¡La Supercopa se tiñe de 'Blue'!
Ambos equipos nunca se habían enfrentado en una competencia oficial / Foto: UEFA

El Chelsea venció 6-5 en la tanda de penales al Villarreal, tras empatar 1-1 en los 120 minutos reglamentarios. El cuadro londinense se quedó con su segunda Supercopa de Europa, la primera en 23 años (en 1998 había vencido al Real Madrid).

Los Blues salieron al campo con un 3-4-2-1. Tuchel llegó al encuentro con varias bajas, por lo que el canterano Chalobah tuvo una gran oportunidad de ser titular por primera vez en un partido oficial y ocupó la zaga defensiva junto a Zouma y Rüdiger. 

El Submarino Amarillo utilizó un 4-3-3. Emery arribó al duelo con todos sus futbolistas a disposición, a excepción de Dani Parejo que sufrió una lesión muscular en la pretemporada. Su lugar fue ocupado por Alberto Moreno que ha enfrentado durante largas temporadas al equipo contrario (jugó cinco años en el Liverpool).

Windsor Park fue el encargado de albergar la final de la Supercopa Europea. El estadio ubicado en Belfast (Irlanda del Norte) contó con un aforo de 13.000 espectadores (70% de su capacidad), aunque solo 1.200 eran aficionados del conjunto español.

El campo del club Linfield FC tomando color previo al partido / Foto: @VillarrealCF
  • Los Blues dañaron en el momento justo durante la primera parte

El Chelsea comenzó el encuentro buscando tener el protagonismo en el terreno con el dominio de la posesión aunque no lograban acercarse al área contraria. Los españoles aguardaban firmes en su campo y le cedían el balón a su rival.

Los dirigidos por Emery buscaban robar en zonas peligrosas, pero carecían de espacios para lastimar mediante el contraataque. El equipo inglés tardaría solo 6 minutos en generar una situación. Werner disparó en el segundo palo, pero se encontró con una gran mano de Asenjo que despejó el peligro.

Hudson-Odoi tenía dificultades para entrar en juego / Foto: UEFA

Instantes después, Kanté recuperó la pelota, probó desde larga distancia, pero el esférico se marchó rozando el poste izquierdo. Los Amarillos retrocedían cada vez más a medida que la final transcurría y se mostraban imprecisos en el mediocampo.

El cerrojo del Submarino obligaba a los Blues a tener una posesión larga que no encontraba la manera de lastimar en el último tercio. El conjunto español apenas llegaba con peligro, les duraba muy poco el balón y sus delanteros (Dia y Moreno) tenían escasa participación.

Sobre los 27 minutos, el Chelsea abriría el marcador. Havertz llegó a la línea de fondo y metió un centro raso, que no pudo conectar Werner, pero sí Ziyech. El marroquí no falló en el corazón del área y logró batir a Asenjo que estaba viviendo sus mejores minutos en la Supercopa.

El nacido en Países Bajos saldría luego por una luxación en el hombro derecho / Foto: UEFA

El Villarreal comenzaría a reaccionar tras el gol y cambiaría radicalmente su planteo. Alberto Moreno probaría desde la frontal y la pelota se marcharía desviada. Luego, una gran jugada individual de Foyth culminaría con un disparo de Dia que taparía el arquero Mendy con la pierna.

Sobre el final de la primera mitad, el portero del campeón de la Europa League bloquearía un buen disparo de Alonso que le había ganado la pulseada a la defensa rival. En la acción siguiente, Zouma se perdería la segunda anotación tras conectar incómodo un balón detenido. En la última jugada previa al descanso, Alberto Moreno volvería a generar daño y su disparo golpearía el travesaño.

  • El Villarreal reaccionaría a tiempo en el complemento

El Submarino Amarillo mantendría el mismo ímpetu durante el inicio. Su rival respondería de inmediato y Havertz tiró desde afuera del área un balón que pegó en el lateral de la red. El Chelsea estaba calmo con el esférico, a diferencia del Villarreal que le costaba robar en zonas de peligro.

Sobre los 53 minutos, los españoles volverían a toparse con el palo. Mendy se resbaló a la hora de sacar de portería. Dia recuperó la posesión y dejó a Gerard Moreno solo ante el portero, pero el poste evitaría el empate. El cuadro londinense se decidía a contraatacar a partir de los desajustes de su rival que se decidía a atacar con más hombres.

Gerard empezaría a preocupar al Chelsea luego del descanso / Foto: UEFA

Con el objetivo de que el tiempo transcurriese más rápido, Tuchel introdujo tres modificaciones dándoles descanso a los futbolistas de cara al debut por Premier League. Los últimos parones perjudicaron al cuadro español que volvía a perder el control del partido. A los 68 minutos, Estupiñán lanzó dentro del área, pero Mendy sacó una buena mano para evitar el empate.

Los ingleses se mostraban sólidos por la vía aérea. El buen rendimiento de Chalobah surtía efecto al ser el jugador con más intercepciones. Sobre los 73 minutos, el Villarreal alcanzaría la igualdadGerard Moreno jugó con Dia que le dejó de tacón de nuevo al delantero español que definió a la perfección ante la salida del portero francés.

Gerard vuelve a marcar en una instancia decisiva / Foto: UEFA

Durante los últimos minutos, el Chelsea buscaba reaccionar y apretaba al contrario para evitar disputar una prórroga. Los valencianos volvían a estar lejos de la portería contraria tras replegarse en su campo y comenzaban a sufrir los últimos minutos como consecuencia del cansancio acumulado.

  • El cansancio repercutió en la prórroga

Ambos equipos mantenían posesiones largas en los primeros minutos del tiempo extra. Unai Emery decidió introducir a Mandi con la intención de proteger el empate con cinco jugadores en la zaga defensiva. Daniel Raba intentó sorprender desde el centro del campo a Mendy, que estaba adelantado, pero el esférico se termina marchando por saque de banda.

A los dos finalistas les costaba llegar al área rival, ya que no querían perder por lo que evitaban arriesgar en defensa. A los 100 minutos, Pulisic recogió un balón dentro del área del Villarreal y su disparo se marchó cerca del poste izquierdo.

Asenjo en acción / Foto: UEFA

Luego del descanso, los Blues generarían una buena oportunidad para anotar. Mount se sacó la marca rival y ejecutó un gran disparo que fue atajado de buena manera por el portero español que despejó el balón al tiro de esquina. El Submarino Amarillo se quedaba sin fuerzas para salir a la contra y aguantaban el resultado como podían.

En los últimos instantes, el balón seguía siendo propiedad de los ingleses, que se plantaba con todos los hombres en campo rival. Los españoles intentaban llevar el partido a los penaltis con todo lo que les quedaba. Tuchel decidió ingresar a Kepa para que atajase en la definición desde los 12 pasos.

En la tanda de penales, el portero español fue el héroe tras tapar dos disparos. Las buenas conversiones de los jugadores blues surtieron efecto para que el Chelsea levante su primer título en la temporada y llegue de la mejor manera al inicio de la Premier League.

Kepa celebrando con sus compañeros tras atajarle el penal decisivo a Raúl Albiol / Foto: UEFA
VAVEL Logo