Chicago está ‘on fire’
@ChicagoFire

Chicago está ‘on fire’

El conjunto de Illinois logró una nueva victoria que le permite tomar aire de cara a un final de temporada que se presenta muy difícil. Las pocas opciones de clasificar a PlayOff´s les hace replantear de nuevo la temporada.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez
Chicago FireSánchez; Hasler, Kappelhof (Johnson, min. 79), Schweinsteiger, Vincent; McCarty, Bronico; Katia, Mihailovic (Conner, min. 72), de Leeuw (Edwards, min. 63); Nikolic.
Orlando City SCBendik; Sutter, O’Neill (Mueller, min. 46), Spector, Ascues; Rosell, Yotún; Colmán (Da Silva, min. 69), Kljestan, El-Munir; Dwyer.
MARCADOR1-0, min. 2, Nikolic. 2-0, min. 27, Katia. 3-0, min. de Leeuw. 4-0, min. 69, Nikolic.
ÁRBITROAllen Chapman (USA). Amonestó a Katai (min. 57).
INCIDENCIASVigesimonovena Semana de la Major League Soccer 2018. Este encuentro se disputó en el Toyota Park (Bridgwview, IL).

El conjunto local logró llevarse la victoria tras varias semanas de descanso por diferentes compromisos. Desde el inicio, el Fire fue muy superior, consiguiendo adelantarse en los primeros minutos, para antes del final de la primera mitad consiguieron anotar un segundo gol que dejó muy de cara la victoria. En la segunda parte y con los visitantes volcados en el ataque, el Fire consiguió anotar dos goles que certificaron los tres puntos.

Orlando comienza las vacaciones 

Chicago Fire volvía a competir en la MLS tras varias semanas de descanso y esta ausencia le permitió salir al terreno de juego con ganas de lograr una nueva victoria. Y logró su objetivo en los primeros minutos cuando de Leeuw habilitó un balón al área pequeña donde apareció  Nikolic para empujar el balón al fondo de la red.

Pero ahí no acabó el asedio local que a los pocos minutos realizó un disparo desde fuera del área que que pasó a escasos centímetros de la escuadra.

Desde ese instante, el equipo local fue perdiendo importancia con el balón, lo que permitió a Orlando comenzar a cobrar importancia en el partido. Esto fue gracias a un jugador como Uri Rosell, que logró desplegar su mejor juego y marcar el ritmo de juego. Sin embargo esto no significó que lograsen llegar con peligro al área, ya que todas sus acciones finalizaban en la defensa.

A pesar de esta igualdad momentánea, los locales no le perdieron la cara al partido y continuaron insistiendo a cuentagotas sobre la portería rival, hasta que a apenas unos minutos de la media hora, aprovecharon un error del guardameta visitante para ampliar su ventaja. Mihailovic se hizo con el balón y lo cedió a Katai para que este anotase a portería vacía.

Desde ese instante, Orlando City tomó el control total de la pelota, jugando los siguientes minutos en campo rival. De manera constante insistió sobre la portería defendida por Richard Sánchez y salvo un par de acercamientos con centros desde las bandas, no consiguió poner en problemas al guardameta.

Con este desarrollo de partido, la primera mitad llegó a su final con la victoria encaminada para el equipo local.

Chicago recupera confianza

La segunda mitad comenzó con el conjunto local desbocado y asediando la portería de un rival que no era capaz de detener el vendaval de juego que se le venía encima. Constantes ocasiones hasta que Michael de Leeuw completó una gran actuación al anotar su primer gol de la temporada tras recuperarse de la lesión.

Tras este tanto, los visitantes volvieron nuevamente hacerse con el control de la pelota y a tener las mejores llegadas. Consiguió acumular varios acercamientos, aunque continuó sin poner en problemas al portero del Fire.

Sobre el ecuador de la primera mitad y con los visitantes volcados en el ataque, el equipo del la ‘Ciudad del Viento’ logró sorprender a la contra para anotar un cuarto gol que dejaba la victoria visa para sentencia. Edwards condujo el balón hasta las inmediaciones del área para habilitar a Nikolic y que el húngaro anotase nuevamente un doblete.

Este resultado tan abultado no hizo que los ‘leones’ perdiesen la cara al partido y continuasen insistiendo para lograr un gol que les permitiese dibujar el resultado y no caer de manera sonrojante.

Conforme el encuentro fue acercándose a los minutos finales, Chicago Fire acumuló varias llegadas en las que pudo cerrar el resultado con una ‘manita’, pero los delanteros no estuvieron acertados.

En el último minuto, Dwyer gozó de la ocasión más clara para haber conseguido al rematar solo en el punto de penalti, un balón que obligó por primera vez en el partido a Richard Sánchez a reforzarse para detener el balón.

Tras esta acción finalizó un partido en el que los locales se mostraron muy superiores y eso les permitió volver a encontrarse con los tres puntos en una temporada que está prácticamente finalizada.

VAVEL Logo