El Dortmund y el Wolfsburg, con la pólvora mojada
Dortmund y Wolfsburg empatan 0-0 | Foto: www.bundesliga.com

La jornada de domingo de la Bundesliga comenzaba con la sorprendente noticia que confirmaba la ausencia de Pierre-Emerick Aubameyang de la convocatoria de Peter Stӧger para el compromiso de la fecha 18 frente al Wolfsburg. El delantero gabonés fue apartado de la lista debido a problemas disciplinarios, algo que no es nuevo pues anteriormente durante la temporada ya había sido desafectado y sancionado por el club por comportamientos similares.

Ante la ausencia de la figura del conjunto local, y como ha sido habitual en el Dortmund, los jóvenes darían el paso hacia adelante. En este caso, el elegido para suplir al ausente fue Alexander Isak, el sueco de 17 años de edad.

Alexander Isak disputando el balón | Foto: Twitter @Bundesliga_EN
Alexander Isak disputando el balón | Foto: Twitter @Bundesliga_EN

Por el lado del conjunto visitante, la noticia estuvo en la presencia del suizo Renato Steffen, fichaje de invierno de esta temporada, en el banco de los suplentes.

El partido en el que el Wolfsburg visitó el Signal Iduna Park empezó bastante trabado, pues ambos conjuntos estaban afianzándose en el terreno y cometían faltas que no favorecían al ritmo del encuentro. El conjunto local buscaba y lograba apoderarse del añorado esférico para poder manejar los hilos del partido, mientras que el equipo dirigido por Martin Schmidt se replegaba con un orden admirable y esperaba su oportunidad de ganar la posesión.

Las primeras oportunidades del encuentro llegarían de la mano de los locales, quienes aprovechaban la banda derecha para generar peligro al portero Casteels. El primer tiempo, en general, vería la excelente conexión entre Yarmolenko, Kagawa, Piszczek, y el joven inglés, Jadon Sancho, quien se cerraba mucho para poder participar por el medio del ataque.

Sobre los veinte minutos del partido, el Wolfsburg se había logrado acomodar sobre el verde y esto se demostraba en las acciones, dado que la posesión del esférico era ahora compartida y alternada. Ambos equipos estaban bastante imprecisos en la entrega del balón. Los visitantes aplicaban una presión alta que incomodaba al Dortmund que cambió de estrategia y empezó a usar el contragolpe como principal arma de ataque.

De esta manera llegaron las oportunidades más claras de la primera mitad. Sancho y Kagawa eran los encargados de dirigir el balón en medio campo y dar inicio a la contra, mientras que Isak distraía a los defensores con sus corridas y Yarmolenko era quien remataba al arco. Sin embargo, el ucraniano, Yarmolenko, fallaría en dos oportunidades con remates de derecha, mostrando que su pierna hábil es la zurda y le cuesta bastante utilizar la diestra.

Sancho, una de las figuras, con el balón | Foto: Twitter @Bundesliga_DE
Sancho, una de las figuras, con el balón | Foto: Twitter @Bundesliga_DE

Los visitantes también generaban peligro, pues hacían uso de Brekalo y el capitán Verhaegh, por banda derecha para poder buscar cambios de frente y dañar con la creatividad de Malli y la velocidad del lateral William. En el minuto 33, Malli entregaba un pase de tacón dentro del área al delantero Origi quien remataba contra un defensor y conseguía un tiro de esquina. El jugador turco avisaba lo que tres minutos más tarde haría para conseguir la chance más clara del primer tiempo.

En el minuto 36, el número 10 del Wolfsburg recibía un balón en zona central al borde del área custodiada por Roman Bürki, e inventaba una jugada estéticamente sublime, pues con un taconazo dejaba a dos defensores sin opción de alcanzar la esférica y habilitaba a su compañero Didavi. El alemán remató de zurda y de primera intención. El balón iba cruzado, pero fue atajado de manera grandiosa por el guardameta suizo, quien con su pierna evitaba el primer tanto del partido.

El primer tiempo finalizaría con un remate de Isak que se iba desviado, tras la asistencia de Mario Gӧtze, y con el Wolfsburg como el conjunto que mejor hacia uso de la posesión que conseguía.

Tras quince minutos de descanso, los equipos volverían al terreno de juego con dos posturas distintas. Los muchachos dirigidos por Stӧger empezaron volcados al ataque y controlando el balón de excelente manera. Mientras que el Wolfsburg empezó igual que había empezado el primer tiempo, replegado, pero esta vez, intentando contraatacar.

Tres minutos después de iniciar el segundo tiempo, una serie de pases verticales de primera intención llevarían a que Mario Gӧtze habilitara al número 9, Yarmolenko, quien solo y frente al arquero Casteels remató con su pierna diestra por encima del larguero. Cinco minutos después, Kagawa desbordó por la banda derecha y envió un centro raso que atravesó toda el área chica hasta encontrar a Sancho quien, con poco ángulo, definió de zurda y estrelló el balón en el palo. Momentos después, la primera contra de los visitantes tendría lugar. El mediocentro Guilavogui habilitaría a Origi para que definiera frente al portero, pero este salió rápidamente a achicar el ángulo y atajó el intento del belga.

Mario Götze durante el partido | Foto: Twitter @Bundesliga_DE
Mario Götze durante el partido | Foto: Twitter @Bundesliga_DE

Tras un inicio electrizante, ambos equipos bajaron un poco las revoluciones pero siguieron con el mismo planteamiento inicial.

El técnico Schmidt decidió mandar a su compatriota Steffen a la cancha, marcando su debut con la camiseta de los ‘lobos’ en el minuto 64. Inmediatamente tendría un impacto positivo en el partido, pues minutos después de entrar logró cabecear un centro desde el costado, aunque su remate se fue ligeramente desviado del arco local.

La mejor chance de los visitantes vino diez minutos más tarde, cuando el lateral William recibió un balón sobre el costado izquierdo y remató de media distancia. El balón iba dirigido de manera magistral al ángulo superior del segundo palo, pero Bürki tenía en mente otro plan para ese esférico y lo mandó al tiro de esquina con una atajada a mano cambiada digna de admirar.    

Los últimos diez minutos del juego mostraron a dos escuadras que ya no lograban generarse peligro entre ellas. Además, los ánimos se calentaban y por ello, las únicas tarjetas amarillas del cotejo se dieron en este periodo.

Así terminó el encuentro entre el Borussia y el Wolfsburg, quienes dividieron puntos tras un 0-0 con muchas emociones. Quizás, los más beneficiados con este resultado fueron los visitantes, pues aseguraron mantener su posición en el duodécimo puesto en la clasificación y mantenerse alejados de la zona de descenso que los atormentó la temporada pasada. Los locales perdieron la oportunidad de sumar tres puntos más en casa y ubicarse en la segunda posición de la clasificación, en cambio, quedaron en la cuarta casilla, un punto por encima del quinto. 

VAVEL Logo