Combate nulo en el Etihad
Combate nulo en el Etihad| Foto: Everton

Dos de los equipos más atractivos de esta Premier se veían las caras en la vigésimo primera jornada de la mejor liga del mundo. Manchester City y Everton se enfrentaban en un bonito duelo. Los de Manchester  debían ganar para asaltar el liderato a espensas de lo que hicieran el Arsenal ante el Liverpool y el Leicester ante el Tottenham, los de Roberto Martínez, por su parte, debían ganar para intentar acercarse a Europa tras el empate ante el Tottenham y la derrota ante el Stoke City, pero el partido defraudó.

El Manchester City afrontaba este partido tras la victoria in extremis ante el Watford en la anterior jornada y con la defensa algo mermada, y es que, la baja de Kompany en la zaga citizens está dando más de un quebradero de cabeza a los de Pellegrini.

El Everton, por su parte, llegaba a este choque tras dos jornadas consecutivas sin ganar (una derrota ante el Stoke y un empate ante los Spurs), y con la necesidad de lograr los tres puntos para intentar coger el último tren con destino a Europa.

El partido comenzó con el City algo más enchufado que los de Liverpool, primero fue De Bruyne el que probó fortuna, pero el portero estadounidense Howard lo evitó con una gran parada. Pasaban los minutos y se igualaban las fuerzas en el Etihad Stadium, en el minuto 15, una gran jugada del Everton cerca estuvo de convertirse en el 0-1, pero Hart lo evitó con una buena parada. Howard no quiso ser menos, y tan solo dos minutos después se lució con un paradón tras un gran cabezazo de Yayá Touré. El Manchester City lo seguía intentando, pero sin fortuna, primero Sterling, desde lejos, en el minuto 20, después Demichellis, en un córner, remató, pero sin obtener premio.

Howard fue uno de los jugadores más destacados del partido| Foto: Everton
Howard fue uno de los jugadores más destacados del partido| Foto: Everton

El City se crecía ante un Everton que apenas generaba peligro, pero el gol se les resistía y eso es lo que intentaba aprovechar el Everton que llegaba de forma aislada a la portería de Hart, pero cuando llegaba, lo hacía con más peligro que los de Manchester. En el minuto 30 llegó la ocasión más clara para los de Roberto Martínez en la primera mitad. El veterano Osman, a pase de Lukaku disparó con un gran disparo con la izquierda, cerca estuvo de abrir la lata, pero el balón se marchó por poco. Y así nos fuimos al descanso, sin un dominador claro del encuentro, con varias ocasiones para los dos equipos y con 0-0 en el marcador.

La segunda mitad comenzó igual que lo hizo la primera, con un Manchester City dominando el duelo y creando ocasiones, pero sin crear demasiados apuros a Howard. En el minuto 53, Sterling no supo aprovechar un gran pase de la muerte de De Bruyne, el inglés le pegó mordida, y Howard no tuvo mayor porblema para detener el balón. Los de Pellegrini lo seguían intentando, pero no estaban acertados esta noche y las ocasiones claras no llegaban.

Foto: MCFC
Foto: Everton

Los defensas del Everton, estaban haciendo un trabajo inconmensurable, anulando continuamente al Kun Agüero y dejándolo en fuera de juego cada vez que el argentino intentaba acercarse al área. En el minuto 60, esta vez en posición legal, Agüero probó fortuna, pero de nuevo sin éxito. Córner botado por De Bruyne, y el argentino, de primeras, enganchaba una gran volea desde dentro del área que Howard despejaba con una gran intervención.

Parecía que el Manchester City empezaba a encontrar su juego y a dominar más claramente el encuentro y en el minuto 64 llegó otra ocasión para el City. Gran eslalon de Sterling, que se marchó de quien le salió al paso, pero el disparo lo detuvo Howard que, sin duda, estaba siendo uno de los mejores de su equipo. 

Foto: MCFC
Foto: MCFC

Pellegrini decidió dar entrada a David Silva para desatascar un poco el ataque. El español se mostró muy participativo tanto con pases, como con ocasiones. En el minuto 79, el canario lo intentó con un buen disparo a pase de Yayá Touré, pero el balón rebotó en un jugador del Everton. El City lo seguía intentnado a la desesperada, Agüero, Silva, Navas, Sterling... lo intentaban, pero hoy la suerte no estaba de su lado, incluso en eltiempo añadido, el árbitro tampoco estuvo de su lado. Claro penalti de Baines sobre Sterling que el árbitro no pitó y así llegamos al final del partido. 0-0 en el marcador y un resultado que no deja satisfecho a nadie. Dos puntos pérdidos para ambos equipos. Al Manchester City se le escapa el liderato, al Everton, Europa.

VAVEL Logo