El asedio 'red' no supera la muralla del campeón de Europa
Salah anotó su gol nº99 en Premier League / Foto: Twitter @LFC

Anfield y You'll never walk alone. El escenario perfecto para acoger uno de los choques más esperados de esta Premier League. Un Liverpool en auge frente a un Chelsea campeón de Europa y con la reciente adquisición de Lukaku. Sin duda, un auténtico duelo de titanes por el título de campeón.

Los reds, tras imponerse a Norwich y Burnley, saltaron al campo con la principal novedad de Roberto Firmino, que volvía a un once junto a Mané y Salah. Por tanto, Diogo Jota se quedó en el banquillo y Klopp apostaba por los siguientes jugadores: Alisson; Alexander-Arnold, Matip, Van Dijk, Robertson; Elliott, Fabinho, Henderson (c); Salah, Firmino, Mané

Los de Tuchel venían en un escenario similar ganando sus dos encuentros y con muy buenas sensaciones. Romelu Lukaku repitió como titular tras debutar con un tanto ante el Arsenal mientras que Azpilicueta cumplía 32 años y disputaba su partido nº300 en un mismo día. Los blues apostaron por: Mendy; James, Azpilicueta (c), Christensen, Rüdiger, Marcos Alonso; Jorginho, Kanté; Mount, Lukaku, Havertz

La ala derecha del Liverpool atosiga al Chelsea

El Liverpool comenzó presionando a su rival y atacando como flechas desde la parcela diestra a Marcos Alonso y compañía. Mohamed Salah como un puñal y Elliott con la frescura y la chispa necesaria para conectar entre sí. Sin embargo, los focos apuntaban al duelo más esperado en esta jornada: Virgil Van Dijk vs Romelu Lukaku. Dos bestias físicas en busca de la victoria.

Pasaban los minutos y la delantera londinense buscaba la portería rival, pero los de Klopp alejaban a Lukaku del área y conseguían desesperar a un Chelsea que no podía tocar el balón más lejos de su campo. Todo el dominio local fue apisonado por Havertz en el 22'. Una larga posesión de los blues acabó en un córner en el que el alemán se impuso a Robertson y conectó un cabezazo acrobático que pasó por encima de Alisson. 

Havertz puso el 0-1 tras imponerse a Robertson / Foto: Twitter @ChelseaFC
Havertz puso el 0-1 tras imponerse a Robertson / Foto: Twitter @ChelseaFC

El frenesí del descuento

El inicio del segundo ecuador de la primera mitad fue un punto de inflexión para los visitantes. La pausa y tranquilidad se imponían y la superioridad sobre un Liverpool cuyo tanto afectó se hacía notar gracias a la conducción de Kanté rompiendo líneas y la astucia del autor del gol, Kai Havertz. 

Por ese sector diestro de los reds es por donde llegaba el peligro del Chelsea. Desde ahí fue donde Mason Mount pudo doblegar la ventaja gracias al poderío físico de Lukaku, que protegió el balón, se giró y se impuso a Matip para dejar en bandeja al inglés el 0-2. No obstante, el balón no acabó entre los tres palos antes de la debacle en el descuento.

El verdadero momento clave llegó en los últimos cinco minutos de la primera parte. El encuentro cambió radicalmente para el Chelsea tras la expulsión de Reece James y el penalti transformado por Salah. Al igual que el primer gol, un córner tuvo el protagonismo. Un remate de Matip tras un fallo de Marcos Alonso acabó en el larguero y fue Reece James el que se ayudó de su brazo para cortar el empate. Sin embargo, Anthony Taylor revisó el VAR y expulsó al lateral, por lo que Salah se encargó de poner las tablas frente a su ex equipo desde los once metros.

Salah transformó el penalti para el 1-1 / Foto: Twitter @LFC
Salah transformó el penalti para el 1-1 / Foto: Twitter @LFC

La hecatombe del Chelsea tras la expulsión

El Chelsea notó la baja de Reece James y el Liverpool comenzó su asedio en la segunda mitad. Henderson, Fabinho y compañía lo intentaban frente a un Mendy que cumplía sin mucho nerviosismo y otros como Harvey Elliott volvían a aparecer con su dinamismo para sumar ocasiones. El campeón de Europa acabó por tener que sobrevivir. 

El encuentro se abrió para ambos equipos en los últimos diez minutos pese a no desfigurar el marcador. Mateo Kovačić conectaba con Lukaku para intentar batir a Alisson con la inmediata respuesta de Salah con un débil remate en el balcón del área. Sin embargo, un desconectado Jota y un desaparecido Mané no ayudaron al egipcio y a sus compañeros a cambiar el resultado, impidiendo romper la muralla blue en Anfield. 

Mendy detuvo todo el asedio del Liverpool en la segunda mitad / Foto: Twitter @ChelseaFC
Mendy detuvo todo el asedio del Liverpool en la segunda mitad / Foto: Twitter @ChelseaFC
VAVEL Logo