Tottenham ganó y se metió en zona de Champions League
Son, Kane y Eriksen festejan el segundo gol. Foto: twitter.com/twitter.com/SpursOfficial

La Premier League no tiene descanso y continúa su marcha. En esta oportunidad, es la jornada número 17 que se jugó durante la semana. Algunos equipos buscaran acercarse al Manchester City, líder absoluto del campeonato, y que pierda algún punto. Otros, buscan acercarse a zona de Champions League o simplemente, sumar para no alejarse de esa zona roja que son los últimos lugares para nos jugar la próxima temporada en el Championship.

Ambas situaciones se darán en este encuentro que se jugará en la ciudad de Londres, entre el equipo local, Tottenham Hotspur, en el estadio mítico de Wembley donde, por este tiempo, es su casa, ante el Brighton, uno de los equipos que consiguió el ascenso la temporada pasada.

Por el lado del equipo que conduce tácticamente Mauricio Pochettino, desde la caída en el derbi de Londres ante el Arsenal, no encontraba la forma de sumar de a tres hasta que, en la fecha anterior, volvió al triunfo y con goleada ante el Stoke City por 5-0. Esa caída de rendimiento de los Spurs, hizo que el equipo cayera de estar en las primeras posiciones a encontrarse séptimo.

En cambio, su rival de turno que viene de caer derrotado ante el Huddersfield Town por dos tantos contra cero, buscará dar la sorpresa en su visita a Wembley para alejarse de la zona más peligrosa que se encuentra a cuatro puntos del último que hoy estaría desciendo que es el West Bromwich Albion, pero con cuatro equipos de distancia.

La novedad más importante para este equipo pasaba por la ausencia de su goleador, Glenn Murray, que ocupaba un lugar en el banco de suplentes. Mientras que, en el equipo local, contaría con la presencia de Erik Lamela como titular luego de casi un año.

Pero, más allá de esa situación, los de Chris Hughton, intentará sorprende al Tottenham y hacer un partido complicado en el que pueda llevarse los tres puntos, mientras que el equipo local harán lo posible para quedarse con el resultado que le permita acercarse a los puestos de Champions League la próxima temporada.

Aurier, abrió el camino

Robert Madley fue el encardo de dar inicio al encuentro entre Tottenham Brighton. Los primeros minutos el equipo de Pochettino se adueñaron del balón, intentaron jugar, sin tantas situaciones de peligro, pero si con el dominio y el control. El encuentro se jugaba por el lado de Son, y el que lo sufría era Ezequiel Schelotto, pero, que cerraba los caminos para cualquier jugador de camiseta blanca que quería pasar por ese lugar.

Pasaron 20 minutos para que Harry Kane tuviera su primera aproximación, luego de quedarse con un rebote en el área, buscaba rematar, pero Ryan le dice que no, y otra vez le vuelve a quedar el balón para el delantero de la selección inglesa, pero su tiro corre la misma suerte y la pelota termina en el tiro de esquina.

Los minutos pasaron y el dominio del Tottenham hizo que comenzara a acercarse más al arco rival. Tendría la oportunidad con un cabezazo de Son que se iba desviado, mientras que, nuevamente el goleador de los Spurs, buscaba abrir el marcador con un remate desde la puerta del área que quedaba en las manos de Ryan.

Pasaban los minutos y el conjunto local, impulsado por la gente que se encontraba en Wembley, seguía yendo en busca del primer tanto del encuentro. Con un equipo visitante que se cerraba atrás y salir de contra rápido, pero, ante las buenas combinaciones entre los jugadores de los Spurs ban a tener una nueva oportunidad en el pie izquierdo de Erik Lamela, pero la pelota se iba apenas por arriba del arco.

Lamela volvió a ser titular. Foto: twitter.com/SpursOfficial
Lamela volvió a ser titular. Foto: twitter.com/SpursOfficial

Pero, en algún momento los dirigidos por Hughton le iba a tocar responder, y ese momento llegaba pasada la media hora de juego, con un centro de Anthony Knockaert a la cabeza de Duffy que se quedaba en las manos de Hugo Lloris.

Pero tanto ir, en algún momento iba a tener su recompensa. A pocos minutos del final de la primera parte, Serge Aurier queda mano a mano con izquierdo en el sector derecho del campo, el jugador marfileño lanza el centro para Harry Kane, pero, la pelota se clava en un ángulo dejando a Ryan sin nada por hacer, mientras que los jugadores del Tottenham , se abrazan por la apertura del marcador.

Aurier festeja el primer gol del encuentro. Foto:twitter.com/SpursOfficial
Aurier festeja el primer gol del encuentro. Foto: twitter.com/SpursOfficial

Sin tiempo para más, los dirigidos por Mauricio Pochettino plasmaron la superioridad que tenían en cuanto al control del balón con un posesión de más del 75%, mientras que su rival sólo tenía el 22%, las situaciones de gol que, a pesar de que no fueron tantas, fue más que su rival que solamente llegó una vez al arco defendido por Lloris. Por eso, Tottenham justificaba, lo que era hasta el momento, el triunfo parcial ante el Brighton.

Son cerró el encuentro

El segundo tiempo estaba en marcha en Wembley y Brighton cambió su mentalidad para buscar la igualdad. Se animó un poco más y, Davy Pröpper, tuvo la oportunidad de marcar el empate, pero la pelota pasaba muy cerca del palo izquierdo de Lloris. Pero le duró poco, ya que Harry Kane buscaba marcar el segundo tanto, a pesar de que Ryan le decía que no, y luego sería la oportunidad de Lamela que remataba de zurda y el balón pegaba en el palo.

Luego, el partido volvió a ser el del primer tiempo, en el que los locales tenían la pelota buscaban llegar al arco rival para anotar el segundo gol que le diera tranquilidad, porque el resultado era corto y, los visitantes, podían conseguir alguna jugada aislada, marcar la igualdad, que lo intentaban, con un centro de Ezequiel Schelotto a la cabeza de Duffy y la pelota terminaba en las manos del arquero de la selección de Francia.

Pero más allá de esa oportunidad, el conjunto del entrenador argentino pudo aumentar la ventaja con dos remates del goleador del equipo, pero que el arquero del Brighton le sacaba la chance de aumentar el marcador. Después, sería el turno de Delle Allí de probar un disparo pero que se iba muy por arriba.

El resto del trámite no cambio. Brighton no quería recibir más goles. Tottenham intentaban aumentar la ventaja pero no encontraba la forma para lograrlo. Harry Kane con un gran tiro libre pudo haber marcado, pero la pelota pegaba en el palo. A tres minutos del final Son, de cabeza, finalmente, sentenciaba el triunfo del Tottenham por dos tantos contra cero. 

Son y Rose en el festejo del 2-0. Foto: twitter.com/SpursOfficial
Son y Rose en el festejo del 2-0. Foto: twitter.com/SpursOfficial

Con este resultado, el Tottenham aprovecha que tanto Arsenal como Liverpool igualaron sus respectivos partidos, y se posicionó en la cuarta posición en clasificación directa para la UEFA Champions League. Su próximo objetivo, bajar al líder Manchester City al que deberá enfrentar este sábado en Etihad Stadium.

VAVEL Logo