Colorado se lleva un
duelo descafeinado
Foto: 9news.com

Los Rapids se llevaron la victoria en uno de los partidos más grises en esta temporada de la MLS. Dos de los peores equipos de la competición se veían las caras en un partido en el que se vio una gran igualdad durante los primeros 45 minutos. En la segunda mitad se vieron goles por parte de ambos equipos, pero fueron los visitantes los que vieron el suyo reflejado en el marcador. Los Loons consiguieron anotar otros dos, pero el colegiado los anuló por fuera de juego en las acciones previas.

Sin apenas ocasiones

Encuentro sin apenas historia entre dos equipos ya fuera de los playoffs y que solo el honor y quedar lo más alto posible, fue motivo de buscar la victoria. Con este planteamiento, los dos equipos dejaron de lado la defensa y se volcaron en al ataque para tratar de adelantarse en el marcador. Esto provocó que Colorado Rapids fuesen los primeros en generar peligro a los pocos minutos, con una cuádruple ocasión en la que la defensa en dos ocasiones y el portero en otras dos, les negó el gol.

Como de costumbre y haciendo efectiva su falta de gol, los locales tuvieron cuatro ocasiones sobre portería, muy claras para haber anotado. Lampson logró desbaratar dos manos a manos, mientras que sus defensas, fueron los que sacaron en la misma línea de gol dos disparos que terminaron por desesperar a los jugadores del Rapids.

La respuesta de los locales no se hizo esperar y a los pocos minutos, una acción por banda derecha estuvo a punto de finalizar en gol. Ibarra consiguió llegar hasta la línea de fondo y colocar un centro al punto de penalti en don Darwin Quintero, libre de marca, no consiguió rematar con éxito.

A partir de este momento el partido enloqueció y perdió cualquier tipo de rigor táctico, convirtiéndose en un goteo de llegadas en ambas áreas. En este intercambio fueron los visitantes los que estuvieron más cerca de conseguirlo, aunque la falta de un delantero referencia, hizo que todas estas acciones no pusiesen en problemas a su rival.

El encuentro fue acercándose al final de la primera mitad sin que ninguno de los rivales lograse acertar de cara a gol. Esto hizo que el descanso llegase, con 45 minutos por delante para que alguno de los rivales lograse los tres puntos, o no.

Minnesota se queda fuera de juego

Los segundos 45 minutos comenzaron muy movidos, ya que al poco de comenzar, los locales consiguieron sorprender a su rival y en su primera llegada consiguieron adelantarse en el marcador gracias a un gol de Darwin Quintero. Sin embargo, la alegría duro pocos minutos ya que el colegiado, tras revisar la acción en el VAR, anuló el tanto por fuera de juego del delantero colombiano.

La alegría en ocasione va por barrios, y a los pocos minutos, fue a Colorado Rapids a quienes les tocó sonreír. En una acción por la banda derecha, Hairston colocó un centro al primer palo donde apareció Yannick Boli para anotar un golazo. El delantero ejecutó con un magnífico remate de cabeza que mandó la pelota a la escuadra, dejando al guardameta de piedra.

A pesar de este gol el encuentro no cambio y ambos rivales mantuvieron su presión sobre la portería rival. Aunque con menos claridad, los Loons fueron los que mayor presencia en área rival tuvieron, pero los delanteros no lograron realizar su mejor partido hasta el momento.

Con el paso de los minutos, la ventaja en el marcador hizo que los visitantes retrasasen varios metros sus líneas de presión, tratando de mantener los tres puntos que parecían encaminarse hacia Colorado. Los locales aprovecharon el ofrecimiento de su rival para provocar un continuo asedio sobre la portería de estos, pero no tuvieron el final buscado.

En el final del partido, cuando todo hacía parecer que los visitantes se llevarían la victoria, estos se llevaron un susto que les pudo costar caro. Minnesota United consiguió el gol del empate gracias a Ibson, pero nuevamente el colegiado, anuló la acción por un fuera de juego en el principio de la acción. Por segunda vez, fue Angelo Rodríguez el que entró en la jugada manteniéndose en fuera de juego.

Pero aún quedó tiempo para una acción más. En el último minuto del partido, superado el tiempo reglamentario, Nikki Jackson aprovechó un desplazamiento en largo para presentarse solo ante el portero y al que superó con una vaselina. Este tanto significó el segundo gol para su equipo y la victoria definitiva.

En la celebración del gol, se dio una tángana en la que varios jugadores fueron expulsados por parte de los dos equipos, dejando una nube negra sobre un partido ya gris de por sí.

VAVEL Logo