El Teatro de las Pesadillas, los viejos rockeros del 2016 y el monólogo red
Jamie Vardy celebra su gol contra el Tottenham. Vía: Getty Images

Un fin de semana más, el balompié más antiguo del mundo regresó a las televisiones de todos los aficionados, y, cómo no, dejó muchos comentarios previos a las grandes cenas de navidad en las familias, como goleadas o minutos finales de infarto.

  • Livepool goleador, Arsenal poco mordedor

La 14º jornada comenzó con la visita del Liverpool al Crystal Palace. Selhurst Park fue el escenario para abrir la mañana de tantos, y no se hizo esperar, puesto que el japonés, Minamino puso en ventaja a los ‘reds’ a los tres minutos. Mané y Firmino pusieron otras dos muescas en la culata para el 0-3, aunque no les fue fácil a los de Klopp, ya que las águilas se defendían con uñas y pico. Finalmente, sucumbieron a los disparos de los de Merseyside y cayeron otros cuatro goles, uno de Henderson con un gran lanzamiento, la confirmación del doblete de Firmino y dos zarpazos del recién sustituido Salah. Todo ello certificó el 0-7, una goleada que dejó con un semblante risueño en Roy Hodgson, por no llorar.

Tras la goleada en Londres, las cámaras enfocaron su atención en el sur, en el St. Mary’s Stadium, ya que allí se disputó el Southampton contra Manchester City. Una de las sorpresas de esta liga chocaba con uno de los candidatos al título, con lo que fue un duelo entretenido. Sterling pudo poner por delante a los de Pep Guardiola, sin embargo, los ‘saints’ devolvían este jarro de agua fría con amenazantes lanzamientos de esquina, los cuales tenían una consigna clara, que Vestergaard rematara todo. Ninguno de los seis córners le valieron al Southampton, que se fue de vacío y le dio la victoria a los ‘cityzens, quienes se aúpan a 8 puntos del líder.

Sin tiempo para reposar este mazazo para los de la costa sur, Everton y Arsenal se batieron en casa de los de azul. Este era un partido decisivo para Mikel Arteta, puesto que llevaba 6 jornadas sin conocer la victoria, y se le complicó aún más la cosa cuando Holding introdujo el esférico en su propia meta. Con un marcador en contra y las críticas de todo Twitter, Pépé pudo empatar desde los once metros, aunque Yerri Mina refrendó el 2-1 con su tanto en el 45’. En un ir y venir en los segundos finales, nadie se hizo con el control, y el luminoso no se movió, por lo que el Arsenal se quedó en 15º lugar, a tan solo 4 puntos del descenso, mientras que los ‘toffees’ subieron a puestos de Champions League.

El sábado se cerró con el Newcastle recibiendo al Fulham, otro con necesidad de sumar para alejar los fantasmas de Championship. Al borde del descanso lograron esto, ya que Ritchie marcó un tanto, pero en su propio arco, por lo que subió el 0-1. Callum Wilson, que está en racha esta campaña, batió a Areola de penalti y validó el definitivo empate a uno. De esta manera, los londinenses salen de las posiciones de peligro, y las urracas se mantienen en media tabla, aunque bajando su rendimiento.

  • Unos zorros a la caza del gallo 'spurs'

Salió el sol un día más en Inglaterra, algo normal, pero que en este 2020 nunca se sabe lo que puede pasar, como que la revelación del año pasado solo sume un punto a estas alturas. Es por ello que el Sheffield United se prometió vencer en el Amex Stadium, la casa del Brighton, e iba por buen camino con el tanto de Bogle. Lundstram comprometió a los ‘blades’ tras su expulsión, pero sus compañeros no se rindieron y llegaron con el luminoso favorable hasta el minuto 87. Fue en ese momento cuando apareció el espíritu de ‘Welbeckinho Welé’ para empatar en un córner y darle el punto a las gaviotas en un partido agónico para los dos equipos.

A la hora de comer, la organización de la Premier League nos llevó a la mesa el plato fuerte. Tottenham Hotspur y Leicester City se jugaban más que tres puntos, y es que, si los locales no ganaban, dejaban de ser líderes, mientras que los zorros se debilitarían en su lucha por la Champions League. Cuando todos se estaban levantando del sofá para ir al baño, o a sus quehaceres, en el descanso, el Leicester puso patas arriba el choque con el tanto de Jamie Vardy desde la pena máxima. Este fue un duro golpe para los de Mourinho, el cual, sumado al gol en propia meta de Alderweireld, provocado en gran medida por el pase de Albrighton y el remate de Vardy. Los viejos rockeros de aquel conjunto campeón ahí siguen dando guerra. El 0-2 fue el resultado final y puso a los ‘foxes’ como únicos perseguidores del Liverpool, por el momento.

Con este plato ya digerido, Manchester United y Leeds United eran los siguientes. Uno de los partidos más calientes históricamente en las islas volvía por primera vez desde el 2004 en la máxima categoría. Si bien antes decíamos que con el gol de Vardy muchos estaban levantándose de sus asientos, con el doblete de Mctominay ocurrió lo contrario, puesto que el escocés certificó el 2-0 en los tres minutos iniciales. Se ponía la cosa fea para Bielsa, pero aún le faltaba lo peor. Bruno Fernandes y Lindelöf anotaron también, con lo que el ‘Teatro de los Sueños’ se convertía en el ‘Teatro de las Pesadillas’ para los ‘whites’. Cooper demostró la valía del equipo recién ascendido, pero Daniel James y Fernandes les devolvieron a la realidad. Dallas maquilló el resultado final para el 6-2, aunque el Leeds United nunca se rehusó a seguir su estilo de juego.

Muchos tantos después, West Bromwich Albion y Aston Villa se jugaban los cuartos en su partido. Los villanos hicieron honor a su apodo, ya que El-Ghazi mató las opciones de los locales a los cinco minutos del inicio. Una roja a Livermore comprometió aún más al West Bromwich Albion, aunque aguantaron como pudieron. Ya con los ‘baggies’ muy cerca de la estocada final, Traoré y, de nuevo, El-Ghazi pusieron el 0-3 final en The Hawthorns.

Con casi todo resuelto, uno de los que también coquetea con el descenso, el Burnley recibió a los Wolves. Un equipo tan defensivo como son los 'clarets' podían sufrir contra un ataque tan contundente como el de los lobos, sin embargo, Barnes y Wood resolvieron la papeleta y pusieron el 2-0 a favor para los locales. Los de naranja estuvieron intentándolo con 15 disparos, pero ninguno entró, salvo el del joven Fábio Silva desde el punto de penalti.

El último partido de la jornada nos llevó al templo del Chelsea, Stamford Bridge. Allí llegó un vecino, el West Ham United de David Moyes y del motivado Haller tras su tanto de chilena. No obstante, Thiago Silva se encargó de que estos aires de grandeza fueran a menos, debido a su tanto a los diez minutos de encuentro. Con una disputa por el balón, por momentos incluso con los 'hammers' dominando, lo que pasó sobre el terreno de juego era un símil al cielo. La tormenta de Tammy Abraham se cernió sobre la portería de Fabianski para certificar su doblete y el 3-0 de la victoria 'blue'.

  • Resultados y goleadores:

Crystal Palace 0 – 7 Liverpool:

Minamino 3’; Mané 35; Firmino 44’; Henderson 52’; Firmino 68’; Salah 81; Salah 84’.

Southampton 0 – 1 Manchester City:

Sterling 16’.

Everton 2 – 1 Arsenal:

Holding 22’; Pépé 35’; Mina 45’.

Newcastle 1 – 1 Fulham:

Ritchie 42’; Wilson 64’.

Brighton & Hove Albion 1 – 1 Sheffield United:

Bogle 63’; Welbeck 87’.

Tottenham Hotspur 0 – 2 Leicester City:

Vardy 45’; Alderweireld.

Manchester United 6 – 2 Leeds United:

Mctominay 2’; Mctominay 3’; Bruno Fernandes 20’; Lindelöf 37’; Cooper 41’; James 66’; Bruno Fernandes 69’; Dallas 73’.

West Bromwich Albion 0 – 3 Aston Villa:

El-Ghazi 5’; Traoré 84’; El-Ghazi 88’.

Burnley 2 - 1 Wolves:

Barnes 35'; Wood 51'; Fábio Silva 89'.

Chelsea 3 - 0 West Ham United:

Thiago Silva 10'; Abraham 78'; Abraham 80'.

VAVEL Logo