Iron Maiden, los sonidos metálicos del fútbol
Foto: VAVEL

Solo se escucha sobre el cemento el resonar de las pisadas, el disparejo golpeteo de tacos metálicos que en la bocana del túnel se abren caminos hacia abismos infinitos. Aquel espacio dueño de los silencios y los sonidos del fútbol, se apodera de las ansiedades más densas y metálicas. El chirrido de las ruedas de los trenes Intercity parece un cántico, pero es el rugido metálico de Steve Harris y la “Inter City Firm”, que atraviesa corazones hammers y futbolistas que en Upton Park no son jugadores sino compañeros del metal. Es puro heavy, puro fútbol, la resonancia metalúrgica de un impacto seco del balón contra la base del poste que hace sonar un bajo de leyenda. Mientras se entona 'Blowing Bubbles', una nube de pompas de jabón recibe a sus jugadores, guerreros de la metalurgia.

El West Ham United es pura tradición británica, su afición es tremendamente leal, y su rivalidad con el Milwall una de las más ancestrales de la historia del fútbol británico. Los trabajadores de la metalurgia frente a los estibadores. West Ham contra Millwall. El club considerado como “The Academy" (La Academia del fútbol) vio surgir de sus inferiores a futbolistas de la talla de Bobby Moore, Martin Peters, Paul Ince, Rio Ferdinand, Frank Lampard, Joe Cole, Michael Carrick, pero en estas líneas nos detendremos muy especialmente en la figura de una de ellos, rey de la metalurgia y el heavy que tuvo como uno de sus grandes sueños portar esa camiseta.

Nacido un 12 de marzo de 1956 en Leytonstone, Londres, Stephen Percy Harris desde muy pequeño sintió gran pasión por el fútbol y especialmente por los colores del West Ham. Todo comenzó cuando un amigo le acompañó a Boleyn Ground y tuvo claros cuales eran sus colores y sus sueños. Contrariamente a lo que opinaban su padre y su abuelo, el pequeño Steve se lanzó en busca de su sueño, ser futbolista y portar la casaca hammers algún día. Tras jugar en varios equipos locales un cazatalentos le propuso una prueba con el West Ham. Todo parecía bien encaminado hacia su sueño, pero pronto se percató que ser futbolista profesional conllevaba una serie de privaciones y sacrificios que no estaba dispuesto a soportar: "Casi tenías que ser como un monje. Mientras tanto, el resto de mis amigos comenzaban a ir de juerga y a salir con chicas"

Un año más tarde dejó a un lado su sueño de ser futbolista no así su desmesurada pasión por los colores del West Ham y su cariño por la “Inter City Firm”, los hooligans del equipo que fueron famosos por sus escándalos a lo largo de toda Inglaterra lo que inspiró a películas como “The Firm” de 1988 protagonizada por Gary Oldman y “Green Street “ del año 2005 y protagonizada por Elijah Wood. Su conexión con el metal por tanto siempre fue potente, muy heavy, de ahí surgió su fusión vital a la música y a un equipo llamado The Irons (el antiguo nombre de la entidad era Thames Ironworks F.C.).

Harry que era autodidacta consiguió su primer bajo con apneas quince años, le costó unas 40 libras esterlinas, era una copia de un Fender Precision Bass. Steve convenció a su amigo Dave Smith para formar una banda a la que llamaron Influence en 1972. Meses después, a iniciativa de Steve, el grupo cambió de nombre a Gipsy’s Kiss. En febrero de 1974 integró la banda Smiler, antes de fundar Iron Maiden, en 1975, siendo tan solo un adolescente. La banda más destacada de la New Wave of British Heavy Metal obtuvo su nombre de la película El hombre de la máscara de hierro, en concreto de uno de los elementos de tortura que aparecen en la misma La Doncella de hierro. La primera formación de Iron Maiden estuvo compuesta por Dave Sullivan a la guitarra, Ron “Rebel” Matthews, batería, Paul Mario Day (voz) y Terry Rance (guitarra).

Dejó la escuela con 16 años y comenzó a trabajar como aprendiz de delineante oficio que ejerció durante 18 meses y le sirvió para diseñar los carteles de los conciertos y logos del grupo. La peculiaridad de su sonido se debe a que usa sus propias cuerdas RotoSound Flatwound, que producen el sonido metálico al rebotar sobre los trastes, otorgando a su estilo una peculiaridad única. Su crecimiento musical estuvo influenciado por numerosos bajistas, pero muy especialmente por Pete Way, de UFO que influyó fuertemente en su estilo de ejecución.

El sonido Maiden lleva la firma metálica de las cuatro cuerdas de Harris, solo cuatro cuerdas porque son las cuerdas tradicionales y las precisas para que el galope de su índice y corazón, se expresen, hagan posible la ejecución de powerchords y desborde riff complicados y melódicos. El aguerrido estilo de “El Sargento Mayor Harris”, ha sido la firma Maiden desde 1975 hasta hoy, y de sus manos siempre salen los latidos de la bestia.

En el heavy metal de Harris, de Bruce Dickinson, de Blaze Bayley, se hace presente la literatura, la historia. Edgar A. Poe suena en Murder In The Rue Morgue el mito griego de Icaro y Dédalo sobrevuela en Flight Of Icarus, la obra “Julio César” de William Shakespeare se hace presente en The Evil That Men Do, que arranca palabras del discurso de Marco Antonio, Sign Of The Cross, está basada en “El nombre de la rosa" de Umberto Eco, la vida del libertador escocés William Wallace, adquiere la épica del metal en The Clansman, “El señor de las moscas” de William Golding se convierte en historia metálica en Lord Of The Flies…

También el fútbol, y como no podía ser de otra manera el West Ham, la cultura hammers, se siente muy presente en la imaginación creativa de Steve Harris, que dejó patente su pasión por el club londinense en la portada del sexto disco, Somewhere In Time. En la citada portada se observa diáfana la locura balompédica del grandioso bajista de Iron Maiden, el nombre de una de las calles del dibujo es Upton Park, estadio del West Ham y un letrero luminoso destaca con una apabullante victoria 7-3 del West Ham ante el Arsenal. En la canción Weekend Warrior del disco Fear Of The Dark habla sobre los aficionados ingleses de los partidos de futbol, que solo van lo fines de semana a los partidos para causar problemas. Además en el undécimo disco de estudio de la banda titulado Virtual XI, se hace un claro guiño al fútbol, porque para Steve este deporte siempre lo compusieron once compañeros del metal. Por aquella época Iron Maiden basó el merchandising del álbum en camisetas de fútbol, para lo cual incluso armaron una pequeña selección en la que jugaron junto a estrellas del fútbol mundial como Paul Gascoigne o Faustino Asprilla

Con 15 álbumes de estudio grabados y más de 85 millones de ejemplares vendidos, Harris ha realizado más de dos mil conciertos en 58 países en los 35 años de carrera de la banda. El rock and goal pasa indefectiblemente por uno de los grandes bajistas del metal, pasa por Iron Maiden y por Boleyn Ground, donde dicen que se pueden escuchar con mucha más claridad los sonidos metálicos del fútbol, todos surgidos del bajo y las cuatro cuerdas de Steve Harris, el hammers más metálico y el futbolista más heavy conocido.

Suena Powerslave, suena Iron Maiden, suena el West Ham United…Up The Irons!

Foto1: http://futboldeayerydehoy.files.wordpress.com

Foto2: http://pasedeldesprecio.com

VAVEL Logo