Muchas imprecisiones y poco fútbol

Southampton sufrió en casa, se impuso por la mínima diferencia y tomó un breve respiro en la carrera por salvarse de la zona del descenso.

Muchas imprecisiones y poco fútbol
Charlie Austin (Fotografía: Getty Images Europe)
Southampton
1 0
Swansea City
Southampton : Foster, Cédric Soares, José Fonte, Virgil van Dijk, Bertrand, Clasie ( Højbjerg, min. 54),Tadic (Martina, min. 81), Redmond, Long (Austin, min. 54)
Swansea City : Fabiansky, Naughton, Fernández, Amat, Kingsley (Rangel, min. 46), Sung Yongn(Montero, min. 66), Cork(Bastón, min. 82), Fer, Barrow, Llorente, Sigurdsson
MARCADOR: 1-0, min. 64, Austin
ÁRBITRO: Mike Jones (ING) amonestó a Long (min. 41) y Naughton (min. 89)
INCIDENCIAS: Partido válido por la quinta jornada de la Premier League 2016/2017 disputado en St. Mary´s Stadium

Partido a todo o nada en St. Mary's entre un Swansea necesitado de puntos y un Southampton con ganas de establecerse en la parte alta de la tabla tras una gran semana europea.

El inicio fue muy intenso, muy dinámico, con fútbol de primer nivel, el Soton tomaba el protagonismo. Se mostró  más  decidido, aunque estaba obligada a sumar de a tres para que pueda soñar con salir de la zona del descenso. Los cisnes sufrieron mucho y tampoco mostraban argumentos como para imaginar que sorprenderían St Mary´s  Stadium, Swansea no encontraba el camino para hacerle frente al dominio parcial del Southampton.

A los 8 minutos Swansea tuvo su primer intento a través de un tiro libro, tampoco tuvo fortuna apenas tuvo una llegada que podría haber capitalizado mejor. Un minuto después tuvo una segunda oportunidad bajo la misma fórmula. Fraser Foster fue una muralla, estaba intratable y sus reflejos fueron precisos.

En tres minutos la defensa de los cisnes quedó expuesta, dos errores puntuales en salida que podrían haberle costado estar abajo temporalmente. Swansea era muy inestable, sólo respondió por momentos a través de algunas individualidades.

El Soton continuaba acechando el arco de los cisnes, en cada ataque dejaba en evidencia todas sus carencias futbolísticas. Un momento complicado porque ambos necesitan resultados para reinventarse en esta nueva temporada. A los 18 minutos Fabiansky salvó a Swansea y evitó un golazo de Tadic. El conjunto local estaba mejor asentado pero en este maravilloso deporte cualquier cosa puede pasar.

Los cisnes mejoraron un poco, Llorente estuvo a paso anotar el primero y sorprender a Southampton. Una ocasión inmejorable,  muy difícil que se repita por cómo se desarrollaba el primer tiempo

Swansea encontró el camino para responderle con argumentos al conjunto local y mejoró colectivamente.  Se asociaba, generaba los espacios y le faltaba mayor precisión en definición.  El Soton perdió intensidad, tampoco arriesgó, el resultado parcial reflejaba lo que pasó en el campo de juego.  Un partido parejo, con pocos espacios y muy cerrado.  De cara al segundo tiempo, ambos tendrán que replantear sus esquemas tácticos.  

Cambio de actitud

En el complemento, Southampton cambió su actitud y entró mayor determinación.  El Soton se asociaba, era muy intenso aunque su principal problema radicaba en definición  demasiadas imprecisiones en este encuentro. Swansea volvió a sus viejas andanzas, errores puntuales defensivos, le ganaban constantemente las espaldas en el mediocampo y las bandas. Los cisnes la pasaban mal, con rendimientos muy irregulares.

Un segundo tiempo muy diferente con respecto al primer tiempo, los cisnes están empezando a complicarse con el fantasma del descenso.  La única forma de evitar dicha situación es sumar de a tres.

A los 55 minutos, Charlie Austin estuvo cerca de romper la igualdad sin goles. Southampton le metió un baile táctico muy difícil de contrarrestar. Fabiansky estuvo atento y evitó la caída de su arco.

El Soton dominaba tácticamente pero sus carencias en definición fueron evidentes y eso se vio reflejado en el marcador.  La ansiedad por querer ganar, le jugaba una mala pasada. Ninguno de sus intentos quiso entrar, el fútbol es así.

En el momento más inesperado, Charlie Austin anotó el primero y le daba un respiro a Southampton. Premio a la insistencia, perseverancia y sobre todo por no perder el equilibrio ante la ansiedad por plasma la ventaja.

Ahora sí era justo el resultado, el empate transitorio sin goles y por momentos fue muy mentiroso.  Swansea sumaba una nueva derrota,  aunque no hizo mucho para evitarla, estuvo muy lento en las transiciones de defensa a ataque y viceversa.

El primero fue un envión anímico para el Soton, tuvo las más claras, fue muy intenso y acechaba el área rival a tal punto que el segundo estaba al  caer en cualquier momento. Los cisnes sólo se apoyaron en sus individualidades,  sus errores puntuales en defensa le pasaron factura. Un partido para el olvido, los dirigidos por Guidolin no levantan su rendimiento desde que ganó 1-0 ante  Burnley en agosto. Una crisis que podría agudizarse si es que no empiezan a sumar ante rivales directos.  En la sexta jornada que se jugará entre el sábado 24 y lunes 26 de septiembre, Southampton visitará a West Ham United mientras que Swansea City será local ante Manchester City.