La falta de rodaje oscurece el debut del Manchester City
Son se echó el equipo a las espaldas sin Kane / Foto: Twitter @SpursOfficial

La Premier League presentó su primer plato fuerte este domingo entre dos conjuntos muy ligados estos últimos meses por el traspaso de Harry Kane. Tottenham y Manchester City daban inicio a su temporada dejando de lado el culebrón para brindar al espectador un encuentro digno de este calibre. 

El Tottenham de Nuno, que se estrenaba con los Spurs en liga, llegaba con tres victorias y dos empates en pretemporada pero sin Kane en la convocatoria. El técnico luso dejó en el banquillo a Gollini, a Bryan Gil y a Cristian Romero, que entró en los últimos cinco minutos, y apostó por lo habitual en la temporada pasada. Salieron así los locales: Lloris; Tanganga, Davinson, Dier, Reguilón; Skipp, Højbjerg; Bergwijn, Alli, Moura; Son.

El Manchester City contaba con la calidad de Jack Grealish como titular, que debutó en la derrota frente al Leicester en la Community Shield. Sin embargo, los citizens son uno de los favoritos para revalidar este año el título de campeón en la Premier. El once que usó Guardiola es el siguiente: Ederson; Cancelo, Rúben Dias, Aké, Mendy; Fernandinho, Gündoğan, Grealish; Mahrez, Ferrán, Sterling

La pólvora mojada en ambos conjuntos

El City comenzó dominando el juego presionando en un bloque medio-alto que obligaba a Son a buscar la espalda de Aké y Rúben Dias. El Tottenham, por su parte, tenía claro que la posesión no tenía por qué dar la victoria al City. Por ello decidió enfocar sus opciones de ganar en el contraataque cuando los de Guardiola dejaban un hueco tras adelantar el bloque con el 2-3-5 típico de la temporada pasada.

Con Jack Grealish como principal director de la orquesta, los skyblues llegaban a la portería de Lloris mediante triangulaciones por ambos costados sin mucha suerte en la finalización. Por parte de los locales, no fue hasta el 20' cuando los de Nuno tuvieron su mejor tramo en esta primera parte debido a los despistes de Benjamin Mendy en su parcela dejando entrever, una vez más, la gran debilidad del City: la falta de profundidad, agilidad y fluidez del francés por ese costado zurdo.

La gran ocasión del primer tiempo llegó en el 35' cuando Mahrez desaprovechó un balón muerto en el punto de penalti tras un centro de Sterling. El inglés gambeteó en la línea de fondo pero la frialdad en la delantera cityzen impedía adelantar a los pupilos de Guardiola. Cinco minutos después fue el surcoreano el que puso la réplica con un disparo desde fuera del área que rebotó en Cancelo. 

Tanganga firmó un gran partido / Foto: Twitter @SpursOfficial
Tanganga firmó un gran partido / Foto: Twitter @SpursOfficial

Son, al mando del barco del Tottenham

Los Spurs salieron en la segunda mitad con una chispa similar al último tramo y en el 55' fue Heung-min Son, la estrella asiática, el que abrió la lata con su pierna izquierda después de completar una gran contra. El toque de Moura a Bergwijn dejó en bandeja medio gol para que el surcoreano finalizara la jugada trazando una diagonal desde la banda derecha.

Tras el primer gol se rompió el encuentro. El autor de la asistencia, Bergwijn, tuvo el 2-0 en un mano a mano frente a Ederson, pero el neerlandés la mandó fuera. Desde ese instante, el Manchester City fue a por todas con ambos centrales buscando olfatear algún balón suelto en el área.

Mediante los centros de Cancelo o Mendy intentaban enchufar el pie con la red pero los skyblues no tuvieron su día. Ferrán, desconectado en muchos tramos, olió el empate en el 69' precisamente en un centro que midió Cancelo. Con la entrada de Kevin De Bruyne, Grealish y compañía siguieron buscando las tablas, pero el bloque defensivo de los de Nuno acabó por bloquear a los campeones de la edición pasada.

Guardiola no pudo solucionar la falta de gol de hoy / Foto: Twitter @ManCity
Guardiola no pudo solucionar la falta de gol de hoy / Foto: Twitter @ManCity
VAVEL Logo