la segunda categoría, pero no tuvieron destacadas actuaciones que les permitieran ascender nuevamente a la Division One. Como máximo, llegaron a una semifinal de FA Cup tras batir al Chelsea por 3-2 en un partido que perdían por dos tantos de diferencia. Bajaron a la tercera división en 1982, y apenas un par de años después se encontraban en una categoría aún inferior.

Cuando empezó la primera década del siglo XXI el Orient esperaba dar un salto de calidad, una vez recuperada la estabilidad en el seno del club, que les devolviera nuevamente a codearse con los más grandes. El primer intento, en 2001, resultó fallido, cayendo eliminados en la primera ronda del Play-Off de ascenso a la League One. El éxito les llegó en 2005 cuando consiguieron la primera parte de su objetivo en una última jornada agónica. El Grimsby Town, dirigido por el hoy entrenador del Orient, Russell Slade, partía con ventaja, y una victoria les certificaba la última plaza de ascenso directo. Pero cuando los londinenses parecían destinados a otro año más sin subir, un gol en el descuento contra el Grimsby y, apenas unos segundos después, un gol de Lee Steele para el Orient certificaba el éxito y la vuelta a una tercera división de la que aún no ha salido.

El éxito más reciente de 'The O's' llegó en la temporada 2010/2011, cuando en la FA Cup vencieron a equipos como Norwich City y Swansea City para plantarse en una quinta ronda contra el Arsenal. A los de Wenger consiguieron sacarle un empate a uno en The Matchroom Stadium, perdiendo en el 'replay' por 5-0 en el Emirates.

1962/1963: La única temporada en la máxima categoría

La única temporada del Leyton Orient en la máxima categoría del fútbol inglés fue en la 1962/1963 bajo la dirección de Johnny Carey. El curso anterior, cuando parecía que tenían prácticamente imposible el ascenso, el Sunderland pinchó en la última jornada y permitió al Orient cumplir el sueño subir a la Division One. 'The O's' completaron una temporada considerablemente mala en la primera división. Volvieron a descender tras haber cosechado únicamente seis victorias en los cuarenta y dos partidos de los que constaba el campeonato.

Los londinenses arrancaron la temporada con una derrota por 1-2 en casa ante otro equipo de la capital, el Arsenal, cayendo por el mismo resultado en el primer encuentro fuera de casa, en The Hawthorns. El primer punto del Leyton Orient en su historia en la primera división fue en Birmingham, cuando empataron a dos en el campo del Birmingham City. La primera victoria llegaría el 1 de septiembre de 1962, cuando derrotaron por 2-0 al West Ham United. La siguiente tampoco se haría de rogar, ya que una semana después vencieron al Manchester United por un tanto a cero. Encadenaron tres victorias consecutivas en casa -goleada por 3-0 al Everton en la siguiente jornada-, lo que les situó en la mitad superior de la tabla durante el primer mes de competición. La primera victoria del Orient en esta categoría fuera de casa llegó por 0-2 en Craven Cottage, lo que precedió a una racha de veinte jornadas sin ganar que colocaron al equipo capitalino en el fondo de la clasificación, de donde ya no saldría.

Precisamente en esa temporada, en la última fecha del calendario, la victoria del Manchester United por 3-1 sobre el Orient unida a la abultada derrota de sus vecinos del Manchester City por 6-1 ante el West Ham salvó a los 'diablos rojos' del descenso y metió a los de la otra parte de la ciudad mancuniana.

Ilustres que jugaron en 'The O's'

Sir Peter Shilton, legendario portero de la selección inglesa -125 partidos defendiendo la camiseta de los 'pross'- disputó su última temporada en el Leyton Orient, donde se retiró en 1997 con cuarenta y ocho años. Vistiendo la camiseta del Orient, Shilton cumplió su partido número mil en liga el 22 de diciembre de 1996 ante el Brighton & Hove Albion. Él fue el cancerbero que encajó el famoso gol de Maradona en el Mundial de México 1986 conocido como 'La mano de Dios'. Otro que llevó el escudo del Leyton en el pecho fue el también inglés Laurie Cunningham, primer jugador de raza negra en vestir los colores de la selección de Inglaterra en competición oficial en 1979, que salió de la cantera de dicho club y posteriormente sería el primer inglés en fichar por el Real Madrid, club más prestigioso del mundo en aquella época.

La dupla más goleadora de la League One

Con treinta y cinco goles combinados en cuarenta y seis encuentros ligueros, Mooney y Lisbie se han erigido como la gran pareja goleadora de esta temporada en la League One. Cuando el delantero irlandés salió del Shamrock Rovers irlandés y se fue a probar suerte al fútbol inglés, ningún club se atrevía a darle una oportunidad en su plantilla. El primero fue el Reading, pero apenas contó con la confianza del técnico pese a los dos goles que anotó en el primer partido completo que disputó con la camiseta de los 'Royals'. Tras estar cedido en varios equipos, en 2011 recaló en el Leyton, convirtiéndose esta temporada en su máximo referente ofensivo con diecinueve tantos en competición doméstica y otro más en FA Cup.

Foto: Ilford Recorder.

El veterano Kevin Lisbie ha desarrollado toda su carrera futbolística en Inglaterra, donde ha jugado hasta en nueve equipos del país antes de recalar en 'The O's' en el mismo año que su compañero Mooney. Ha sido internacional con su país, Jamaica, pero no ha sido hasta este año cuando ha explotado su faceta goleadora con dieciséis tantos en liga, además de dos en Capital One Cup.

Un pequeño sector dentro de Londres

Hasta catorce equipos de diferentes categorías del fútbol inglés tienen su sede en Londres. Los más conocidos mundialmente -los que compiten en Premier League- son los que tienen mayor número de aficionados en la capital, pero el resto de entidades también tienen un grupo de 'supporters', aunque sea menor. La estimación de gente residente y/o nativa de Londres que apoya al Leyton Orient está cifrada en un 2'4%, siendo uno de los que menos seguidores reúne dentro de la ciudad del Támesis.

El Leyton Orient juega sus partidos en The Matchroom Stadium, en el centro-norte de la ciudad, con capacidad para 9.311 espectadores, aunque la media de asistencia esta temporada está cifrada en aproximadamente la mitad. Los ochenta y seis puntos conseguidos en este curso 2013/2014 suponen la mayor puntuación del Orient en su historia en una competición liguera.

El Matchroom Stadium. Foto: Empics.
VAVEL Logo