Jugar de local no le sienta bien

El Bournemouth desperdicio otra chance para escalar posiciones. Perdió 1-2 ante el Burnley por décimo cuarta fecha de la Premier League.

Jugar de local no le sienta bien
Foto: afcb.co.uk
Bournemouth
1 2
Burnley
Bournemouth: Begovic, Francis, Cook, Aké, Surman, Pugh, Arter, Daniels, Wilson, King, Ibe
Burnley: Pope, Cork, Tarkowski, Mee, Wood, Brady, Hendrick, Defour, Berg Gudmundsson, Ward, Bardsley
MARCADOR: 0-1, min. 37, Wood. 0-2, min. 65, Brady. 1-2, min. 79, King.
ÁRBITRO: Roger East.

El Bournemouth venia teniendo una temporada regular. Sin sobresalir en los puestos de arriba pero tampoco en el fondo de la tabla, el conjunto de Eddie Howe necesitaba conseguir los tres puntos en esta jornada. En esta Premier, su estilo de juego no ha sido muy vistoso. Las estadísticas indicaban una mayor cantidad de goles recibidos que goles convertidos pero los goles que hizo fueron determinantes. El 1-0 ante el Newcastle por la fecha 11° o el 2-1 ante el Stoke City en la jornada 9° demuestran este andar de escasos goles pero que sean efectivos. En esta competición, el equipo de Howe se ubicaba en 15° posición con solamente catorce puntos en 13 partidos jugados. Era un partido clave para escalar a los puestos de zonas europeas.

En esta fecha 14° de la Premier League, se enfrentó ante el Burnley de temporada muy buena. Equipo que se ubica en la séptima posición del torneo inglés y con un solo partido de los últimos cinco, se enfrentaron en el Vitality Stadium. El conjunto de Sean Dyche había ganado seis encuentros en condición de visitante, lo cual hizo que sea un fuerte importante para los Clarets. Con buena circulación de pelota y con dos centros delanteros como Chris Wood y Sam Vokes con seis goles entre los dos, el Bournemouth tenía una parada dura ante uno de los equipo sensación de la Premier League. Con Roger East como árbitro principal y los colores negros y rojos en todo el Vitality Stadium, se jugó otra jornada de la Premier League.  

Un solo equipo en el campo de juego

El partido comenzó con el equipo visitante teniendo las situaciones más claras. El Burnley tuvo las mejores jugadas para convertir el primer gol del encuentro pero no tenía suerte. Dos cabezazos del neozelandés Wood no tuvieron éxito, ya que uno pego en el travesaño y el otro tuvo una gran respuesta del arquero del Bournemouth, Asmir Begović. Mientras el equipo local se ponía más cerca de su arco, los Clarets seguían llegando. Con Chris Wood como eje de todo movimiento en ataque, el arquero Begovic se volvía la figura del equipo local. A los 39’ del primer tiempo, Robbie Brady encaro al defensor Simon Francis y con un disparo que reboto en Steve Cook, le quedo servida a Wood para convertir el primer gol del encuentro. 1-0 para el Burnley y desazón para los locales. Con este gol, el neozelandés llego a su tercer gol en esta Premier y se ubicó como uno de los goleadores de su equipo. Silencio en el Vitality Stadium y final del primer tiempo.  

Foto: Gol de Wood para el 1-0 parcial | .afcb.co.uk
Gol de Wood para el 1-0 parcial
Foto: .afcb.co.uk

El resultado final fue lo justo

Volvieron ambos equipos y la cuestión seguía igual. Un Burnley con total autoridad tenía la posición de balón y continuaba teniendo las situaciones más claras.  A los 65’ del segundo tiempo, se volvió muy cuesta arriba para el Bournemouth. Gran jugada de Robbie Brady y definición exquisita al palo del arquero y gol. 2-0 para el equipo de Sean Dyche y mucha tranquilidad para dicho conjunto. El Bournemouth no tenía la pelota y la pasaba muy mal en su cancha. A los 79’ del segundo tiempo, pase de pecho de Callum Wilson para que Jermain Defoe dispare hacia el arquero Nick Pope y con el rebote dado del portero, aparece Joshua King para convertir el descuento para los Cherries. 1-2 y generaba suspenso en el partido y esperanzas para los aficionados locales. Sin embargo, las pocas posibilidades que tuvo el Bournemouth fueron pobres para conseguir el empate. Pitázo final del árbitro Roger East y victoria más que importante para los visitantes.

Con este resultado, el Burnley se posiciono en la sexta ubicación de la Premier League, superando al Tottenham de Pochettino con 25 puntos. Por el otro lado, el Bournemouth sigue en la 15° ubicación con 14 puntos y quedó lejos de los puestos de zonas europeas. En la fecha siguiente, el equipo local jugara otra vez en su estadio y recibirá al Southampton mientras que el Burnley jugara en condición de visitante nuevamente frente al Leicester en el King Power Stadium.