A pesar del resultado, el Bayern no tuvo fácil la victoria

A pesar del resultado, el Bayern no tuvo fácil la victoria

El Bayern de Múnich visitaba al SL Benfica con motivo a la inauguración del grupo E de la UEFA Champions League. Un partido difícil que el equipo alemán pudo sacar adelante en tierras lusas a pesar de las serias amenazas del Benfica.

ignacio-marcano-vazquez
Ignacio F. Marcano Vázquez
SL BenficaOdisseas Vlachodimos; André Almeida, Rúben Dias, Jardel, Álex Grimaldo; Ljubomir Fejsa, Eduardo Salvio (Gabriel, min.62), Pizzi (Rafa Silva, min.62), Gedson Fernandes (Zivkovic, min. 75), Franco Cervi; Haris Seferovic.
Bayern MünchenNeuer; Kimmich, Hummels, Boateng, Alaba; Martínez (T. Müller, min. 88), Sanches, James (Goretzka, min. 79), Robben, Ribery (Gnabry, min.62); Lewandowski.
MARCADOR0-1, min.10, Lewandowski. 0-2, min. 54, Renato Sanches.
ÁRBITROAntonio Mateu Lahoz. Amonestaciones: Joshua Kimmich (min. 18), L. Fejsa (min. 22), Jardel (min. 39), M. Hummels (min. 52).
INCIDENCIASPartido correspondiente a la jornada uno de la Fase de Grupos de la UEFA Champions League del Grupo E. SL Benfica vs Bayern München en el Stadio Da Luz.

El Bayern de Múnich volvería a verse las caras con el SL Benfica tras 2 años y 5 meses de ausencia de enfrentamientos entre ambos. El último partido, en 2016, no fue para ninguno de los dos equipos, el marcador resultó ser de 2-2 en aquel partido de Champions del 13 de abril del 2016 en Lisboa, en la casa del Benfica. Lo que verdaderamente importaba sucedió hoy, hace unos pocos minutos. Ambas escuadras históricas en su correspondiente país, se midieron cara a cara en un enfrentamiento duro, técnicamente espectacular y con destellos de calidad por doquier.

Comenzaría el partido con alineaciones de lujo, los directores técnicos no se guardarían nada. Sus estrellas estaban presentes en su totalidad, exceptuando jugadores excluidos de la convocatoria por lesión como: Thiago Alcántara, Tolisso y Kingsley Coman por el Bayern y Jonas por el Benfica. Comenzaría a rodar el esférico con dominio total del Bayern en los primeros 5 minutos de encuentro, un juego de “tiki-taka” como al que nos tienen acostumbrados los bávaros constantemente deslumbraría a propios y extraños en el Stadio Da Luz.

A partir del minuto 8 el partido se tornaría bastante igualado. El Benfica y el Bayern lucharían frente a frente en el centro del campo, la clave del partido se encontraba allí sin duda alguna. El equipo de Múnich llegaría por primera vez al arco rival en el minuto 9 gracias a una maravillosa jugada colectiva que daba inicio desde la portería, con Manuel Neuer, y que acabaría en gol de Robert Lewandowski después de un pase magistral de Ribéry.

Posteriormente, el Benfica intentaba recomponerse del golpe duro que le había propinado el equipo alemán con ese gol “tempranero”. La clave para los hombres de Rui Vitória era esperar un error del Bayern en ataque para salir jugando y sorprender a la defensa bávara. De momento no les funcionaba absolutamente nada a los portugueses.

Los portugueses cambiaron la táctica de ataque y empezaron a generar más peligro, llegadas más severas y constantes que antes llegarían gracias a las bandas del SL Benfica. La primera de ellas en el minuto 21, donde Salvio remató un balón que se fue por encima de la portería de Manuel Neuer. Entre los minutos 30 y 37, el Benfica lograría la clave para el posible desenvolvimiento futuro del partido, lograron desconectar a Ribéry y a James Rodríguez del ataque del Bayern para que así no generaran peligro en su portería.

El partido mantenía un trámite bastante pasivo, nadie atacaba, solo se pasaban la pelota de un lado a otro hasta encontrar algún espacio que permitiera hacer daño a su rival. El Bayern generaría, antes de irse al descanso, un contraataque fuerte y peligroso que el Benfica supo manejar de manera correcta tras un fallo del equipo alemán.

¡Al descanso finalmente!

El SL Benfica y el Bayern de Múnich volverían con las ideas frescas. El equipo portugués a intentar buscar el empate y, el equipo de Kovač, a calmar el partido hasta cansar al rival para así conseguir otro gol. No obstante, asimismo pasaría, el Bayern jugaría calmado los primeros 9 minutos de la segunda parte hasta llegar al área rival con certeza y anotar el segundo gol de la noche de la mano de Renato Sanches y James Rodríguez.

El desenvolvimiento del partido se daría de forma lenta después del segundo gol, los portugueses necesitaban un milagro para remontar o incluso empatar el duelo. Errores constantes del equipo bávaro le darían esperanzas concretas al Benfica. Neuer y la suerte de su equipo se las quitarían de a poco.

Los cambios empiezan a llegar y con ellos el nuevo rumbo del partido. El Benfica dominaría cómodamente pero sin llegar a la portería rival. Además, cuando gozaban de una oportunidad, la defensa y el guardameta del Bayern se las ingeniaban para negarles el gol. Parecía un partido donde podría haber un claro favorito con un partido fácil. Sin embargo, el Bayern no lo tuvo nada fácil en Portugal, donde “tragó amargo” en varias ocasiones a pesar de ganar.

VAVEL Logo