Un sorprendente United vapuleó al Leeds
Scott McTominay tuvo una noche soñada | Foto: Manchester United

Las primeras planas de todos los periódicos dominicales se llenaron con la previa de este encuentro, en el que se enfrentaría el irregular Manchester United con el necesitado Leeds, un encuentro que prometía una batalla en el mediocampo y fútbol de buen nivel.

Solskjaer apostó nuevamente por De Gea en la portería, Wan Bissaka y Luke Shaw en los laterales, y una defensa central con Harry Maguire como capitán y Victor Lindelof. En la referencia de ataque, pese a que Edinson Cavani llegaba con una buena racha y Anthony Martial atraviesa un muy mal presente goleador, el entrenador noruego se decantó por el delantero francés, dejando al ex PSG en el banquillo.

El juego comenzó en Old Trafford y todos los papeles iniciales se quemaron en solo tres minutos de comenzado el encuentro, ya que el Manchester United logró abrir el marcador a los pocos instantes, gracias a un precioso remate de Scott McTominay que ingresó casi rozando el poste izquierdo de un portero que se quedó sin reacción.

Cual boxeador cerca del knockout, Leeds sintió rápida y duramente el golpe que le asestó el local, aprovechando este para poder volver a golpear solo unos segundos más tarde, nuevamente con McTominay rompiendo por el centro, ingresando al área y definiendo ante la salida de Meslier.

Ya con la ventaja inicial, el Manchester United le cedió el balón al Leeds para incentivarlos a subir y generar espacios a sus espaldas que pudieran aprovechar los 'Red Devils' para contragolpear. Patrick Bamford contó con una ocasión para abrir el marcador, debido a un malentendido entre Fred y McTominay, pero el ex Middlesbrough definió muy abierto y no logró encontrar la red.

Tras un gol anulado a Bamford por offside, una buena jugada colectiva del United llevó a Bruno Fernandes a capturar un balón suelto y enviarlo de forma contundente al fondo de la portería para un 3-0 que, a priori, parecía exagerado para un trámite que no estaba tan dispar, pero que reflejaba la contundencia de un equipo contra las casi nulas ofensivas del otro.

El 4-1-4-1 que planteó Bielsa para el inicio del partido se vio claramente superado por el 4-2-3-1 de Ole Gunnar Solskjaer, con Fred y McTominay como defensivos, impulsando al United de atrás hacia adelante, mientras que Marcus Rashford, Bruno Fernandes y Daniel James fueron los que rompieron y llegaban mano a mano contra los centrales, generando una superioridad numérica que no pudo contrastar el Leeds.

Víctor Lindelof llevó la diferencia a 4-0, pero cerca del final de la primera etapa, Liam Cooper descontó de cabeza para, al menos, encender una chispa de esperanza en los corazones de sus fanáticos.

Ya en el complemento, el visitante salió obligado a intentar recortar la diferencia desde el principio, pero se encontró con un inspirado De Gea, que realizó algunas paradas que recordaron a su mejor versión de hace algunos años atrás.

Por su parte, el United volvía a apostar al contragolpe, con la conducción de Rashford y las aproximaciones constantes de Daniel James por el otro costado del campo. Justamente, fue este último quien, a los 65', aprovechó un gran pase filtrado de la gran figura del partido, Scott McTominay, y definió entre las piernas del guardameta rival.

Stuart Dallas para Leeds, y Bruno Fernandes de penalti para el Manchester United, llevaron el marcador al 6-2 definitivo que acerca al club de Old Trafford a las primeras posiciones, algo impensado con el débil inicio de temporada que tuvieron, pero que hoy parece haber mejorado.

En el horizonte de los Red Devils’ se aproxima el duelo ante Everton, por la Carabao Cup, en la víspera de Navidad, mientras que el Leeds, que necesita volver al triunfo para despegarse de los puestos de peligro, recién volverá a la acción el próximo domingo 27, cuando enfrente al Burnley por una nueva jornada de la Premier League.

VAVEL Logo