El Crystal Palace pesca en río revuelto
Jugadores del Crystal Palace se abrazan tras la consecución del primer gol (Foto: Daily Mail)

Dimitri Payet anotó uno de los mejores goles de su carrera ante el Crystal Palace, pero su equipo, el West Ham, no tuvo más remedio que claudicar la ventaja de la que disponían a falta de 15 minutos para el final, tras ser reducidos a 10 hombres una vez se produjo la expulsión de Cheikhou Kouyate en el minuto 67 de juego.

El Palace comenzó muy fuerte los primeros minutos de encuentro, dominando la posesión y el control del partido, pese a que los hammers intentaban hacer daño a la contra. Pero el conjunto local poco a poco se fue desperezando de su letargo inicial y empezó a disputarle el balón al Crystal Palace. Ello no evitaría que el primer tanto llegara de manos de los visitantes, por medio de Delaney.

Primera parte vibrante

Bakary Sako ejecutó un tiro libre con mucha precisión e intención. Su disparo, en el minuto 15 de partido, evadió a todos los jugadores, y el balón llegó a Adrián por sorpresa. El portero del West Ham pudo solo realizar un bloqueo del esférico, y el rechace le cayó a Damien Delaney, quien fue el que mandó el balón al fondo de la red y quien puso a los visitantes por delante.

Sin embargo, la respuesta de los hammers no se hizo esperar. Es más, fue prácticamente instantánea. Tan solo tres minutos después del gol de Delaney, Manuel Lanzini aprovechó un balón perdido y lo reventó contra el fondo de la red desde una distancia cercana. Aquel potente disparo tranquilizó a la grada local al convertirse en el tanto del empate.

Payet celebra su gol (Foto: Daily Mail)

El West Ham, crecido tras el gol, continuó presionando en todo el campo para que la salida del balón de los eagles fuera lo más atosigada posible. Ahora, al contrario que al inicio, fue el Palace el equipo que se vio asediado por el acoso local. Las contras, ahora, llevaban el sello del Palace, ya que se trataba de la única forma que tenían de llegar hasta la portería de los martillos.

Un centro perfectamente ejecutado de Pape Souare en el minuto 32 fue recogido y voleado desde la línea del área chica por Jason Puncheon, en el que fue el intento mejor elaborado del Palace en lo que quedaría de mitad. 

En los minutos finales de la primera parte el West Ham tomó la delantera en el marcador, lo que fue un premio para sus esfuerzos ofensivos desde el gol del empate. Joel Ward intentó parar a Dimitri Payet, pero midió mal los tiempos antes de lanzarse sobre el francés, lo que permitió al futbolista galo disponer de un tiro libre para lanzar un potente disparo a casi 25 metros de distancia de la portería. El cuero acabó entrando por la escuadra derecha pese a la barrera de siete hombres dispuesta por el Palace. Ese golazo permitió a los locales marcharse al descanso con ventaja.

Tranquilidad y posterior empuje en la segunda parte 

El segundo periodo careció de la acción que se vio en el primero y empezó como terminó la parte inicial: con el Palace atrás aguantando el chaparrón del West Ham. Sin embargo, los hammers, pese a disponer del esférico durante muchos minutos no fueron capaces de entrar en el área de los eagles. Eso ralentizó bastante el ritmo del partido.

Gayle anota el tanto del empate (Foto: Daily Mail)

En el minuto 65 el Crystal Palace tuvo una oportunidad casi inmejorable para igualar la contienda. Dwight Gayle entretuvo a Adrian tras salir este último de su portería. Joe Ledley estuvo atento a esa situación y le pasó rapidamente el balón a Sako, que se encontraba al borde del área. El delantero tocó el balón lo mejor que pudo y consiguió que la pelota se dirigiera a la portería pese a que le rodeaban numerosos defensores. Sin embargo, apareció de la nada el defensor Aaron Cresswell para salvar al West Ham.

Solo dos minutos después el Palace recibió una oportunidad de oro cuando expulsaron Cheikhou Kouyate. Los eagles inmediatamente fueron al ataque. Una mala coordinación en la defensa provocó que un buen centro al área de Souare encontrara a Gayle para que este rematara a placer el empate. Fue un partido disputado hasta el final, pero el marcador no se movió más. Finalmente, 2-2.

Este empate vale al West Ham para continuar en la senda europea, situándose a tres puntos del Manchester City (que marca la zona Champions) aunque pudiendo ser superado por el United en caso de que los red devils ganaran su partido. Por su parte, el Palace continúa en la zona baja de la tabla, aunque con el descenso a una solvente ventaja de siete puntos.

VAVEL Logo