Swansea City, una bestia negra para los de Tyneside

El Swansea y el Newcastle comenzaron la temporada de la misma forma, con tablas en el marcador y muy buenas sensaciones sobre el terreno de juego. Con estilos muy similares lograron sendos empates a dos; el equipo galés a domicilio contra el todopoderoso Chelsea y los de upon Tyne, en su feudo contra un rival directo, el Southampton, lo que les hace situarse exactamente en mitad de la clasificación. Todo lo visto el pasado fin de semana no es más que un primer paso hacia los objetivos, que a priori deberían ser semejantes entre ambos conjuntos, pasando por acabar la temporada lo más cerca posible de los puestos que dan acceso a competiciones europeas. Por todo ello, pese a estar principiando el curso futbolístico, esta segunda jornada se presenta apasionante. Los de Garry Monk y los de Steve McClaren, lucharán con todas sus armas para afianzar el buen inicio, y colocarse el uno sobre el otro desde el primer mes de competición.

En busca del Dorado con métodos parecidos

Los clubes aspiran a competiciones europeas, lo que sería un enorme mérito para cada entidad. El estilo de juego de ambos entrenadores es bastante parecido, siendo la base el orden táctico, y los mecanismos de ataque: la velocidad por bandas y los contragolpes contundentes. Un delantero centro puro, siempre en cada una de las alineaciones, es el último de los signos definitorios de la patente de cada entrenador. La elaboración del juego es el principal de los defectos que ambos conjuntos suelen tener.

Por parte de las urracas la pareja de medios Anita –o Tioté- y Colback, están preparados más para destruir que crear. En el Swansea, Ki pone algo de ingenio en la zona media, pero Shelvey, a su lado, es un llegador de los de toda la vida, y la creación fluida de fútbol en estático se ve perjudicada por ello. Ambas defensas intentan ser sólidas, pero de momento no lo consiguen. Fede y Williams son centrales bastante rígidos, que tienen un gran posicionamiento pero carecen de las virtudes de agilidad y velocidad, perjudicando con ello las prontas reacciones ante delanteros habilidosos. Mbemba ha llegado a Tyneside para intentar paliar una carencia similar en el Newcastle. El central congoleño es rápido y expeditivo al corte, y si logra complementar al veterano y posicional Coloccini habrá ayudado mucho a esa solidez defensiva que tanto añoran en el norte de Inglaterra.

Pero el principal activo de ambas plantillas son sus ataques. Sissoko y Obertan, con Wijnaldum por detrás, centrado, y Cissé arriba, pasa por ser una vanguardia temible. La potencia tras recuperación de balón, y llegada inmediata al marco rival, son su principales virtudes. En el Swansea; Ayew, Montero, Sigurdsson y Gomis es un cuarteto más equilibrado. Tiene todo lo necesario para desestabilizar defensas. Calidad por el medio, desborde en banda de la mano de Montero, velocidad y ruptura a banda opuesta con Ayew, y potencia y gol con el brutal Gomis.

En la jornada 1, el Newcastle United jugó un partido de ritmo muy elevado contra una de las revelaciones de la pasada temporada, el Southampton. Empezó perdiendo, pero, con garra y empuje, consiguió dar la vuelta al marcador en la segunda mitad. Finalmente el gol de Long pondría las tablas en el marcador, finalizando el partido en empate a dos. El Swansea City conseguiría un meritorio empate a domicilio, contra uno de los principales aspirantes al título. 2-2 contra el Chelsea, con actuaciones espectaculares de Ayew y Jefferson Montero, sus extremos.

Para entender el presente hay que mirar al pasado

A lo largo de sus dilatadas historias, concretamente desde el año 1934, ambos equipos se han enfrentado en un total de 37 ocasiones, la mayoría de ellas en la segunda categoría inglesa, y únicamente una en una competición que no haya sido de larga duración y desgaste, la FA Cup del año 1994/95. El balance de victorias/derrotas es equilibrado, habiendo conseguido vencer el Newcastle en 17 ocasiones por 15 de los galeses, siendo cinco los empates.

Estos últimos años ambos equipos se han movido entre aguas, midiéndose de igual a igual, pero el Swansea ha sabido rentabilizar sus recursos y salir victorioso en la mayoría de sus duelos. En la máxima división, los enfrentamientos han sido recientes, de las campañas previas a la actual. La temporada 2011/12 fue la primera de los "swans" en Premier League, y desde aquélla coincidió con el Newcastle, quien ascendió desde Championship dos años antes, en la 2009/10. Estos cuatro años en la élite han deparado alegrías sólo para uno de los dos conjuntos, el Swansea City. De las ocho veces que se han medido en Premier League, cinco han salido victoriosos los galeses, cosechando únicamente una victoria los de Tyneside, habiendo empatado en dos ocasiones.

La temporada 2011/12 fue la primera de un equipo galés en la Premier League. Los otrora entrenadores titulares, Alan Pardew y Brendan Rodgers, se vieron las caras primeramente en la jornada 16, acabando en empate sin goles. El partido de vuelta sería la que hasta día de hoy se mantiene como la única victoria "magpie" en el primer nivel, acabando el partido con un 0-2 para los de Upon Tyne, con goles del eterno delantero, Papiss Demba Cissé.

En la 2012/13 comenzaría la racha de victorias para los de Gales, quienes ya eran dirigidos por el exitoso entrenador Michael Laudrup. En la jornada 12 se enfrentaron en St Jame´s Park, finalizando el encuentro con victoria visitante por 1-2. Ba para el "Toon" y el español Michu y De Guzmán para los "swans", fueros los goleadores. La vuelta, en la jornada 28, que se disputaría en el Liberty stadium tuvo un sino similar, finalizando con victoria local, 1-0 con gol de Moore.

Hace dos años, en la campaña 2013/14, la derrota no cambió. En la jornada 14 el Swansea vencería como local por un contundente 3-0, siendo Dyer, Debuchy y Shlevey los autores de los tantos. Este partido fue dirigido por Laudrup, pero no así la vuelta. El encuentro de la segunda mitad de temporada sería el primero entre ambos equipos que dirigiría el actual entrenador de los galeses, Garry Monk. Un nuevo entrenador que seguiría cosechando victorias contra los magpies. En tierras inglesas el Newcastle volvería a caer, esta vez por un gol a dos. Ameobi por los locales y Bony por dos veces para el Swansea, serian los anotadores.

Lo que sucedió hace pocos meses

La pasada temporada el Newcastle consiguió sacar un punto de los seis que se disputaron entre ellos. Fue en la jornada 7, partido de ida. El equipo aún era dirigido por Alan Pardew, y el 2-2 conseguido a domicilio por los de Tyneside sería el primer punto que se llevaría el Newcastle desde el año 2011.

El 4 de agosto del 2014, el Newcastle viajó a Gales dirigiado aún por Alan Pardew, estando el equipo en una posición estable en el campeonato. Allí les esperaban Monk y los suyos, para el que sería un bonito cara a cara. El Swansea formó con su 4-2-3-1 habitual, con Fabianski en la portería, Richards-Fede-Williams-Taylor como línea defensiva, Ki y Shelvey en la sala de máquinas, una linea de tres formada por Routledge y Dyer a los costados y Sigurdsson al centro, y el costamarfileño Bony en el ataque. Por su parte, los "magpies" saldrían con una alineación titular algo parecida en cuento a ubicación, pero con distinción en relación al rol de los futbolistas y las cualidades de los mismos. El 4-4-2 variable de Pardew, estuvo compuesto por Krul bajo palos, defensa para Janmaat, WWilliamson, Coloccini y Dummet, centro del campo con los destructores Tioté y Colback, con Sissoko algo adelantado, tras la línea ofensiva que formaron los franceses Obertan y Gouffran, y el senegalés Cissé. Los golpes fueron contínuos , de uno y otro lado, y el resultado final justo. Al tanto inicial de Bony en el minuto 17, respondió el otro matador, Cissé, empatando a uno en el 43. Routledge volvería a adelantar a los locales, pero nuevamente el talento goleador de Cissé establecería el empate en el marcador en el minuto 75. 2-2 final y reparto de puntos en el que fue un resultado justo para ambas escuadras.

Newcastle 2-3 Swansea. Temporada 2014/15. (Foto:goal)

Hasta enero aproximadamente llegó el Newcastle con un nivel aceptable de juego y resultados. La marcha de Pardew y la llegada temporal al banquillo de John Carver, cambiaría el signo de los acontecimientos. El último de los enfrentamientos entre ambos equipos se jugó, igualmente, la pasada temporada, y fue el disputado el 25 de abril del presente año 2015, correspondiente a la jornada 34 del año futbolístico 2014/15. El Newcastle era dirigido por John Carver, quien relevó a Pardew a inicios de año. Garry Monk seguía siendo el director de los "jacks".

El encuentro se disputó en St Jame´s Park, ante más de 40.000 personas, y el resultado fue el habitual del último lustro entre ambos contendientes: la victoria galesa. Monk puso sobre el césped un once que puede asemejarse en muchos aspectos al que sigue utilizando a día de hoy. Un 4-2-3-1 con extremos bien abiertos sería la figura mostrada en el terreno de juego. Por zonas, desde la defensa, y de derecha a izquierda, éstos serían los futbolistas alineados aquel día: Fabianski/ Rangel-Fede-Williams-Cork/Amat-Shelvey/Dyer-Sigurdsson-Montero/Oliveira.

La actual alineación de las urracas sí cambia más en comparación a la mostrada la pasada temporada. El dibujo usado por Carver se asemejó al 4-2-3-1, aunque las posiciones de los futbolistas fueron móviles, en contraposición a las más fijas del actual esquema de McClaren: Krul/Jamaat-Williamson-Coloccini-Ryan Taylor/ Anita-Colback/ Jonas-Cabella-Ayoze/Riviere.

El Newcastle llegaba a esta jornada asfixiado por las derrotas. La que se daría en este partido, sería la séptima de las ocho consecutivas que cerraron la que es la peor racha de los magpies desde 1977. El encuentro comenzó bien para los de Carver. El juego no acompañaba, como era de esperar dados los ánimos, pero en el minuto 20, una buena combinación en banda izquierda desencadeno un ataque local que finalizó en centro al área con el exterior de la pierna derecha de Riviere, que, tras fallar estrepitosamente la defensa local, facilitando un remate a placer a escasos metros del arco, aprovechó Ayoze para introducir el balón en los dominios de Fabianski.

A partir de aquí el Newcastle se dedicó a especular con el resultado, y todo el juego y el empuje lo pusieron los galeses, comandados principalmente por Shelvey en la zona centro, y con la influencia constante de Montero por la izquierda del ataque. En el minuto 47, tras un corner facilitado por Vurnon Anita, el centro al área pequeña pasó entre todos los defensores de las urracas sin que ninguno llegara siquiera a hacer por despejarla, apareciendo allí el delantero centro del Swansea, Oliveira, y conectando un cabezazo para batir a Krul y poner las tablas en el marcador justo antes del descanso.

La reanudación , como cabía esperar, tuvo un solo color, el blanco del Swansea City. El impacto psicológico del tanto y la debilidad anímica por las derrotas acumuladas, hicieron mella en el equipo local, que fue un desastre en toda la segunda mitad. En el minuto 49, tras un cúmulo de despropósitos que se inició con un flojo despeje de Krul a la zona centro, Montero recibió el balón al costado izquierdo, se fue con facilidad de dos rivales, y centró a media altura al borde del área, donde apareció Sigurdsson en segunda línea y batió al portero holandés con disparo raso al palo derecho. 1-2, el Swansea ya tenía tanto el dominio del juego, como la ventaja en el resultado, el partido estaba visto para sentencia. El 1-3 llegaría en el minnuto 71, y permitiría al lateral izquierdo Cork sentirse Maradona por un día. Una recuperación en el círculo central permitiría que, sin oposición, el lateral realizara una progresión con el balón, asistiera a Oliveira en ruptura en el lateral del área, y éste devolviera una pared que, incomprensiblemente, alcanzó el área pequeña sin ser cortada por Coloccini ni Williamson, para que el mismo Cork, introdujera el esférico en el fondo de la red. El 2-3 final sería anotado por De Jong en el 87, tras rematar con el interior un centro a media altura desde la izquierda, pero ya de nada serviría, la séptima derrota consecutiva, había llegado.

El Newcastle United lograría frenar la racha dos jornadas después, empatando contra el West Bromwich Albion, y finalmente acabaría la temporada en la quinceava posisicón, salvándose en la última jornada, y con jugadores, afición y directiva en clara disonancia. El Swansea estaría a punto de conseguir su clasificación para Europa, quedando octavo, a sólo una plaza de las que acceden a las competiciones continentales. Este año se espera ver algo totalmente diferente sobre el tapiz del Liberty stadium, hoy llegan con las mismas posibilidades de éxito, totalmente renovados e ilusionados.

(Foto:theguardian)

En aquel partido un descafeinado equipo blanquinegro desfiguró la importancia de cada uno de sus jugadores, pero a día de hoy, siguen habiendo piezas clave a las que prestar atención en la plantilla de Tyneside. Garry Monk deberá estar pendiente de la estrella de los visitantes. Moussa Sissoko dio claras muestras en la primera jornada de la actitud que piensa tener en este nuevo año. El francés aúna potencia, técnica, movilidad y potente disparo. Empezará escorado a la derecha, pero según avance el partido McClaren le dará libertad para que se sienta líder del equipo y actúe por todo el ancho del campo. Los contragolpes pasarán por él, el lateral zurdo Taylor no podrá tener ni un segundo de respiro. Sissoko es el as a seguir en el Newcastle.

El hábil Montero (foto:dreamstartsoccer)

Jefferson Montero sí demostró la temporada pasada su repertorio de virtudes, siendo fundamental en la remontada del encuentro y en el gran año galés. Una de las posiciones que mejor tiene cubierta McClaren es la de lateral derecho. Allí actúa el internacional holandés Daryl Janmaat, inamoviblemente. Éste suele acabar los encuentros como uno de los mejores, asegurando, como mínimo, un 7 en la valoración. Pero cuidado, un ejemplo reciente dice que cuando toca enfrentarse a Jeffesron Montero, la regularidad puede tambalearse. Ivanovic, lateral de nivel y cualidades parecidas al holandés, quedó retratado el pasado fin de semana ante el habilidoso ecuatoriano. Si en algún partido la influencia ofensiva de Janmaat debe menguar es contra el Swansea City. El extremo izquierdo Montero, es el jugador que puede ser determinante en este duelo. Si de algo disfrutaremos este fin de semana, será de los ataques de ambos equipos.

VAVEL Logo