El Everton de 1985

En estas fechas en las que regresan las competiciones europeas tras el parón invernal, rememorar grandes equipos que conquistaron títulos en el pasado y que cuentan con la oportunidad de hacer algo grande esta temporada en Europa es un ejercicio interesante. Con ello no sólamente evocamos tiempos pretéritos sino que también observamos como ha cambiado el fútbol en un corto espacio de tiempo. En este artículo nos adentraremos en el Everton de 1985, que logró la Recopa de Europa y que podría repetir éxito europeo 30 años después.

En los años 80, el fútbol inglés distaba mucho del fútbol practicado en la actualidad. Era un fútbol de lucha, de demostración de fuerza física en cada disputa de balón, tanto en el juego aéreo como en cada tackling. El Everton de esta época se movía como pez en el agua en este tipo de juego y la temporada 84/85 no sólo logró el título de liga, que por aquel entonces todavía no tenía la denominación de Premier League, sino que también conquistó el hasta ahora único éxito europeo del conjunto de Liverpool, la Recopa. A estos dos títulos, hay que sumar la FA Cup del 84, ya que para disputar la Recopa era necesario obtener el título copero del país.

El entrenador de tan exitoso equipo era Howard Kendall, que posteriormente dejó el club para firmar por el Athletic Club. En esos años el Athletic era el club español que más se asemejaba en el juego a los equipos británicos por su pelea, su garra y su juego directo, pero hay que decir que el entrenador británico no cosechó los éxitos que sí había logrado en su trayectoria con el Everton. En el currículum de Howard Kendall siempre resaltará en letras doradas que fue el entrenador del mejor equipo del Everton de todos los tiempos, al menos, hasta el año 2015. ¿Podrá Roberto Martínez superar a Kendall como mito del club?

(Foto: Panini)

El conjunto británico contaba con jugadores míticos de los años 80; uno de los más conocidos era su portero, Neville Southall. El portero galés defendió la portería del Everton durante 17 temporadas y se alzó con las ligas de las temporadas 84/85 y 86/87, la FA Cup del 84 y el título continental de las vitrinas de Goodison Park, la Recopa del 85. Es en la actualidad el segundo jugador galés con más partidos disputados en su selección y uno de los porteros británicos más recordados del último cuarto de siglo pasado. Andy Gray, un jugador escocés, fue el máximo goleador de la competición con cinco tantos. Gray marcó uno de los tantos de la final de la Recopa y fue un jugador carismático para la hinchada. El club decidió vender a Gray y contratar a la joven estrella Gary Lineker y fue tal el cariño que le profesaba la hinchada que su pérdida pesó tanto en Goodison que Lineker no triunfó en el Everton. Otro de los míticos que triunfó en la selección inglesa jugando los mundiales del 86, del 90 y el europeo del 88 fue Gary Stevens, lateral incansable y de buena marca.

El camino hacia la Recopa conquistada fue largo y difícil, puesto que para jugar la Recopa de Europa primero había que alzarse con la Copa. La final de 1984 de la FA Cup enfrentó al conjunto del Meresyde frente al Watford y los de Liverpool obtuvieron la victoria por 2-0. Tras la Copa, la temporada siguiente se plantaron en semifinales de la Recopa y el todopoderoso Bayern de Munich les esperaba. Los Toffes empataron a cero en Alemania y tras un gran partido de vuelta en casa derrotaron a los de Baviera por 3-1. Se plantaron en la final como grandes favoritos y en ella se proclamaron campeones derrotando al Rapid de Viena por 3-1.

Este Everton grandioso sólo fue parado por la tragedia de Heysel que se produjo dos semanas después de esta victoria en la Recopa. La consecuencia de Heysel fue apartar a los conjuntos ingleses de las competiciones europeas durante cinco años y resulta paradójico que al mejor Everton de la historia lo parasen hooligans del Liverpool por un lamentable acontecimiento. Deseamos toda la suerte del mundo a un Everton que puede ser un gran desconocido para el gran público pero que en los años 80 fue uno de los grandes de su país.

VAVEL Logo