El Leicester City y las otras sorpresas en la Premier League

El Leicester City es la indiscutible revelación de la temporada. Hace un año, los foxes se encontraban con 34 puntos y en la decimosexta posición en la tabla, luchando por salvar la categoría. Y si a finales de abril aún peleaban por no bajar, en el Boxing Day de la temporada 2014/2015, todo apuntaba a que esta temporada el Leicester estaría en la Championship, pues sólo tenía 10 puntos en la clasificación.

Pero los foxes no descendieron porque a partir de abril encadenó 7 victorias de 9 posibles y consiguió 22 puntos de 27, más que cualquier otro equipo en la Premier League. De esta forma, consiguieron una salvación heroica.

Este año, y contra todo pronóstico, el conjunto de Claudio Ranieri es el flamante capeón de la Premier League.

Los héroes del Leicester City. Foto: Leicestermercury
Los héroes del Leicester City. Foto: Leicestermercury

Parece extraño, pero en los 24 años que se lleva disputando la Premier League, ya han habido más equipos que han dado la sorpresa y han quedado campeones o en muy buena posición.

Aston Villa temporada 1992/1993

El Aston Villa no está pasando su mejor momento. Por primera vez en su historia, los villanos no van a jugar la Premier League la próxima temporada. Des de hace ya unas jornadas, están matemáticamente descendidos.

Pero en la temporada inaugural de la Premier League, el Aston Villa hizo un gran papel, pues estuvo a punto de tener el honor de ser el primer campeón de la Premier, pero un mal último tramo de la temporada les hizo terminar en segunda posición.

En la temporada 1991/1992, Ron Atkinson tomó el mando del Aston Villa después de haber dirigido a conjuntos como el Manchester United, Atlético de Madrid o West Bromwich Albion en dos ocasiones, y dejó a los villanos en una buena séptima plaza.

Los villanos tenían dos delanteros que daban miedo. Dalian Atkinson y Dean Saunders. El primero, de origen inglés, no cuajó un buen debut en su primera temporada en Birmingham. Tan sólo anotó un gol en catorce partidos.

La segunda temporada del ariete inglés fue mucho mejor. En los primeros tres partidos de la primera edición de la Premier League, Dalian Atkinson anotó tres goles en tres encuentros, pero su rendimiento mejoró –y mucho- cuando los villanos contrataron a Dean Saunders por 2.5 millones de libras procedente del Liverpool.

Saunders firmando su contrato con el Aston Villa. Foto: Getty Images
Saunders firmando su contrato con el Aston Villa. Foto: Getty Images

El delantero galés no decepcionó. 10 días después de su llegada, marcó dos goles en su debut en el Villa Park ante su ex equipo. Atkinson también marcó en la victoria del Aston Villa por 4 a 2.

En los dos siguientes encuentros, Dean Saunders anotó dos goles en las dos victorias –ambas por 2 a 3- en el campo del Middlesbrough y del Wimbledon. El ariete inglés también vió puerta en sendos partidos. En uno de ellos, anotó un auténtico golazo, regateándose a jugadores rivales des del medio del campo y finalizando con una espectacular vaselina.

En los primeros dieciocho partidos, Dalian Atkinson anotó once goles. Ocho de ellos, vinieron después de la incorporación de Saunders. El delantero galés llevaba siete.

Pero Atkinson se lesionó, y mantuvieron al inglés apartado de los terrenos de juego durante prácticamente tres meses. Su entrenador está convencido de que esta lesión fue clave. “Si él no se hubiera lesionado, creo que habríamos ganado la Premier League. Atkinson y Saunders eran la mejor pareja de atacantes de la liga”.

Atkinson y Saunders, la pareja goleadora del Aston Villa. Foto: Getty Images

Los villanos, ya sin el ariete inglés, perdieron por 3 a 0 ante el Coventry City en el Boxing Day, pero se recuperaron con una espectacular racha de 4 victorias, con Saunders anotando en cada partido. El galés marcó en su vuelta en Anifield, ayudando a ganar por 1 a 2.

El Aston Villa siguió con su dinámica habitual, iba sumando puntos y ocupaban los primeros puestos. Consiguieron un empate que sabió a derrota en Old Trafford ante el Manchester United, su principal rival para la lucha por el título.

“Big fat Ron, big fat Ron – is it true your bottle’s gone?”

Los villanos empezaron a perder puntos, con una derrota por la mínima en el campo del Norwich City, y con un empate a cero en casa ante el Coventry City. El Manchester United, en cambio, encadenaba una buena racha de victorias y se aproximaban a la primera posición. Y de aquí viene el cántico que entonaban los aficionados de los red devils. “Big fat Ron, big fat Ron – is it true your bottle’s gone?”

Ya en la penúltima jornada de liga, los villanos perdieron en su estadio por 0 a 1 ante el Oldham Athletic, y esta derrota proclamó campeón al Manchester United.

Blackburn Rovers 1994/1995

En toda la historia de la Premier League, tan sólo cinco equipos –al finalizar esta temporada 2015/2016 serán seis, pues sólo pueden ganar Leicester City o Tottenham- han conseguido levantar este trofeo. Cuatro de ellos son muy deducibles: Manchester United (14), Chelsea (4), Arsenal (3) y Manchester City (2). El equipo que falta es el Blackburn Rovers, pues en la temporada 1994/1995 se hizo con el título.

Este equipo actualmente juega en la Championship, y es conjunto de media tabla. Pero en los tres primeros años de existencia de la Premier League, los rovers no bajaron de la cuarta plaza. En la primera temporada, quedaron cuartos. En la 1993/1994, segundos. Y en la 1994/1995, rompieron la racha de los red devils y se proclamaron campeones de la Premier League.

Fue el segundo título de los Rovers desde 1914.

Aquel conjunto estaba dirigido por el carismático Kenny Danglish, ex entrenador del Liverpool. Y en el equipo se encontraban jugadores como Tim Sheerwood –ex entrenador del Aston Villa esta misma temporada- , Graeme Le Saux, Colin Hendry y el mítico Alan Shearer, que era la estrella indiscutida del club.

Alan Sherar con la corona de campeón de la Premier League. Foto:The Guardian
Alan Sherar con la corona de campeón de la Premier League. Foto:The Guardian

Los Rovers levantaron el título con 27 victorias, 8 empates y 7 derrotas. Además, anotaron ni más ni menos que 80 goles y tan sólo encajaron 39.

Cómo no, Alan Shearer fue el pichichi de esa edición de la Premier League, con la espectacular cifra de 34 goles en 42 partidos. El delantero inglés formaba una dupla perfecta con Roy Sutton, que anotó 15 tantos.

De los 80 goles que el Blackburn Rovers anotó esa temporada, 15 vinieron de las botas de estos dos delanteros.

Shearer y Roy Sutton levantando la Premier League. Foto: Getty Images

La Blue Army encadenó ocho partidos consecutivos sin conocer la derrota, pero el octubre fue un mal mes para los de Danglish. Dos derrotas, un empate y dos victorias fue el balance de aquel mes, pero perdieron por 2 a 4 ante su máximo rival por el título de liga, el Manchester United.

Tuvieron que pasar doce encuentros para que el Blackburn volviera a conocer la derrota en liga. Y otra vez fue el Manchester United quién los ganó.

Pese a que en los últimos cinco partidos de liga de los hombres de Danglish perdieron tres, los Rovers se proclamaron campeones de la Premier League en el penúltimo partido y ante su afición, cuando ganaron por 1 a 0 al Newcastle con un gol de Alan Shearer.

Una vez terminada la temporada, Kenny Danglish abandonó el club por la puerta grande.

Nottingham Forest 1994/1995

El Blackburn Rovers no fue la única sorpresa de la temporada 1994/1995. El Nottingham Forest capitaneado por Stuart Pearce, que jugaba su primera temporada en la Premier League después de ascender de la Championship, terminó el año con una gran tercera plaza, que le daba acceso a jugar competiciones europeas.

El Nottingham Forest temía que la marcha del legendario Brian Clough del banquillo de los Reds al finalizar la temporada 1993/1994 le pasara factura. Pero no fue así.

El equipo entrenado por Frank Clark se reforzó de maravilla, con jugadores como Colin Cooper y Stan Collymore. Además, fichó a Bryan Roy para su equipo, y anotó 13 goles.

Collymore anotando un gol en Old Trafford. Foto: Seapicth
Collymore anotando un gol en Old Trafford. Foto: Seapicth

Para empezar bien la temporada, Roy anotó el gol de la victoria en el primer partido de la Premier League en el campo del Ipswich Town. Y Collymore marcó el único gol del Nottingham en el empate a uno ante el Manchester United.

El conjunto de Clark perdió su primer partido a finales de octubre, y ante el que sería el campeón de aquella edición de la Premier, el Blackburn Rovers. Después de esta derrota, el Nottingham encadenó una racha de cinco partidos sin conocer la victoria.

Pero los Reds tuvieron otra gran racha que permitió al conjunto de Nottingham terminar en la tercera plaza. En los últimos 13 partidos de liga, ganaron 9 y empataron 4.

Clasificarse por la UEFA fue un logro tremendo para el Nottingham Forest, pero no permitió a Collymore quedarse en el equipo, ya que fue vendido al Liverpool al finalizar la temporada.

Dos años más tarde, descendieron a la Championship. Volvieron a subir a la siguiente temporada, pero en su retorno terminaron en última posición.

Nunca se sabe qué equipo va a dar la sorpresa. Por cosas cómo estas, el fútbol es maravilloso.

VAVEL Logo