El United debe sufrir para alcanzar la final de la Europa League
Los Red Devils llegan a 7 partidos sin perder ante la Roma. Foto: UEFA

El Manchester United perdió 3-2 ante la Roma pero, gracias al gran resultado conseguido en la Ida, jugará el partido decisivo en la UEFA Europa League. 

Los dirigidos por Fonseca salieron al campo con un 4-2-3-1. El técnico portugués, que dejará el banquillo al término de la temporada, no pudo contar con tres futbolistas: Veretout, Pau López y Spinazzola. Mirante, Bruno Peres y Mancini ocuparon sus lugares en el campo.

Solskjær utilizó la misma alineación que su rival. El noruego dispuso una rotación en el equipo titular ante la seguidilla de partidos que se le vienen. Lindelöf, McTominay y Rashford fueron reemplazados por Bailly, Van de Beek y Greenwood.

  • El United supo incomodar en la primera parte

La Roma salió con las líneas adelantadas sobre el campo. En los primeros minutos contó con dos situaciones a través de balones detenidos. Dos buenas actuaciones de De Gea impidieron que los italianos abriesen rápidamente el marcador.

El United no se apresuraba por atacar, se arriesgaba a que su rival tuviese el dominio de la posesión. Los italianos no estaban precisos en el último tercio de la cancha. El juego se empezaba a disputar en el mediocampo.

La Roma solo pudo asustar al United mediante balones detenidos. Foto: Sky Sports

Con el correr de los minutos, los Red Devils conseguían que el equipo local retrocediera a partir de la presión que ejercían y jugaban con el resultado para alimentar la ansiedad. Cavani pudo anotar para los visitantes, pero picó el balón ligeramente alto ante la salida de Mirante.

El ataque de los Rojiamarillos se iba apagando, ya que su rival se pudo acomodar en el campo. Cavani volvió a contar con otra situación de gol, tras una buena asistencia de Bruno, pero el portero salvó el disparo a quemarropa. Los ingleses seguían imprecisos en defensa y sufrían ante cada centro de la Roma que generaba peligro. De Gea volvió a lucirse y tapó un remate de Pellegrini dentro del área.

Sobre el final de la primera parte, el United abriría el marcador. Fred lanzó un gran pase en profundidad para Cavani que remató con potencia ante la salida de Mirante.

El uruguayo anotó 7 goles en sus últimos 6 encuentros. Foto: UEFA

El gol le dio confianza al United, que pudo ampliar el marcador en dos oportunidades. Primero, un disparó de Greenwood que pasó cerca del palo derecho. Luego, Cavani le dejó servido el balón en el área a Bruno Fernandes, que remató con rosca.

  • Los italianos cambiaron el chip en el complemento

La segunda mitad comenzó con un ritmo lento. La Roma tenía la posesión del balón pero ya no se mostraba ansioso por atacar. Por su parte, Solskjær decidió hacer modificaciones en el entretiempo para darles descanso a ciertos jugadores que llegaban con lo justo al encuentro (Shaw y Wan-Bissaka).

Sobre los 57 minutos, el conjunto italiano igualaría el partido. Pedro encontró a Džeko en el área chica y el bosnio solo debió empujar el balón de cabeza al fondo de la red. El empate entonó a los locales, que darían vuelta el marcador en apenas tres minutos. Fred perdió el balón con Pellegrini, que se lo cedió a Cristante. El volante disparó y batió a De Gea.

El gol del bosnio pudo generar el comienzo de la debacle del equipo visitante. Foto: UEFA

Los Rojiamarillos no se rendían y pudieron convertir un tercer gol. Sin embargo, el portero español evitó el tanto con un doble paradón. Mirante debió trabajar también para salvar la portería ante un buen remate de Cavani.

El conjunto inglés se acomodaría con el paso del tiempo y empezaría a generarle peligro a su rival. A los 68 minutos, empatarían el encuentro. Bruno Fernandes lanzó un gran centro que conectó, sin marca, Cavani para anotar su doblete.

El uruguayo tuvo un gran partido y fue decisivo en la eliminatoria. Foto: UEFA

Tras la igualdad, el partido se convertiría en un ida y vuelta. Ambos equipos pudieron anotar su tercer gol. No obstante, los palos y los arqueros evitaron que sucediese.

Sobre el final, los italianos anotarían el gol de la victoria. Un centro pasado de Santos es aprovechado por el canterano Zalewski, que remató cerca del segundo palo. A pesar de que la eliminatoria estaba definida, Cristante pudo anotar de volea pero De Gea continuaba salvando a su equipo.

El United volverá a disputar una final de Europa League luego de cuatro años. El 26 de mayo irá a Polonia en busca de su segundo trofeo en la competición. La Roma se marcha con la cabeza en alto y la llegada de Mourinho al banquillo puede ser el inicio de un gran período para ellos.

VAVEL Logo