El West Ham resucita ante el Chelsea
West Ham-Chelsea. Foto:premierleague

Sin respuesta "Blue"

El partido iniciaba con el West Ham siendo el dominador del encuentro. Los de Antonio Conte habían saltado al césped algo dubitativos, perdiendo el esférico con facilidad, ya que el centro del campo se encontraba algo descolocado. 

El West Ham estaba siendo mejor en estos minutos iniciales y pronto lo demostraría, colocando el primero en el marcador. Una magnífica jugada colectiva, terminaba con el esférico llegando a las botas de Lanzini que, con una gran asistencia dejaba a Arnautovic en una muy buena posición dentro del área y con un fantástico remate con la zurda enviaba al balón al fondo de la red.

Arnautovic celebra con la afición su gol ante el Chelsea. Foto: premierleague
Arnautovic celebra con la afición su gol ante el Chelsea. Foto: premierleague

El conjunto "Hammer" no estaba permitiendo al Chelsea practicar su juego. Los visitantes no estaban nada cómodos y se podía reflejar en la desesperación de su línea ofensiva que, apenas podía crear peligro cuando llegaba al área rival.

La presión del West Ham en el campo del Chelsea estaba siendo asfixiante, dificultando la salida de los "Blues" que en más de una ocasión tenía que despejar el balón sin ningún sentido.

A partir del minuto veinte, el Chelsea comenzó a mejorar, atacando con más insistencia a sus rivales. Las combinaciones entre Eden Hazard y Álvaro Morata sumado a las constantes internadas de Marcos Alonso, estaban siendo protagonistas en los ataques del conjunto visitante. En el minuto veinticuatro, los "Blues" tuvieron una gran ocasión por medio de Kanté que, con un disparo desde fuera del área, obligaba a que Adrían tuviera que estirarse para evitar el empate.

Los mejores jugadores del conjunto "Hammer" estaban siendo Arnautovic y Masuaku. El carrilero francés estaba percutiendo continuamente la banda izquierda, desbordando una potencia increíble cada vez que atacaba. El delantero austriaco, actuaba como el referente ofensivo, peleando con los defensas y creando mucho peligro debido a la movilidad que estaba ofreciendo por toda la zona ofensiva.

Los primeros cuarenta y cinco minutos llegaban a su final, con el resultado de uno a cero favorable a los locales. En los primeros veinte minutos, el West Ham fue superior, no obstante, los hombres de Antonio Conte fueron creciendo en el partido pero sin llevar demasiado peligro.

Morata tuvo el empate

La segunda mitad comenzaba con un Chelsea bastante mejor. Los visitantes comenzaban a dominar el juego, llevando de una a zona a otra a su rival, tras monopolizar el control del esférico. El West Ha, sabía que debía mantener la concentración en esta segunda mitad para defender la avalancha "Blue".

David Moyes, satisfecho con el juego de su equipo. Foto: premierleague
David Moyes, satisfecho con el juego de su equipo. Foto: premierleague

Las llegadas sobre el área local eran constantes, sin embargo, no terminaban siendo muy peligrosas. El West Ham estaba muy encerrado e impedía jugar a su rival por el centro y conceder oportunidades claras. Los hombres de Antonio Conte empezaron a atacar por los laterales, concediendo mucho protagonismo tanto a Moses como a Marcos Alonso. 

El conjunto "Hammer" entregó al completo la posesión del balón y el Chelsea llegó a alcanzar el 74% de la posesión. Los visitantes estaban volcados sobre la portería contraria, pero no causaban excesivos problemas al guardameta del West Ham.

La mayoría de ocasiones de los "Blues" se resumían en tiros lejanos o centros al interior del área, no obstante, no estaba siendo el día de Morata, ya que en general había estado algo desaparecido en ataque.

Kanté se estaba convirtiendo en el mejor jugador del Chelsea, pues todo el juego pasaba por sus botas, tanto para generar ocasiones como para finalizarlas él. El centrocampista francés se extendía por todo el terreno de juego, apareciendo por todas las zonas del campo y generando mucho peligro a los contrarios.

Kanté, el mejor jugador "Blue" del encuentro de hoy. Foto: premierleague
Kanté, el mejor jugador "Blue" del encuentro de hoy. Foto: premierleague

A diez minutos del final, Morata tendría la mejor oportunidad para poner el empate. El delantero español recibía el balón en el interior del área, pero su disparo se marchaba pegando en el lateral de la red. Los visitantes continuaron intentándolo en vano, pues ya no se movería el marcador.

El West Ham tomaba impulso con estos tres puntos que le hacían estar más cerca de abandonar la zona de descenso. Mientras el Chelsea se alejaba aún más del liderato, ya que una victoria del Manchester City dejaría en catorce puntos la ventaja sobre el conjunto londinense. 

 

 

 

VAVEL Logo