El Emirates Stadium, heredero de la mística de Highbury
El Emirates Stadium, heredero de la mística de Highbury. Foto: Patricia González (VAVEL)

Ubicado en el municipio de Islington, al norte de Londres, el Emirates Stadium ha sido el hogar del Arsenal Football Club desde el 2006, cuando reemplazó al popularmente conocido estadio de Highbury. El recinto tiene una capacidad para más de 60,000 espectadores, siendo así el tercero con mayor aforo en Inglaterra, después de Wembley y Old Trafford. Así mismo, posee casi el doble de capacidad que el antiguo Highbury, que en la fecha de su cierre tenía cabida para alrededor de 38,000 aficionados.

A finales de los años noventa la idea de buscar un nuevo estadio comenzaba a crecer entre los directivos del Arsenal. Tras la tragedia de Hillsborough en 1989 y el posterior informe Taylor, el cual recomendaba reemplazar las tradicionales localidades de pie por asientos, varios equipos ingleses tuvieron que reducir la capacidad de sus campos. El estadio de Highbury fue remodelando y en agosto de 1993 fue reabierto, reduciendo así su capacidad de 57,000 a menos de 40,000 espectadores, lo que lógicamente hizo disminuir los ingresos del club. La directiva gunner quería atraer más hinchas y competir en términos financieros con los equipos más grandes de Europa, y vio cómo una buena opción buscar un nuevo recinto para que el equipo disputara sus encuentros.

La primera posibilidad era ampliar Highbury; sin embargo, el estadio estaba ubicado en una zona residencial y el concejo de Islington desaprobó la propuesta del club, que implicaba la demolición de 25 casas aledañas. La segunda alternativa era jugar en el antiguo estadio de Wembley. Aunque el cuadro del norte de Londres ofició como local en dicho escenario en la Champions League durante las temporadas 1998-99 y 1999-00, esta propuesta fue retirada al final de la temporada 1997-98 debido a la oposición de la FA. La última opción era construir un nuevo estadio.

El sueño se comenzó a hacer realidad

Luego de haber desechado las dos posibilidades anteriores para el hogar del Arsenal, el siguiente paso era decidir la ubicación del nuevo estadio. En el 2000, el club terminó comprando un depósito de basura y desechos industriales en Ashburton Grove, a menos de 300 metros del antiguo escenario. La junta directiva adoptó una nueva política para financiar el proyecto tras no conseguir un subsidio público del gobierno. La nueva política consistía en comprar jugadores baratos y vender más caro, además de cerrar diversos acuerdos de patrocinio. El club experimentó problemas financieros durante el inicio del siglo XXI, por lo que las obras se suspendieron y sufrieron retrasos. Debido a esto el Arsenal se vio obligado a anunciar que el campo no podría ser abierto para la temporada 2005-06. En el verano del 2003 el cuadro londinense abrió un esquema de abonos para los aficionados, siendo un éxito, recuperando varios millones de libras.

Nike, la empresa de ropa y artículos deportivos que hasta el 2014 vestía al Arsenal, firmó una extensión de contrato en agosto de 2003. El nuevo contrato fue una inyección de capital que ayudó al club a continuar con el gran proyecto. Un año más tarde, otro acuerdo fue anunciado por parte del conjunto del norte de Londres. La aerolínea Emirates firmó un contrato por 15 años por el club, pagando una cifra cercana a las 100 millones de libras esterlinas. A cambio, la aerolínea con sede en los Emiratos Árabes se aseguraba el nombre del nuevo estadio y el patrocinio en el frente de la camiseta del equipo, reemplazando así a la empresa británica de telecomunicaciones O2, que desde el 2002 hasta el 2006 estuvo en el pecho de los jugadores gunners. El acuerdo se amplió en 2012, 150 millones para que Fly Emirates se mantenga hasta el 2017 en la camiseta del Arsenal y para que el estadio tenga ese nombre hasta el 2028.

La puesta en marcha de las obras de construcción

En febrero del 2004 empezaron las obras en Ashburton Grove. La compañía Sir Robert McAlpine fue la encargada de llevar a cabo la construcción. Mientras, HOK Sport (hoy Populous) fue encomendado para el diseño del estadio. Igualemente, otras firmas como Arcadis y Buro Happold estuvieron involucradas en el proceso.

El coliseo londinense fue creciendo a un ritmo acelerado. En agosto de 2005 ya se veían muy adelantadas las obras y fue hasta diciembre cuando se terminó la instalación de los cristales exteriores, de la energía y del tanque de agua. En marzo del 2006, como ceremonia, el volante Abou Diaby instaló el primer asiento. Desso GrassMaster fue elegido para ser el césped, al igual que en Highbury. Más tarde fueron probadas las luminarias y fueron puestos los postes de ambas porterías. Así es como la construcción se dio por terminada y el club comunicó que se gastaron 390 millones de libras.

Meses más tarde, el recinto por fin abrió sus puertas para un partido de fútbol. El compromiso inaugural fue un amistoso en homenaje al goleador Dennis Bergkamp, entre el Arsenal y el Ajax, los dos clubes donde tuvo mayor brillo el jugador neerlandés.

Arsenalisation

Así fue bautizado el proyecto que comenzó el club en 2009 en el estadio. La Arsenalisation (o su equivalente en español, Arsenalización) consistía en convertir al Emirates Stadium en un “baluarte visible de todos los aspectos del Arsenal a través de medios artísticos y creativos”, como los definió el club mediante un comunicado en su página web. Las modificaciones que empezó a sufrir el estadio y sus alrededores se debieron al descontento de algunos aficionados por dejar el mítico estadio de Highbury.

El primer cambio fue la ubicación de asientos blancos en la tribuna al frente del túnel a los vestuarios. Al ver la tribuna desde el sector se ve entre todas las sillas rojas el cañón creado por las sillas blancas. A finales de 2009 se ubicó el “Spirit of Highbury”, "espíritu de Highbury" en inglés, un mural con todos y cada uno de los jugadores y entrenadores entre 1913 y 2006, período en que Highbury fue la casa del Arsenal. En la fachada del estadio se instalaron murales con 32 leyendas del club de espaldas uniendo sus brazos.

Después, en 2010, los cuadrantes de asientos fueron renombrados como East Stand, West Stand, North Bank, and Clock End. En 2011, dos puentes que conectan con el exterior del recinto, fueron nombrados Ken Friar y Danny Fiszman, ex-directivos del Arsenal. El último paso de la "Arsenalización" fue el de las estatuas afuera del estadio. Tres fueron mostradas al público en 2011 y la cuarta en 2014. Thierry Henry, Tony Adams, Herbert Chapman y Dennis Bergkamp quedaron inmortalizados con una estatua cada uno.

Otros eventos

Desde amistosos internacionales hasta conciertos han sido acogidos por el Emirates Stadium. Siete compromisos amistosos se han disputado en el hogar del Arsenal, todos con la selección brasileña como uno de los contendores. El primero fue el Superclásico de las Américas, en septiembre del 2006. En aquel entonces Brasil derrotó 3-0 a Argentina con tantos de Elano (doblete) y Kaká. Cinco meses más tarde se daría la única derrota hasta ahora de la verde-amarela en el Emirates Stadium. En un encuentro parejo en el que los goles llegaron hasta el final, Simao (faltando ocho minutos del final) y Ricardo Carvalho (sobre la hora) le daban la victoria a Portugal sobre los brasileños.

El siguiente rival para el pentacampeón mundial en el escenario londinense sería la selección sueca, en 2008. Alexandre Pato, por esos días delantero del AC Milán, marcó el único tanto del partido. Un año tras otro se iban programando encuentros amistosos para la selección brasileña en el estadio del Arsenal, la mayoría en los primeros meses del año, entre febrero y marzo.

Entre 2009 y 2011 se repitieron los mismos resultados favorables a los sudamericanos, en tres partidos ganaron por 2-0. El primero ante Italia, Elano y Robinho anotaron en la primera mitad. Un año después la víctima sería la selección irlandesa. Robinho sería de nuevo autor de un tanto, pero antes el mediocampista Keith Andrews había tenido la mala fortuna de abrir el marcador con un autogol. En marzo del 2011, ocho meses después de la Copa Mundial de Sudáfrica, Brasil se medía con Escocia. El joven Neymar, que aún no había fichado por el FC Barcelona, fue la gran figura del amistoso con dos anotaciones.

Ningún otro amistoso internacional se volvió a jugar allí hasta el 2015, de nuevo con Brasil en uno de los bandos, del otro, esta vez, Chile. El encuentro sirvió como preparación para ambas selecciones de cara a la Copa América realizada en territorio chileno, en la que a la postre consagraría al anfitrión como monarca continental y en la que Brasil no logró superar los cuartos de final. No obstante, el triunfo fue para el conjunto brasileño por la mínima diferencia. El hoy en día atacante del Liverpool, Roberto Firmino, fue autor del único tanto de la tarde a los 28 minutos de la segunda etapa.

En cuanto a eventos musicales se refiere el reciento puede ampliar su capacidad hasta unos 72.000 espectadores. El primer artirsta en presentarse en el Emirates Stadium fue Bruce Springsteen, acompañado por la E Street Band en mayo del 2008. En el 2009 el estadio fue escenario del Capital FM's Summertime Ball. Tres años después, la banda británica Coldplay realizó tres conciertos en el estadio, llenándolo en su totalidad. También Muse y Green Day se presentarían en el 2013, pero sería el grupo musical americano el cual ostenta hasta ahora el récord de asistencia en el estadio.

VAVEL Logo