Empate en el duelo de pistoleros ingleses
@NewYorkRedBulls

Empate en el duelo de pistoleros ingleses

Un ‘hat-trick’ de Wright-Phillips aguó lo que parecía una fiesta del conjunto local. En tres ocasiones el DC United logró adelantarse en el marcador con una maravillosa actuación de Rooney, pero su compatriota se encargó mantener con vida a su equipo.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez
DC UnitedHamid; Robinson (Fisher, min. 46), Birnbaum, Brillant, Mora; Canouse, Moreno; Arriola (Stieber, min. 81), Acosta, Segura (Asad, min. 63); Rooney.
New York Red BullsRobles; Murillo, Parker, Long, Lawrence (Lade, min. 90+10); Adams, Davis (Muyl, min. 65); Rztakowski, 'Kaku' Gamarra, Royer (Ivan, min. 75); Wright-Phillips.
MARCADOR1-0, min. 25, Arriola. 1-1, min. 41, Wright-Phillips. 2-1, min. 64, Rooney. 2-2, min. 76, Wright-Phillips. 3-2, min. 87, Acosta. 3-3, min. 90, Wright-Phillips.
ÁRBITROAlan Kelly (IRL). Amonestó a Rzatkowski (min. 67), Gamarra (min. 90+7), Murillo (min. 90+8)
INCIDENCIASAtlantic Cup. Vigesimonovena Semana de la Major League Soccer 2018. Este encuentro se disputó en el Audi Field (Wasshinton, DC).

Los neoyorkinos rescataron un empate en un partido muy difícil y en el que siempre fueron a remolque. Pero la aparición del delantero inglés, Wright-Phillips les otorgó la posibilidad de empatar. Desde el inicio del encuentro el equipo local llevó al iniciativa, consiguiendo adelantarse en el marcador, pero su rival consiguió igualarlo en los minutos finales. En la segunda parte el conjunto capitalino continuó siendo mejor que su rival, pero estos lograron igualarle en todo momento, dejando finalmente a igualdad en el luminoso.

Igualdad en todos los aspectos

Como cabría esperar, la importancia de este partido quedó demostrada desde el primer minuto, con una gran intensidad por parte de ambos rivales. En juego estaba algo más que la Atlantic Cup o el orgullo. Los dos equipos necesitaban una victoria de manera obligatoria para poder continuar con sus opciones para PlayOff´s los locales y la Supporter´s Shield los visitantes.

Tras un inicio en el que ninguno de los dos consiguió mostrar superioridad sobre su rival, aunque sí, acumular llegadas al área, fueron los visitantes los que tuvieron las más peligrosas, con un par de centros desde las bandas que los delanteros no estuvieron acertados a la hora de rematar.

Cuando la intensidad del encuentro disminuyó, los locales aprovecharon una falta de concentración de la defensa neoyorkina para adelantarse en el marcador del Audi Field. Luciano Acosta robó un balón para tras una conducción hacia portería dejar sólo a Arriola. El interior estadounidense logró superar la guardameta con un disparo cruzado.

Este gol provocó una reacción en el New York Red Bulls. Los visitantes comenzaron un acoso y derribo sobre la portería capitalina que llevó al guardameta de estos a tener que esforzarse para mantener la portería a cero.

Sin embargo, a pocos minutos del final de la primera mitad un error esta vez del lado local, permitió a su rival igualar el marcador. Quien si no, Wright-Phillips el que consiguió sacar provecho de un fallo de Hamid y con una chilena poner el empate a un gol en el luminoso.

En los momentos previos al descanso, DC United trató de sorprender y anotar un gol que les llevase nuevamente a colocarse con ventaja. Pero les fue muy difícil superar a la defensa neoyorkina, llegando al final de los 45 minutos con la igualdad en el marcador.

BWP cierra un maravilloso ‘hat-trick’

La segunda mitad comenzó con una disminución en la intensidad del juego por parte de ambos equipos. A pesar de ello los visitantes fueron los que tuvieron una mayor insistencia sobre la portería rival, aunque no logró convertir esto en ocasiones manifiestas de gol.

Con los neoyorkinos teniendo el control de la pelota y tratando de marcar el ritmo del partido, los locales se vieron abocados a buscar en los contraataques su mejor arma para llevar ellos también peligro a la portería de su rival. Para reforzar esta idea el entrenador dio entrada a un jugador como Asad, que dio la verticalidad necesaria al equipo.

El objetivo llegó a los pocos minutos cuando apareció la figura de los locales, Wayne Rooney. El delantero inglés consiguió definir de manera exquisita un centro desde la banda derecha, orientando el remate con el interior de su pie y haciendo imposible la esturada del guardameta.

Sin embargo, la respuesta del conjunto neoyorkino no tardó en llegar y a los pocos minutos, nuevamente Wright-Phillips apareció para poner las tablas en el marcador. El delantero controló un balón en el borde del área, y aprovechando un rebote en la defensa de su rival, anotó un segundo gol para su equipo.

Pero poco tiempo le duró la alegría al los visitantes. ‘Lucho’ Acosta controló un balón en el lateral del área y tras superar a su rival en velocidad, encaró portería. Con una sutil definición de vaselina superó al portero y puso por tercera ocasión a los locales por delante en el marcador.

Pero el partido aún dejó más sorpresas. En la siguiente acción al gol local, ‘The King of the goal’, más conocido como Bradley Wright-Phillips remató al fondo de la red un centro desde la banda izquierda, que ponía por tercera ocasión el empate en el marcador, y daba al delantero un nuevo ‘hat-trick’.

Sin embargo, con el tiempo cumplido, los locales estuvieron a escasos centímetros de haber logrado un cuarto gol, que hubiese desatado la locura en el estadio. Birnbaum remató de cabeza al palo un saque de esquina que hubiese sido el colofón a un partidazo.

Pero el marcador ya no se movió y el encuentro se cerró con un justo empate que deja a ambos equipos lejos de las aspiraciones con las que comenzaron 90 minutos atrás.

VAVEL Logo