Sean Dyche renueva como técnico del Burnley y ya apunta a la Premier League
Dyche celebra el ascenso hace dos temporadas con el Burnley. Foto: Telegraph

"En los últimos tres años y medio hemos hechos muchos cambios para bien y hemos conseguido muchos éxitos, quiero seguir siendo parte de este proyecto". Con estas palabras ponía fin Sean Dyche a los rumores que le situaban fuera del Burnley a final de temporada, y sellaba su renovación con los clarets por una cantidad y duración que no ha sido revelada, aunque sí se anunció que mejoraba sus actuales condiciones. Cada vez que un equipo de la Premier League se encontraba en problemas, en Inglaterra comenzaban los rumores sobre Dyche y su vinculación con dicho equipo, pues el mánager del Burnley es a sus 44 años uno de los técnicos más prometedores del Reino Unido. Ha conseguido volver a hacer competitivo a un equipo que terminó por dar mucha guerra en la Premier League la temporada pasada y sobre todo ha construido a grandísimos jugadores que han saneado las arcas de Turf Moor desde que se hiciera cargo en verano de 2012.

Dyche con sus jugadores. Foto: The National
Dyche con sus jugadores. Foto: The National

El carismático ex jugador nacido en Kettering fue un modesto futbolista de First y Second Division (antigua Premier League y Championship) en los años 90 y 2000, aunque como defensor ya mostraba una visión del juego que sus compañeros describían como un 'entrenador en potencia'. Su primer puesto como mánager fue en el Watford, equipo en el que se retiró de los terrenos de juego, y con 64 puntos consiguió terminar la temporada en la posición más alta del club desde 2007. Al año siguiente y ya en el Burnley, consiguió el mejor arranque liguero en la historia del club, lo que le valió varios trofeos al técnico del mes.

La temporada pasada el Burnley consiguió vencer al Southampton y al Manchester CityEn la campaña posterior consiguió un ascenso que se les resistía a los clarets desde 2010, y ya en la máxima división del fútbol inglés terminó con unos meritorios 33 puntos en penúltima posición, a tan solo cinco de la salvación. El equipo con el presupuesto más bajo de la categoría no consiguió dar la campanada, pero dejó grandes tardes para el recuerdo como la victoria en casa ante el Southampton o el Manchester City. A pesar de probar su valía como técnico de la Premier League, decidió seguir en el club con un proyecto en que creía, rechazando hacerse cargo de clubes como el Aston Villa o el Sunderland.

En su regreso al Sky Bet Championship y con media campaña disputada, el equipo de Lancanshire está colocado cómodamente en los puestos de play-off a cuatro puntos del líder, y ya ve a cinco unidades al primer club fuera de los puestos de ascenso. La consigna parece clara, el Burnley ya no es un equipo de media tabla en la categoría de plata, sino un club diseñado para ser el más potente a corto plazo y conseguir establecerse a medio en la primera división. Gran parte de culpa la tiene sin duda Sean Dyche, un hombre capaz de reconstruir plantillas con un presupuesto muy limitado.

Dyche con uno de los premios a entrenador del mes. Foto: Sky Sports
Dyche con uno de los premios a entrenador del mes. Foto: Sky Sports

Dyche el descubridor

Charlie Austin, actual fichaje estrella del mercado de invierno (en su traspaso al Southampton), Danny Ings (delantero del Liverpool), Junior Stanislas (extremo del Bournemouth), Kieran Trippier (lateral derecho del Tottenham) o Troy Deeney (delantero del Watford) han pasado a una muy temprana edad por las manos de Dyche, y con su experto consejo han conseguido dar un salto de calidad para asentarse en la Premier League. 

A día de hoy en el Burnley, Michael Kane o Sam Vokes tienen muchas papeletas de ser los últimos descubrimientos de Dyche, aunque la realidad es que estos clarets, tan serios tanto en casa como a domicilio, confían mucho en hombres asentados como Joey Barton, David Jones o Scott Arfield. El técnico ha sido capaz de juntar una generación de noveles dispuestos a aprender de los más experimentados de la categoría. Aunque sin duda alguna el jugador con más escaparate de este equipo es Andre Gray.

Gray es el jugador más caro en la historia del BurnleyEl delantero de 24 años se ha convertido en el fichaje más caro de la historia del club gracias a los casi 10 millones de libras que invirtieron los clarets en su contratación procedente del Brentford. El joven nacido en Wolverhampton anotó 55 goles con la camiseta del Luton Town, pero sobre todo hizo 20 tantos y dio 10 asistencias en los 52 encuentros que disputó con los londinenses, y Dyche vio en él al sustituto perfecto de Ings tras su marcha a Anfield Road. Una vez más, sus instintos estaban en lo cierto, y esta temporada en 25 encuentros ya se ha colocado como el máximo goleador del equipo con 16 tantos y cinco asistencias. No pasará mucho tiempo hasta que los aficionados al fútbol puedan ver a Gray jugando en la Premier League, y en Turf Moor esperan que sea con la camiseta del Burnley.

Gray celebra un gol con la camiseta del Burnley. Foto: Lancanshire Telegraph
Gray celebra un gol con la camiseta del Burnley. Foto: Lancanshire Telegraph

Buenos tiempos por llegar

"Aún queda mucho por disfrutar en el Burnley, y quiero ser parte de ello", declaró un encantado Dyche. "Lo deje muy claro en verano y lo repito ahora, aún hay mucho por hacer, hemos tenido tres años y medios muy buenos, con muchos éxitos, y quiero seguir aquí construyendo lo que empezamos y mejorando a este club", apuntó.

"Sean y el club ven las cosas iguales, fue un trato sencillo de cerrar"Por su parte el presidente de la entidad solo tuvo palabras de elogio hacia el técnico, del que no dudó en señalar como 'el mejor técnico de la categoría': "es sin duda el mejor de toda la división, y queremos convertirle en el mejor entrenador de la Premier League", declaró Mike Garlick. Para finalizar la comparecencia quiso hacer especial hincapié en la idoneidad del trato, del que dijo fue 'sencillo de cerrar': "Sean y nosotros vemos las cosas de la misma manera. Llevamos varios meses hablando de esta renovación, y si no estuviésemos en el mismo lugar, no habría sido tan fácil de cerrar".

Mike Garlick y Sean Dyche tras la firma del contrato. Foto: Burnley vía Lancanshire Telegraph
Mike Garlick y Sean Dyche tras la firma del contrato. Foto: Burnley vía Lancanshire Telegraph
VAVEL Logo