New York Red Bulls, un ejemplo de inclusión

La franquicia neoyorkina, en su apuesta decidida por la inclusión, abrirá un espacio dedicado a los seguidores autistas que quieran disfrutar del soccer en el estadio.

New York Red Bulls, un ejemplo de inclusión
New York Red Bulls, un ejemplo de inclusión // Imagen: newyorkredbulls.com

Cada temporada, el fútbol nos deleita con historias maravillosas, dignas de las grandes producciones de Hollywood y que enternecen los corazones de todos los aficionados. Seguidores ciegos que, guiados únicamente por el amor hacia unos colores, acuden puntualmente al estadio para animar a los suyos, niños y jóvenes con síndrome de Down que saltan al césped de la mano de sus ídolos, cumpliendo así su sueño, y un sinfín de historias más. En esta ocasión, el autismo, ese gran desconocido, cobra protagonismo de la mano de una de las mejores franquicias de la Major League Soccer, los New York Red Bulls de Bradley Wright-Phillips, Sacha Kljestan y compañía.

El trastorno del espectro autista, conocido popularmente como autismo, es un complejo trastorno neurológico, que se caracteriza por el establecimiento de conductas repetitivas y grandes dificultades con respecto a la comunicación y las relaciones sociales. Actualmente se calcula que, en nuestro país, existen 350.000 personas con autismo, es decir, algo menos del 1% del total de la población. Si el estudio se traslada a Estados Unidos, las cifras aumentan hasta casi alcanzar el 2%, y es que uno de cada 45 niños en Norteamérica es diagnosticado como autista.

Superarse a uno mismo  // Imagen: Soccerbible.com
Superando las barreras // Imagen: Soccerbible.com

En un intento por normalizar y visibilizar el autismo, los New York Red Bulls anunciaron el pasado fin de semana la creación de un espacio sensorial situado en la tribuna principal de su estadio, el Red Bull Arena. Este peculiar espacio, que estará disponible de manera gratuita siempre que los neoyorkinos jueguen en casa, ha sido especialmente diseñado para que, tanto los fans autistas como sus familias, puedan acudir al campo a ver a su equipo al tiempo que se mantienen alejados del bullicio generado en las gradas.  ¡Un auténtico lujo al alcance de muy pocos equipos de fútbol!

Vista desde la tribuna principal del Red Bull Arena // Imagen: New York Red Bulls
Vista desde la tribuna principal del Red Bull Arena // Imagen: New York Red Bulls

"El autismo afecta directa o indirectamente a muchas familias. Por este motivo queremos asegurarnos de que todos aquellos que acudan a nuestro estadio se sientan cómodos y tranquilos, garantizando una experiencia plenamente satisfactoria", declaró Marc de Grandpre, manager general del club.

Por si esto fuera poco, en el último encuentro liguero que enfrentó a los taurinos con Chicago Fire, todos los futbolistas lucieron dorsales en color azul celeste como muestra de apoyo a la campaña de concienciación impulsada por la asociación Autism Speaks. Del mismo modo, el cuerpo técnico y los periodistas acreditados portaron pines de apoyo a la iniciativa.

Robles luce el dorsal azul celeste el pasado fin de semana // Imagen: New York Red Bulls
Robles luce el dorsal azul celeste el pasado fin de semana // Imagen: New York Red Bulls

Un pequeño gran paso el dado por los Red Bulls. El soccer es mucho más que un simple deporte y, una vez más, queda constancia de ello. ¿Seguirán otras franquicias de la liga este ejemplo? Desde VAVEL, deseamos que así sea.


Share on Facebook